lunes, 21 de marzo de 2011

Restaurante Ars Natura

Hasta hace unas semanas parecía que Cuenca, en lugar de estar a menos de doscientos kilómetros de Madrid, estaba a mil. Nada extraño si se tiene en cuenta que el viaje en coche raramente bajaba de dos horas en cuanto el tráfico de la A-3 se desbocaba o que el tren regional -conocido popularmente como "el ovejero"- tardaba casi tres horas en llegarse hasta la antigua estación. Así, desconectada de la realidad industrial, se fue construyendo una Vetusta que había entrado en el siglo XXI a lomos del funcionariado y de unos pocos servicios que, aparte del autoservicio más básico -debe ser una de las pocas capitales españolas sin una tienda de Zara-, cubrían la escasa demanda hostelera del turismo de fines de semana y festividades varias. Quién sabe si como consecuencia del aislamiento o de cierto conformismo inherente al espíritu conquense, la ciudad había quedado para los hábitos de la Semana Santa y la oferta gastronómica, salvo un par de excepciones, reducida a un puñado de restaurantes que ofrecían una dosis de tipismo -zarajos, morteruelo, cordero asado-, bien es cierto que lo suficientemente naive como para no caer en el esperpento.

Y sin embargo y a pesar de esta dinámica autodestructiva que había afectado a su riqueza arquitectónica, Cuenca sigue siendo una ciudad enormemente bella, una joya que hasta ayer estaba en la mitad de ningún sitio. Como a quien le toca la lotería, la han enchufado a Madrid por autovía y tren de alta velocidad, "la gran sequía, la gran remojá", que diría mi abuela. No debe ser tontería esto de las comunicaciones, porque desde que la ciudad se encuentra a menos de una hora de la capital, han aparecido algunas nuevas opciones gastronómicas. La más notable el restaurante del museo Ars Natura, un centro en el que se recogen (sic) "nueve Unidades Naturales que integran una gran variedad de ecosistemas". Diez, diría yo, porque el restaurante del museo lo gestiona Manuel de la Osa.


En la planta baja de esa especie de caja que es el museo, casi colgada en un balcón al barrio de los Tiradores, con una imponente vista sobre el casco antiguo se encuentra el restaurante. Techos altísimos, unas 30 plazas tan separadas en una sala en la que cualquier bistró francés podría haber metido tranquilamente cien sillas sin despeinarse, manteles de lino y una cubertería preciosa. El comedor tiene una sensacional presencia y los aperitivos, desde la mantequilla trufada, al delicioso aperitivo de caballa con encurtidos y aire de guindilla auguran un gran almuerzo, aunque el pan sea fácilmente mejorable. La selección de vinos está centrada en la oferta nacional con énfasis en los vinos de la tierra. Sin concesiones ni apenas sorpresas.

En la parte técnica, De la Osa se encarga de la gestión y el jefe de cocina es el catalán Jesús Segura -Arrop, Bálsamo de Fierabrás, R. de la Calle-. El menú de degustación, parece un intento comedido de introducir la cocina de Las Rejas en Cuenca. Porque en la carta, excepto en la parte relativa a las entradas, el resto ofrece lo que uno podría encontrar en cualquier restaurante de cierto nivel: jamón de Joselito, anchoas, salmón o terrina de foie. Es, como digo, en la parte de las entradas donde uno puede elegir la espléndida e hipersabrosa sopa de ajo caliente, las verduras ecológicas o el ajoarriero ahumado, todas con el sello de las Pedroñeras. Más agresiva es la propuesta del menú de degustación, de largo una opción más atractiva, en la que la dosis de riesgo se multiplica por diez con bocados maravillosos como el cremoso de piñones, trufa y piña o el foie, taninos de vino tinto.


La pequeña decepción con la propuesta de la carta se matiza con lo que se sirve en la mesa. La ensalada de perdiz, alubia y pimentos asados es fantástica -aunque quizá debería servirse con algunos grados más- y el plato del día, un arroz con pulpo y anisetes -marca de la casa de esa escuela a la que pertenece Segura- absolutamente sensacional. No alcanzan el mismo nivel los segundos platos. Es curioso el plato de pichón en dos servicios, donde se presenta el ave asada en un plato y una crema de patata con los interiores y uno de los muslos en otro plato. La ejecución es correcta, el pichón es de buena calidad, pero al plato le falta concreción. Lo mismo sucede con el cordero que ni tiene la piel crujiente con textura tierna y lechosa y aroma ahumado de la carne que se consigue en un asado clásico, ni la melosidad de las cocciones largas a baja temperatura. Me gustaron los postres, a la vez sencillos y deliciosos: tanto la gelatina de café con helado de avellanas y chocolate blanco, como la quesadilla con frutos rojos son una buena manera de cerrar el ágape.

"4 tónicas, 8 guarniciones, 16 ginebras", por ejemplo Fentimans con jengibre y Brockmans. Original manera de ofrecerte un gin tonic que se hace imprescindible para poder alargar la tarde y disfrutar de la impresionante vista en la que el sol de finales de invierno va cambiando con premura los tonos pastel de las casas de la zona alta de la ciudad.



Si nos abstrajésemos del entorno, que por sí mismo podría ser motivo suficiente para visitarlo, lo que encontraríamos es un buen comedor en términos absolutos, porque en la cocina está la suma de dos talentos que aseguran una buena pitanza. Si mezclamos ambos factores, entorno+gastronomía, hablamos seguro de una gran experiencia. Sin embargo, creo que podrían llegar mucho más lejos. A pesar de estar cerca de mi casa, o quizá por ello mismo, no tuve la sensación de estar comiendo en Cuenca. Por supuesto que hoy en día en cualquier punto de España se puede disfrutar de foie y ostras de primer nivel -nadie lo duda-, el producto llega a todos lados, pero es que aparte de algunas interpretaciones ciertamente sofisticadas de recetas tradicionales manchegas -herencia de Las Rejas-, no hay apenas reflejo de la despensa y tradición de la provincia -recordemos que Cuenca no sólo es La Mancha, también existen la Alcarria y la Serranía-. Una paradoja que esto suceda en un museo cuyo principal objetivo es dar a conocer la diversidad de la flora y fauna de la meseta sur.

Ars Natura es un gran restaurante ya, en términos "michelín" en mi opinión merece una estrella sobradamente, con el aliciente de poder comer por apenas 60 euros. Pero también creo que es una casa de la que debemos esperar más. O al menos yo quiero esperar más. Que los granates vespertinos de los tejados de las casas que bordean al Huécar se transformen en el plato en perdices. Que huela a pan del pueblo de Arcas, tan cercano, y que la próxima Semana Santa, fiesta grande en las cocinas de los hogares conquenses, sirva como inspiración y no sólo para llevar turistas.

Restaurante Ars Natura
C/ Rio Gritos, 516004, Cuenca
Tlf 969 219 512
Web: Ars Natura

134 comentarios:

Carlos dijo...

Por un par de razones obvias, hay que decir que el culpable de este texto no es Numeritos, sino yo.

Carlos dijo...

Curioso el L'Ame de Altolandón, malbec de la Manchuela. Con mucha estructura y acidez, todavía así le falta frescura. Not my cup of tea, pero un vino realmente bien hecho.

kalakahua dijo...

Carlos ha sido un buen intento, pero no nos engañas. Enhorabuena por el post, Numeritos.

emiliano dijo...

Gran post, Numeritos

Licenciado Vladimiro dijo...

Alguien ha probado el 12 Volts malloquín? Lo tengo para esta noche.

Carlos dijo...

Buen vino, Licenciado. Sin gran complejidad pero con mucha fruta, fresco y bien hecho, sin exceso de madera. El enólogo, Grimalt, fue el responsable del mejor vino español que he tomado hasta la fecha, el AN Son Negre.

Quizá un pelín caro para lo que da.

Numeritos dijo...

Se me ha olvidado poner en el post que el café es bastante bueno.

Carlos dijo...

Y las copas están muy bien servidas. Además me gusta mucho el menaje que han comprado.

Gordezuelo dijo...

Gran post, sólo una duda ¿en la primera frase el segundo "Cuenca" no debería ser un "Madrid"?

Carlos dijo...

Cierto Gordezuelo. El día que el word detecte estos errores me compro una licencia.

amfortas dijo...

Licenciado, a mí ese vinito me gusta bastante, tirando a mucho.

Licenciado Vladimiro dijo...

Se me ha metido en la cabeza cenar un risotto de salchichas italianas picantes con hinojos asados para ir con ese 12V. Voy a ver qué encuentro a tal efecto acá en FFM. Creo que un toque de tomate y jugo de carne le dará la sabrosidad necesaria.

Espeto dijo...

Licenciado, te digo lo mismo, un buen vino.

A ver si me lío la manta a la cabeza y me acerco por Cuenca de una vez. Que a mi edad no he pasado por allí ni siquiera con una excursión del colegio.

kalakahua dijo...

Quizá esa sea la razón por la que en Cuenca aún crecen los brotes verdes.

kalakahua dijo...

También de que las Casas Colgantes sigan Colgantes.

Carlos dijo...

Caius sobre el salmón ahumado. Producto que detesto desde mi estancia lionesa.

emiliano dijo...

Agradecería comentarios sobre el estado actual del restaurante El Bodegón.

Licenciado Vladimiro dijo...

Ese salmón suizo de 600+ CHF que tanto gustó a Apicius lo distribuía hace anhos la extinta Swissair. Podías encargarlo en el avión y te lo enviaban a casa. Siempre me pareció una locura. A mí, en mi modestia, el de Benfumat me gusta bastante, aunque comprarlo sea mantener a Sostres.

kalakahua dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
kalakahua dijo...

Reivindico el salmón crudo para todo. El desayuno con tostadas de pan de molde de Cala millor con lonchas de lomo de salmón crudo, aceite de oliva vírgen extra y sal Maldon es casi insuperable.

Yerga dijo...

Actual lo que se dice actual no Emiliano, pero hace unos tres años te podias encontrar con una cocina clásica mas que correcta, muy buena materia prima ,un ambiente elegante y unos precios mas elegantes todavía.

Carlos dijo...

Mi última experiencia en El Bodegón está caducada, Emiliano, pero creo que ya era propiedad del Vips y estaba Arbelaitz de "consultor externo". Lo recuerdo como un restaurante con pretensiones donde se comí bien sin más.

Numeritos dijo...

Emiliano, hace casi un año que no voy por El Bodegón, así que no tengo una opinión muy formada. Pero si te vale para algo te diría que es un puto antro que hay que evitar a toda costa.

kalakahua dijo...

Como veo que los ADLS está un poco tensos con sus recomendaciones, démonos un momento a la melancolía

kalakahua dijo...

Para aquéllos que no están a lo que hay que estar, aporto el corto del que hablan en el artículo. Mi Señora

JB dijo...

Alguna(s) recomendación sobre vinagres de calidad? me estoy quedando sin papilas gustativas probando algunos de Jerez que parecen ácido sulfúrico y no son precisamente baratos. Ahora, he aprendido: el próximo que no me guste va a la basura o a escabechar algo.

Mil gracias

JCM dijo...

Perdón, JB, además de una marca de güiski, soy yo

emiliano dijo...

Ante la ausencia de noticias frescas sobre El Bodegón, no voy a tener más remedio que preguntar en Salsa de Chiles, a ver si ahí están un poco más actualizados.

kalakahua dijo...

Te dirán "sigue estando a un muy buen nivel, aunque no he estado nunca"

Espeto dijo...

Efectivamente, Kalakahuna, si yo hubiese pasado por Cuenca las casas estarían mucho más tiesas (o erectas).

Como esto de los gustos es un mundo, os diré que a mí me entusiasma el buen salmón ahumado. Nunca me ha convencido mucho el de Balik. Los mejores que he probado han sido un irlandés, el Wrights of Howarth, un canadiense artesanal de British Columbia que no se parecía nada a lo que conocemos en textura y presentacion y uno de Tasmania (donde curiosamente proliferan los salmones) de los que nunca supe su marca. En España, el de Carpier que se puede encontar en las tiendas de Mallorca y el Benfumat que venden en Semon (que con el dato que me acaba de recordar Licenciado ha bajado algún punto).

Carlos dijo...

Interesante pregunta, JCM. Lo primero que habría que plantearse es ¿qué tipo de viangre buscamos, de manzana, vino u oloroso?

De vino uso dos, uno muy vulgar que me sirve básicamente para desinfectar la lechuga y demás y en alguna preparación tipo chimichurri donde se perderían los matices. En el CI venden un garnacha de L'Estornell razonablamente bien de precio que va bien para aliñar ensaladas.

También para ensaladas uso el que me subí de la bodega de Valdespino en Jerez. Un vinagre de jerez espléndido que se puede mezclar con el anterior para conseguir complejidad.

Del de sidra no encuentro nada en lo que merezca la pena gastarse pasta, así que me vale el del Hiperusera. Lo uso para cocinar -pierde muchas propiedades cuando hierve- o para escabechar, aunque el escabeche mejore sensiblemente cuando uso un porcentaje razonable de vinagre bueno.

Un mundo del que sé muy poco y del que me es difícil encontrar información.

Juan dijo...

He probado muchos de Jerez y todos son un peligro en potencia. Para mi gusto tienen una acidez exagerada (la DO obliga a superar los 6,5º, nunca entenderé el porqué) y al final estás demasiado atento a la dosificación y no tanto a sus características.

Los acetos son una alternativa arriesgada porque en España se vende mucha basurilla con etiqueta italiana y es difícil distinguir.

Encontré hace tiempo una "tercera vía" en un vinagre denominado Vinum Acre que venden en la tienda de aceites de Fernando VI en Madrid. Complejo pero de baja acidez y con un matiz dulce. Menos para escabechar yo lo uso para todo y ha enamorado a cualquiera que ha pasado por casa y lo ha probado. Está hecho con distintos vinos de Jerez. Uno de esos productos casi desconocidos que merece la pena.

Carlos dijo...

Los acetos están casi siempre tocados con azúcar. Son empalagosos. Los de Jerez a pelo son complicados, por eso se pueden mezclar con un poco de vinagre de manzana para rebajar. De hecho en el caso de los escabechados acertar con el vinagre marca mucha diferencia.

numeritos dijo...

A mi me gusta el vinagre de PX que distribuyen los del Aceite Valderrama.

Espeto dijo...

Hay una empresa del Puerto de Santa María que se llama Vinagres de Yema S.L. que elabora vinagres de mucha calidad, aunque puede ser que resulten ‘ácidos a algunos. Por aquí nos hemos acostumbrado a esa potencia. Desde el más básico, el Bota Vieja, hasta el Cepa Vieja Fernando T. de Terry merecen la pena.

En cuanto a los balsámicos, un día un amigo me hizo la faena de traerme uno artesanal de Módena que valía una pequeña fortuna y me ha convertido en un desgraciado para siempre. No soporto las malas imitaciones.

Carlos dijo...

Hay un mundo entre el tradicional y el resto. Como el tradicional es demasiado caro para el día a día, simplemente no compro vinagre "de módena".

Hay un truco: los vinagres pierden acidez cuando se les da un hervor, lo malo es que probablemente no sea lo único que pierdan.

emiliano dijo...

Yo el vinagre lo compro en las bodegas. Ahora tengo en casa el de Barbadillo. Y también tengo una botellita del vinagre de módena que venden en Poncelet.

kalakahua dijo...

yo no compro vinagre, conmigo me basta y me sobra.

pisto dijo...

No he podido probar Carpier, pero a mí el de Ahumados Domínguez que viene en lata (qué lata abrirla) me parece bastante buen salmón ahumado.

La misma marca comercializa unos "lomos de salmón ahumado" con los que se puede preparar un sencillo a la par que sabroso plato rápido, con el que epatar a alguna tierna damisela que no esté muy viajada. He dicho viajada.

Adquiérase, a tal efecto, un blister de unos 100 gramos aproximadadamente del susodicho, así como la mejor pasta italiana que nuestro bolsillo pueda pagar. Si la moza lo merece, atraquen el bote de las monedas y gástense 5 euros en 250 gramos de tagliatelle Campofilone que les darán para la cena e incluso para un desayuno. Con lo que les sobre de presupuesto, no se olviden de un poco de mantequilla, tercer pilar del plato.

Cuézase la pasta en abundante agua salada y ténganse a mano, cortados en daditos regulares, tanto el salmón como una cierta cantidad de mantequilla. Digamos unos 50 gramos.

Cocida la pasta, y sin perder un segundo, escúrranla, devuélvanla a la cazuela junto con la mantequilla. Dejen que el calor de la pasta y de la cazuela apenas derritan la mantequilla y añadan los daditos de salmón. Una vuelta a la izquierda y otra a la derecha y sin dejar que se cocine el salmón... directo al plato. Para triunfar, ni la mantequilla debe perder su lácteo sabor, ni el salmón debe cocinarse más allá de palidecer un poco externamente.

Recomiendo un borgoña blanco aunque, ¿quién podría negar que una botella de La Grande Dame sería un bonito gesto?. Hacerlo inolvidable es cosa suya.

kalakahua dijo...

Tan solo recordar que una ingesta de 100 gr de hidratos de carbono debería producirse unas dos horas antes de la actividad física correspondiente al fornicio para que la energía fluya con las sinergias adecuadas. Es algo que todo fornicador de élite conoce y que uds, fornicadores amateur eventuales, deberían conocer. Yo reservaría 10 gramitos de la mantequilla por si las moscas aunque podría también usarse una peyita del salmón ahumado. Al fin y al cabo entre criaturas del mar quedará el asunto.

Carlos dijo...

Uno de mis últimos descubrimientos son los súper de Sánchez Romero. Les persigue con razón la fama de careros, pero tienen cosas intersantes como una conserva de sardinas de Domínguez hecha a la manera de los boquerones -el líquido y tomate machacado-.

Calculo que deben cobrarlas a 12 euros el kilo, casi una sexta parte de lo que cobran por los boquerones. Están igualmente ricas aunque tienen una textura más basta, pero...

Carlos dijo...

He aquí una gran receta: los canelones de Gaig. Pinta bien.

Numeritos dijo...

En Sánchez Romero la rotación de ciertos productos deja mucho que desear. Ya he comprado unas cuantas cosas caducadas.

Esas sardinas que comentas las tienen también en Alcampo y en Hipercor. Además hay casi todo el año. Los boquerones fallan a veces.

Es una putada lo de los boquerones de Dominguez. Son caros de narices, pero es que los siguientes no les llegan ni a la suela de los zapatos.

Numeritos dijo...

En Lanzarote, más concretamente en Uga, hay una ahumadería que hace un salmón que está bien rico.

Licenciado Vladimiro dijo...

Me hice ayer una receta robando ideas de Oliver que gustó incluso a mí mujer. Así pues, los que tengáis críos podéis prepararla sin miedo.

Puse a asarse a fuego bajo durante casi dos horas un hinojo cortado en cuartos, con un poco de vino blanco para hidratar, un toque de limón y tomillo.
Por otro, quité la tripa a unas buenas salchichas especiadas ma non troppo y, desmigadas, las paso por sartén con algo de tomillo z semillas de hinojo. Más allá les pongo algo de mantequilla y limón. Reservo.

Por otro lado hago un risotto clásico bien potente (además del caldo, unas cucharaditas de fondo) y hacia el final de la cocción anhado la mitad del hinojo y las migas de salchicha. Acabamos con mantequilla, parmesano, y un poco más de limón.
Rematamos en el plato con los cuartos sobrantes del hinojo.

Con un tinto ligero, genial.

JCM dijo...

Muchas gracias por la cosa vinagrera. Parece que no soy el único que está teniendo problemas en encontrar algo equilibrado si no estás acostumbrado a una profunda acidez. Probé hace tiempo uno que era una mezcla de jerez y PX que no estaba nada mal...pero ahora no consigo recordar el nombre...

JCM dijo...

Juan, te refieres a éste?

http://www.delinostrum.com/aceites-de-oliva-y-vinagres_15/vinagres_49/vinagre-de-pedro-ximenez-vinum-acre-_506/index.html

Juan dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Juan dijo...

El mismo
Si lo buscas por internet también lo encontarás en El Teso.

Carlos dijo...

Si es cierto que hay futuro para un modelo de negocio fuera de España basado en tapas, yo tengo claro que la idea es la de 100 montaditos.

Sencillo de replicar, barato para el consumidor y fácil de entender.

JCM dijo...

Pues tiene buena pinta, Licenciado. Dónde consigues esas salchichas? Se me ocurre sustituirlas por alguna butifarra de raza nostra.

Fartón dijo...

Kalakahua, ahora entiendo muchas cosas sobre mis contadas experiencias pasadas... 100 gramos - 2 horas. Lo voy a escribir cien veces para que no se me olvide.

Carlos dijo...

En Apicius, Hacia dónde va la cocina, de Capel.

Creo que más que de cocina, que desde luego no va en la dirección que propone, habla de cocina de vanguardia o alta cocina de vanguardia.

kalakahua dijo...

Fartón, es que si lo hases antes te viene el vahído.

kalakahua dijo...

Es complicado encontrar un artículo con más lugares comunes y menos cargado de contenido. Lo que es más que predecible es el futuro de Capel.

kalakahua dijo...

Voy a hablar con los de El Mundo Today. Capel se merece una entrada para él solito.

Carlos dijo...

Según entiendo, defiende que el futuro es la cocina de fusión y el servicio informal.

Yo apuesto por lo contrario, por una recesión de la tendencia a la fusión en los próximos años y por la vuelta a mejores servicios.

De hecho, japoperuanos aparte, ¿qué novedades interesantes de fusión asiático-occidental ha habido en Madrid en los últimos dos años?

Las tendencias en la gastronomía cada vez caducan más rápido, probablemente porque pesan poco.

kalakahua dijo...

Lo gracioso es que aboga por un servicio informal y luego te despedaza cualquier garito porque el servicio es informal.

Este señor, en cambio, buscaba el servicio de toda la vida y se encontró con un servicio informal.

Carlos dijo...

Es imposible que un crítico gastronómico evalúe el servicio de un restaurante. Salvo casos raros o algún despiste según entran por la puerta les tienden una alfombra roja como a Tayllerand.

kalakahua dijo...

Más futuros para los restaurantes

Carlos dijo...

En España esto lo llevamos bastante adelantado, en lugar de pedir por twitter en el restaurante, nos vamos a internet y con cara de inocencia decimos: "Voy esta noche al restaurante Pepito, ¿hay algo que no me deba perder?"

Licenciado Vladimiro dijo...

JCM, en efecto me pasó por la mente la butifarra, pero cualquier la encuentra aquí en Alemania. En su lugar merqué unas salchichas de tipo italiano en la zona gourmet de un centro comercial de por aquí.

Hablando de butifarras, este viernes voy y vuelvo en el día a Barcelona, igual me da tiempo a comprar alguna en la Boquería.

Carlos dijo...

¿Qué diferencia una butifarra de una salchicha?

Licenciado Vladimiro dijo...

Buena pregunta. El efecto psicológico? La proveniencia geográfica?

Carlos dijo...

Hay más casos: morcillo en la carnicería, jarrete en el restaurante.

kalakahua dijo...

hacer el amor en casa, follar si es fuera

Carlos dijo...

Este último me cuesta verlo en clave nacionalista o geopolítica.

kalakahua dijo...

En clave geopolítica y sobre los peligros del alcohol, adjunto imagen reveladora

emiliano dijo...

Voy a ir a cenar al restaurante El Viejo León, ¿hay algo que no me deba perder?

Nopisto dijo...

Emiliano, los caracoles son muy buenos y el chateaubriand no esta mal. Para un quinceañero como tu es un lugar ideal para impresionar y ligarse a una gachí.

emiliano dijo...

Después de la cena la llevaré a bailar agarrao a la discoteca Gayarre.

Ainur dijo...

Buen articulo Carlos. Me lo apunto para alguna escapada a Cuenca, aunque tenia apuntado por ahi Raff. ¿Son comparables?

Ainur dijo...

Espeto me ha hundido en la miseria. Yo pensando que el salmon de alga nori de Balik es espectacular y los hay mejores!.
Me acabo de ver 4 años atras cuando pensaba que el Viñas del Vero Gewurztraminer era un gran vino!

Ainur dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ainur dijo...

Y la receta del emparedado de salmon que dio Yerga esta muy bien!

Ainur dijo...

Numeritos, la ahumaderia de Uga es un "must" en Lanzarote. El salmon que hacen esta bien rico.

Carlos dijo...

Ainur, son muy diferentes. Raff es un bistró, con énfasis en el producto, preparaciones sencillas, mucha mano y buen gusto. Está todo rico.

El Ars Natura aspira a ser un gran restaurante en el sentido clásico. Entorno bonito, buen servicio, alta cocina con algún toque creativo. O eso es lo que yo intuyo, que está por ver.

Ambos dos merecen la pena.

kalakahua dijo...

Aquí no somos flexitarianos.

Carlos dijo...

El vino es una droga. Cara en mi caso, añado yo.

Espeto dijo...

Ainur, que yo no digo que los ahumados de Balik sean malos, no mucho menos. Es sólo que hay otros que me gustan más. Además, yo sólo he probado el precortado convencional.

Ayer sufrí el peor maridaje de vinos con el que me han castigado en mi vida. Culpa mía por permitirlo y no acabar con ese sufrimiento de un plumazo. Tan mala fue la cosa que no le presté atención a la comida aunque creo recordar que no pasaba de ramplona. Esta mañana he tirado la tarjeta de visita, vaya a ser que se me olvide y vuelva a pasar por allí sin darme cuenta. Por cierto, el sitio lleno a reventar.

Si el vino es una droga lo de ayer fue como pegamento de esnifar.

juanjo dijo...

buenas

alguna sugerencia para comida en domingo de vuelta de Cáceres y dirección Madrid?

Trujillo, Plasencia...

muchas gracias

Nopisto dijo...

Juanjo, no se si abre los domingos, pero El Mingote en Talaavera es uno de esos sitios donde siempre me apetece volver. Tipismo y buen producto: migas, duelos y quebrantos, callos, jamón y todas esas cosas de la castilla mas manchega.

juanjo dijo...

Gracias apunto el dato de Talavera.

No se si llegaremos "tan " lejos habíamos pensado quedarnos por Trujillo. Donde siempre nos quedará LA TROYA :-)

Maria Jose dijo...

Existen Maderas en La Coruña que son obtenidas con la consciencia puesta el medio ambiente.

Ainur dijo...

Pido ayuda.
Restaurante italiano, tipo trattoria (traducido: economico). El pulcinella lo tengo muy visto y los DG han perdido bastante (no se el original, pero si los otros).

Numeritos dijo...

Casa Marco

Numeritos dijo...

Porelamordedios, Casa Troya no Juanjo.

Numeritos dijo...

El Corral del Rey te puede hacer el apaño. Y antes había uno en la misma A5, en la primera salida cuando llegas desde Badajoz, que tenían buenos derivados del gorrino.

buscemii dijo...

¿Ustedes vosotros creéis que se puede comer estupendamente y de lujo en un restaurante que da 1500 cubiertos al día?

Me da que algunos están subvencionados...

Espeto dijo...

Juanjo, esos dos que te dicen están bien. Corral del Rey o quizás Pizarro en Trujillo y la Taberna Mingote en Talavera. También en Talavera no estaba mal El Anticuario pero ya hace algunos años que no he vuelto por allí.

juanjo dijo...

Tranquilo Numeritos.

No iré. Pero he de reconocer que fui en su día. Cosas de la juventud jajaja.

Sabía un poquito, sólo un poquito menos que ahora de la cosa del comercio :-)

juanjo dijo...

gracias a todos.

Carlos dijo...

Casa Troya es el paradigma del sitio que triunfa fácilmente, dando de comer a reventar. Aunque la calidad sea paupérrima.

Pedro dijo...

Ainur,Casa Marco en la C/Gaztambide nº8 tiene un menú del día sobre 20 Euros;admiten reserva,local algo incomodo,comida notable.A la carta sobre 40 Euros.
Sicilia in Bocca:Pº de Yeserias semiesquina a la Gta de Piramides;cocina inferior al anterior,más ambiente de Trattoria,también más economico:menú del día sobre 10 Euros,a la carta sobre 25.

Pedro dijo...

Piccolo diavolo C/Fucar nº 11 ,en el barrio de Las Letras ,no lo conozco personalmente pero creo que también entra en la categoria que buscas(tiene web con precios).
Cambiando de tema estuve el sábado en Mui:llegamos sobre las 22;local con bastante público.Al ser estrecho y haber poco espacio para el cliente entre la barra y la pared trae consigo un continuo roce,disculpas,movimientos ...molestos.Bastantes vinos por copas:Prado rey,Viña Mein(3,5),Blanco nieva (2,2),Tagonius (3,95),Ruinart(8).Pedí una copa de este último,pero al mostrasme una de esas "minúsculas" desistí.La cocina los sábados cierra y no tienen toda la carta;Calamres rebozados (9) buen género,un toque de ralladura de limón ó lima les daba un buen punto de sabor,ración bastante corta- lo cual es extensible a lo que tome y ví-.Torreznos con yema de huevo(5),una salvedad esto en "mí pueblo" no son torreznos sino una estupenda "panceta adobada".Patatas bravas(5);para algún crítico las mejores de Madrid ,sobre todo por la salsa..estan buenas ,pero nada más.
Total con 2 copas de B.Nieva (a otras 2 nos invito un agradable camarero cubano)y un refresco 30Euros.

Espeto dijo...

Hablando de ahumados, ayer tuve la oportunidad de probar el esturión ahumado que elaboran los de Caviar de Riofrío. Un producto tremedo. Si lo veis por ahí no dejéis de probarlo. Se puede pedir también por internet a través de su web.

buscemi dijo...

No parece que la carta de vinos por copas de MUI sea para tirar cohetes...

Carlos dijo...

Mui es un bar, nada más. Usan un buen producto y hacen algunas cosas ricas. No es la mejor barra de Madrid, está, en mi opinión, un pelín pasada de precio y cuando se llena tiene problemas para sacar adelante la comida. Pero en términos generales es un buen bar y está muy por encima de los "gastrobares" madrileños.

Como siempre la sobreexcitación mediática trae más problemas que ventajas. El tiempo les vendrá bien.

Carlos dijo...

¿Alguien usa ghee habitualmente? ¿sabéis dónde encontrarlo?

buscemi dijo...

En la plaza de Lavapies, en la calle Amparo y alrededores hay tiendas de productos indios donde lo venden. Si vas por la zona acercate a comer a Moharaj en la calle Ave Maria 26. Como todos los restaurantes de la zona tiene una terracita en la acera que los sábados y domingos postRastro está muy solicitada.

Carlos dijo...

Gracias Buscemi, no sé si el resultado será muy diferente a clarificar mantequilla, pero me han dicho que le da un punto a los platos.

Espeto dijo...

Carlos, el ghee es más potente, pero también más indigesto y, a veces, aporta un sabor un tanto rancio a los platos. Pruébalo pero yo me quedaría con la matequilla clarificada.

Sin conocerlo, creo que el problema de Mui es el que señala Carlos: que es un bar de tapas y punto. No hay que volverse locos. Hacen tapas, algunas ricas, otras menos y punto. Como hay otros muchos en Madrid (supongo y espero). Dicho lo cual, yo me pasaré en la próxima visita a tomar el aperitivo, más que nada por tener de qué discutir en los blogs.

Licenciado Vladimiro dijo...

Estoy en Madrid, me voy a Le Cabrera, que lo echaba de menos!

angel dijo...

Nada nuevo que decir de DiverXo: sigue siendo la leche.

Jesús Melitón dijo...

La Troya es un must, un sitio mítico, un reflejo de lo que fuimos, de lo que somos y de lo que seremos.

Recomiendo hacerse una foto en la puerta con sonrisa Profidén señalando con el dedo índice de la mano diestra el cartel anunciador y seguir camino para llegar a comer al Parador de Oropesa (not del Mar, de other).

Carlos dijo...

DiverXO iba a ser el primer restaurante relevante de España en implementar la reserva con tarjeta. Veo que no lo han hecho todavía.

Carlos dijo...

Desde ya, RGS es mi ídolo. No se puede menos que admirar a un señor que calienta las anchoas con tanta delicadeza.

José del Condumio dijo...

Ni os sigo ni os leo, pero os llevo en mi reader. Hablando de comer y ahora que ya no estamos en horario infantil, aquí teneis el mismo aporte de estos dos a la comida que La Troya a la gastronomía.

José del Condumio dijo...

Admito la censura

juanjo dijo...

Melitón

no es mala opción ese Parador. Dentro de lo que son los Paradores of course.

pues mira por donde como pare en Trujillo voy a entrar en ese must a tomar un chatillo y ver como está la barra. Lo mismo es una referencia y nosotros sin saberlo.

Carlos dijo...

Pues habla hoy Matoses de un must de este y otros blogs, el Nikkei 225 que tiene aquí buenos clientes. Habrá que ir pensando en hacerle una visita a Luis.

Carlos dijo...

En mi top 1 de empanadillas argentinas, donde compite duramente con De María y The Knife, las otras dos referencias que recuerdo de Madrid, está el Pasiones Argentinas de Alcobendas. Están bastante ricas, bien es cierto.

También me comí una picaña a la brasa que, como es habitual en mis experiencias argentinas, sabía a buena brasa y estaba potente de sal. ¿La carne? Tierna y sin sabor, eso también lo comparte con el The Knife y el De María. Y con Rubaiyat, aunque no sea argentino.

Espeto dijo...

Juanjo, con todo lo escalofriante que pueda resultar La Troya, por nada del mundo se te ocurra entrar en un mesón que hay un par de portales a la izquierda llamado El Burladero. He mandado mi traje al centro de descontaminación de Wysconsin para que eliminen los olores de aquel día.

A ver si soy capaz de recuperar una foto para que alguno de los jefes me la cuelgue en la parte derecha. Me gustaría inaugurar una sección en LADL sobre la realidad del tapeo en España cañí.

juanjo dijo...

Espeto,

has estado por ATRIO en ese periplo Cacereño?

Espeto dijo...

Juanjo,

Aún no. Me toca dentro de un par de meses.

Espeto dijo...

No es que yo sepa mucho de chistorra pero un amigo me trajo ayer un par de ellas de Arbizu. No sé si las hay mejores pero hasta aquí no sulen llegar seguro. Qué cosa más rica en una barbacoa justo antes de una chuleta de esas que distribute Cárnicas Goya. Con eso, unos pimientos de Padrón y un Luditte Shiraz 2004 por aquello de la fusión, un pequeño festival.

Ainur dijo...

La mejor chistorra que he probado nunca ha sido en Etxebarri. No la tienen todo el año, solo despues de la matanza, ya que una chistorra es un chorizo poco madurado, ¿no?.

Ainur dijo...

Sigo buscando italiano, Casa Marcos ha sido descartado por mis 3 acompañantes femeninas por "cutre". Se refieren a la decoracion, no a la comida.
Alguna alternativa? Habeis estado en Mezzogiorno? Creo que es de uno de los ex de la Taverna Siciliana, al igual que Mercato Ballaro (este ultimo no es un opcion porque estuvimos hace unas semanas y quieren ir a otro sitio).

Txanpiñon dijo...

Espeto, la chistorra de Arbizu, es una de las mejores que se pueden adquirir si no tienes algún conocido charcutero que las elabore. Pruébala a la plancha con huevos fritos y patatas fritas.

Yerga dijo...

La diferencia entre la chistorra y el chorizo consiste mas en el adobo (no lleva orégano)que en la maduración , aunque es cierto que hoy en dia se tiende mas a consumir fresca.Tambien logicamente se diferencia en el diametro, mas delgado la chistorra.
Su origen está ligado a la trashumancia y era normalmente de cordero,se utilizaba a modo de tasajo(secaba muy rapidamente) o en guisos, era sabrosa y facil de transportar y se llamaba longaniza o chinchorrilla.
Posteriormente carniceros de la zona de La Ribera navarro/riojana empezaron a utilizar el cerdo o ternera y su preparación se espandió hacía el norte de Navarra y Guipuzcoa donde se "euskarizo"el nombre y se empezó a consumir fresca y envasada,como en Arbizu por ejemplo.
Hoy en dia es dificil encontrar una buena chistorra seca de tripa natural, sabor potente y poca acidez.Cuando la encuentras te das cuenta que existen otros mundos.

Carlos dijo...

De Arbizu es la que tienen en Illunbe, creo, es una delicia.

Anónimo dijo...

Pues aquella chistorra de cordero debía recordar al merguez, ¿no?

Tenían buenas empanadas argentinas en ese restaurantito minimalista (por tamaño) que era Trenque Lauquen. No sé si se escribía así ni si sigue abierto...

Fartón.

txangu dijo...

Como a envidioso no me gana nadie, me he mercado un par de chistorras de Arbizu, a más de un T.Bone de 1.300 y unos quesos British.

emiliano dijo...

Ya que Yerga no me da ninguna idea, hoy voy a comer candelas a la putanesca. La putanesca la voy a hacer a la parpiyú.

Fartón dijo...

Qué mano tiene Paco Ron. Hacía tiempo que no comía carrilleras, cansado de verlas en todos lados. Las de ayer me devolvieron la fe.

Carlos dijo...

Tremendo sitio el Ferrero, que exhibición.

txangu dijo...

¿Y qué me he mercado hoy? Queso Montenebro de cabra de La Adrada, medio cabrito lechal francés, Jean León Reserva 1996, Gran Muralles 1998, Contino Viña del Olivo 2001, Imperial reserva 2001, 2 de Chateau La Tour Carnet 1981, 1 Gerard Bertran Cigalus 2002, 1 Vosne-Romanee 1er cru les Malconsorts 1999 Charles Thomas y 1 Clos Mazeyres Pomerol 1986

Juanjo dijo...

ATRIO bien vale una misa

Malinche dijo...

Juanjo,

Solo tienen menú o también carta? Estoy intentando ir el viernes que viene pero mi acompañante tiene varias limitaciones alimentarias.. Gracias

Juanjo dijo...

Malinche,

Tienen carta, la han ofrecido, pero no la hemos abierto. Hemos hecho el menú con alguna cosa más. Te preguntan alergias y gustos y a disfrutar.

txangu dijo...

El Chateau La Tour Carnet 1981 estaba entero, entero, se ha venido arriba después de un par de horas, incluso demasiado, mucho tabaco. Y me ha costado 5 euros...

Licenciado Vladimiro dijo...

Es un vicio eso de comprar por dos duros burdeos de cuando Franco era corneta a ver cómo salen. En la bodega Le Vinophile de Estrasburgo tienen bastantes de ese palo (por 15-25 euros) y a veces hay sorpresas.

txangu dijo...

El cabrito ya lleva un par de horas de horno, las asadurillas cocinadas aparte, el Jean Leon CB Rva 96 abierto y esperando... por éste me cobraron 6 euros porque no sabían cuánto podía costar.

Sagita dijo...

Estoy interesado en ir pronto. He echado un ojo a la carta que publica su web. Los platos son sugerentes y a precios contenidos. Sin embargo la carta de vinos me parece poco original y cara. No entiendo como venden el Salia, que además es un vino de la zona, en €25 cuando en Lavinia vale €13. Marcar mucho los vinos no es de restaurante de calidad.
Sagita