domingo, 15 de marzo de 2009

Mañanas


A las 7 de la mañana, la Plaza Castilla parece un hormiguero. Ríos de gente que el suelo vomita; que se empuja, se esquiva, se evita, se ignora, y se huele; cada uno sigue su trayectoria, dibujada de antemano, pasos ya andados mil veces, un deja vu colectivo entre nubes de sueño, auriculares y labios que musitan las canciones sin compartirlas. A pocos metros de la boca de metro, como parada optativa y a la sombra del gran oso verde, hay una cafetería de corte moderno, comida rápida, paradigma de la gastronomía y la vida actual. Se come como se vive.


Los locales de esta cadena son clones, iguales aquí y en Barcelona, en una cata a ciegas uno no distinguiría el uno del otro; no hay rastro de personalidad en la decoración. Taburetes baratos, mesas que se tambalean derramando los cafés, un armario frigorífico con algunos sándwiches, zumos, refrescos, bandejas abombadas y una barra donde se sirven ensaladas. Y detrás, chicas con viseras, no sé sabe muy bien ni por qué ni para qué. Se parapetan detrás de un uniforme rojo sirviendo la comida en bolsas de papel a gente que hace cola con la cara maquillada de cansancio. NI rastro de una sonrisa en ninguno de los dos lados de la barrera.

Y en el quicio de la ventana, como si fuera una copla de Quintero, León y Quiroga, o la canción de Suzanne Vega, hay gente que mira a través del cristal. Unos miran su reflejo, otros tienen la mirada perdida, incluso los hay que se fijan en la gente apresurada y las dos torres negras, en el milhojas de cemento. Tienen los paladares lobotomizados, disfrutan al igual de la botellería industrial mal descongelada que del café, que ya malo de por sí, sabe todavía peor en el vaso de cartón que roza el labio de manera obscena; impregnando la bebida de aroma a papel mojado.

Todo es mentira aquí, el café de mala calidad, infusionado con una premura que lo quema, croissants de aceites vegetales, zumos falsos, de falsa fruta a su vez mezclados con agua para rebajar su falso sabor. Si acaso se puede disfrutar levemente de los sandwiches, aunque resulte bastante absurdo comer bacon frío con tomate sin sabor envuelto en pan reseco.

Nunca mejor que ahora y aquí, es verdad aquello de que es mejor no conocer que haber conocido. Por suerte no hay expectativas, no se viene a disfrutar, cada cual come pensando en su próximo análisis, su intestino grueso, en sus riñones, yo creo que hay algo de nuestra tradición judeocristiana en todo esto: la lechuga es tan insípida que es imposible que no rebaje algunas décimas el nivel del colesterol. Subsiste la idea de que en este erial de vitaminas hay más salud que en los bares de los alrededores; seguramente sea esa sensación de ligereza que proporciona la ausencia de aceite en el ambiente, si exceptuamos esos botecitos tan cucos que acompañan a la ensalada. Aquí uno no come, se alimenta.

Mientras, la luz natural sustituye a los neones, la mañana se abre paso, bailando al ritmo progressive de los decibelios de las máquinas, que remueven los intestinos de la plaza, y del flujo del tráfico. No se sirve mantequilla rica ni hay poesía en la Plaza Castilla.




Imagen que ilustra: Portada del disco Alone in the Crowd de Catch 22

132 comentarios:

yerga dijo...

Una cafeteria que se precie debe oler a café, a sandwich mixto a la plancha,bien de mantequilla, a churros recien llegados, a tortilla de patatas,siempre sin cebolla, no porqué.
Visualmente debe disponer de taburetes altos, mesas con sillones de a dos,luces indirectas, vitrinas donde exponer croissants ,pequeños,brillantes y mediananmente compactos, suizos dorados y con el punto de azucar, bayonesas para señoras con permanente, mediasnoches para los nietos ,una noria de naranjas que acabe en una copa de medio pie,servilleteros por doquier y,por supuesto , servilletas en el suelo.
Por último debe sonar , debe sonar a expresso, a chisporroteo de la plancha , el mixto con huevo, al vaporizador de leche , a radio, a periodico y sobre todo a ¡buenos dias!.
Eso no es fast food , es memoria histórica.

Carlos dijo...

Cierto Yerga. De hecho uno de los primeros recuerdos que tengo de una ciudad -tanto de Cuenca como de Madrid-, es del olor a la plancha de las tostadas con mantequilla a la plancha.

Estas cadenas -por ejemplo el Delina's-, son simplemente peores. Envueltas en líneas modernas o simplemente cutres lo que dan es mucho peor que lo que se daba antes.

Por desgracia, la única de ellas que me gusta, Pret-a-manger, no está instalada en Madrid.

Por último, daos cuenta de que lo único caliente que se sirve en estos sitios es el café, las bebidas. Hasta los bollos los recalientan -qué palabra más fea- en el micro.

De Rodilla, o de Viena Capellanes, por ejemplo, podemos hablar otro día.

Carlos dijo...

Y cada día noto más diferencia entre la Nespresso y el café que se sirve en Madrid. Simplemente deplorable en un 99% de las ocasiones.

Espeto dijo...

Uno de mis (tantos) vicios inconfesables son esos sánwiches mixtos de bar cutre. Ese punto a mantequilla medio rancia, plancha dudosamente limpia, queso chicloso y jamón barato despierta mi memoria sensorial.

Por lo demás, todo en orden por Sevilla. Las ortiguillas de Barbiana, los taquitos de jamón y el mollete picante de lomo de Trifón y los montaditos de pringá de la Bodeguita Antonio Romero son poesía en una barra.

Esta vez me han gustado algo menos las croquetas de rabo de toro de Becerrita que, sin embargo, sigue gastando un jamón excelente. Y luego os hablo de Gastromium. Si consiguen superar esa especie de ansiedad del recién abierto que le lleva a abrumar a los clientes con preguntas y explicaciones, será la mejor referencia de Sevilla.

Espeto dijo...

Antes de que se me olvide, Holden: te lo dije... :)

Carlos dijo...

Será interesante ver si ese sitio funciona en un sitio tan conservador gastronómicamente -vive Herrera- como Sevilla.

Espeto dijo...

Muy buena experiencia en GASTROMIUM, que parece estar llamado a ser la referencia en Sevilla. Buen local (al que se le nota una fuerte inversión), con las mesas bien separadas y una cocina impecable que enseñan a los clientes y en la que invitan a tomar el aperitivo. Gente muy joven, con ganas de agradar y de hacer las cosas bien. Además, algún buen detalle como sacar de la factura un plato que salió regular.

Probamos un menú intermedio, el Sibaris, a 58 euros que alternó algunos platos estupendos con otros que necesitan pulirse. Pero es una cocina con muy buenas maneras en general. Entre los destacados, una fantástica gamba de Huelva con rabillo de cerdo, un canetón con arroz de sus menudillos y calçots con crema y, el mejor, una crema de patata caliente con un ragú de perdiz potente pero soberbio. En el debe, sólo apuntar la excesiva concentración de algunos caldos y una excesiva alegría con la sal. Buenos postres (con especial atención a unas riquísimas migas de haba tonka) y mejores petit fours.

Carta de vinos cortita, centrada en los vinos nacionales, aunque con alguna cosilla interesante. Después de un par de manzanillas San León, optamos por un muy buen Zind Humbrecht Gewürztraminer Heimbourg 2004 y un palo cortado Marqués de Rodil de Emilio Hidalgo con los quesos.

Servicio muy atento, aunque en ocasiones algo intrusivo, y quizás con demasiadas ganas de agradar. Mejorará en cuanto se relajen un poco. La pena es que sólo nos acompañó otra mesa en el comedor. Un lugar muy recomendable

Por lo demás, el tapeo en Sevilla sigue siendo un asunto muy serio. En mi top particular: La Barbiana, Trifón y Antonio Romero II donde, además, oficia la cocinera más guapa de la ciudad.

Y un pequeño aviso por si a alguien le toca: Becerrita baja un escalón a la hora de organizar comidas para grupos con respecto a su restaurante a la carta. Todo bien de calidad, como no puede ser menos, pero algunos detalles feos e innecesarios que dejan un sabor de boca agridulce.

emiliano dijo...

Los sandwiches de ensaladilla de Rodilla eran un clásico. Hablo de los tiempos en los que solo había tres locales: el de Callao, el de Argüelles y el de Fuencarral. Pero pronto empezó a decaer la calidad tanto del pan como del relleno. Recuerdo que sacaron unos con crema de queso que eran horrorosos. El estado actual de la franquicia no merece ningún comentario.

Viena Capellanes (yo iba al establecimiento de la calle Alcalá, el que está entre Pardiñas y Vergara) me gustaba más, con su decoración clásica en madera, sus sándwiches envueltos y sus roscos de Loja. Allí probé por primera vez la tarta sacher. Ahora desconozco el estado actual de la franquicia, irregular supongo. Por si no lo sabéis, el nombre le viene del pan de Viena y de su ubicación original en la antigua calle Capellanes de Madrid (hoy, Maestro Victoria).

Donde no he estado nunca es en el Café Viena de la calle Luisa Fernanda. Desconozco si tiene algún interés.

emiliano dijo...

¿Dónde está este Gastromium, Espeto?

Espeto dijo...

Emiliano, está en la calle Ramón Carande, 12, esquina a Pedro Salinas. Para que te hagas una idea, es una perpendicular al Paseo de la Palmera un poco antes del Parque de María Luisa.

No es barato, pero creo que merece la pena.

Carlos dijo...

Curiosa noticia: los hermanos Roca, en colaboración con Torelló, y la fundación Alicia -esa que Santamaria adora-, han creado un cava sólido, para comer con cuchara. A base de Xantana, claro.

NKT dijo...

Viena Capellanes tenía (hace mucho que no compro allí) unos sandwiches tipo Rodilla, pero rectangurales, en vez de triangulares, y mucho más ricos. También más caros. Eran excelentes los de ensaladilla y los de ahumados.

Por cierto, Viena Capellanes era de la famila Baroja. Don Pío estuvo un tiempo al frente de la tahona.

NKT dijo...

Yo sí que estuve alguna vez en el Café Viena, de Luisa Fernanda. Fui vecino de la zona. No tengo ningún recuerdo especial, pero sí que era un sitio agradable para tomarse un café vienés, o una ceveza.

yerga dijo...

De Rodilla me quedo con el de ensaladilla , el vegetal y el de queso con tomate,junto con el de salami son los mas "guatequeriles" ,el resto no me gusta nada , pero esos tres clásicos son los que suelo desayunar en Barajas.
En efecto NKT, no obstante los Baroja son una referencia gastronómica muy , muy pobre.

Jesús Melitón dijo...

Maneras de vivir. Cafeterías que no son cafeterías de colorines. Un sindiós. Esto nos ha traído el nuevo "spanish way of life", esta sociedad de nuevos ricos impostados que hemos montado entre todos. Gentes pretenciosas que se consideran importantes cuando les sirven el café en vasos de cartón jóvenes con viseras de colores. Como en las películas que descargan de la red, pues ni tienen tiempo para acudir al cine ni les queda espíritu para disfrutarlo. Se lo han vendido al banco, digo al diablo.

Gentes que aspiran a ascender en la escala social, a convertirse en superhéroes de barrio, algo que también han aprendido en las películas. Lo nuestro es como el sueño americano pero en versión de Pajares y Esteso. Muchos, además, condenados de por vida por decisiones económicas o personales mal medidas. Han vivido tan deprisa que no han tenido tiempo para pensar en los líos en los que se podían meter. Pensar menos en lo fundamental que en lo accesorio. Un desastre.

Necios conjurados que pensaban que lo importante era tener una buena hipoteca -la casa es lo de menos-, un buen coche y llevar a la familia a la playa un par de veces al año. O encerrarse con la novia en un hotel el fin de semana entero intentando vivir una vida que no era la suya.

Lo decía al principio, pero Rosendo Mercado lo hace mejor, Maneras de vivir

Carlos dijo...

A mí, una cosa que me está llamando la atención últimamente, es la cantidad de gente que come sola. Estos Deli's están llenos de gente que come una ensaladita y sale pitando. No sé si os por poder volver a la oficina enseguida o porque no tienen nadie que les caiga bien en su entorno laboral.

Parece que lo moderno es comer rápido y solo. Como bien dice Melitón, maneras de vivir.

Carlos dijo...

Por cierto, la prueba viviente de que lo de la gastronomía se ha desmadrado, es que el chaval que presenta lo de las recetas en España Directo ¡Ha sacado un libro de cocina!

Me apuesto lo que queráis a que la siguiente es Belén Esteban.

Numeritos dijo...

No me extraña. Después de ver los cristos que sacan de vez en cuando en España Directo, el chaval habrá dicho que para hacer eso él también sabe.

Holden dijo...

Espeto: la próxima vez no me lo digas, grítame, joer. Durane el fin de semana, buenas experiencias en One Hundred Acres (el lugar favorito de David Chang para tomar el brunch) y Market Table. Malísima comida en Elletaria y deplorable experiencia en Chinatown Brasserie. Hoy buena, a muy buena, comida en Alto y por la noche, la joya de la corona-esperemos- de este viaje: CORTON.

Por cierto, ¿cómo quedo el Madrid? Bueno, mejor: QLD

Jesús Melitón dijo...

Para saber donde toma el brunch David Chang hay que leerse a la vez las ediciones neoyorquinas del Superpop, del Pronto y del Vale.

Por cierto, Holden, ¿quién cocina en su restaurante cuando está por ahí al cachondeo, al libre albedrío, sacudiéndose el brunch? Por lo que se ve, en todos sitios cuecen habas...

Carlos dijo...

Extraño argumento ese, que se justifica con los amigos -sobre todo cuando invitan- y sirve para descalificar a los menos amigos.

Holden dijo...

Don Meli: Del imperio Momofuku, Mr. Chang solo está últimamente, y habría que ver con qué frecuencia, en el KO. En el Noodle Bar y en el Ssam, no creo que los pise demasiado. Estos dos últimos tienen su propio Chef Ejecutivo y esas cosas.

Por cierto, el Pronto neoyorquino gastronómico es el Eater.com, aunque el que mola es el Lib NYC.

Carlos dijo...

Frase para la historia hoy en "Ven a cenar a casa":

Concursante 1: "Me han dicho que no hay leche condensada en Madrid".

Concursante 2: "De Toledo para arriba no hay leche condensada".

Luis Marti dijo...

Holden, ganamos 5-2 en la Catedral. Buen partido. El Atleti hizo otro gran partido y levantó un 0-2 (3-2 final) contra el Villarreal y el Barça machacó a Hugo Sanchez y sus mariachis en Almería ¡qué penita el equipo del mexicano cagón qtc 5.

Anónimo dijo...

Holden, en New York no te pierdas el Donald y el Yebra. Apunta también las berenjenas de Casa Pepe de la Judería. En Bajo Guía donde te metas acertarás. No he estado pero me han dicho que hay muy buenos sitios como Balbino y Bigotes.

Pasalo bien y ya nos contarás.

Normalito

Carlos dijo...

Por cierto, para vosotros, amantes de la gastronomía y las costumbres húngaras. En el Intercontinental hay unas jornada.

Yo paso que es bien sabido que sólo como y bebo en eggggpañol.

eldiletante dijo...

D. Meli, da gusto leerle también cuando se pone serio.

Si tienen a mano una botella de Silex 2003 no lo duden. Al gran Alberto (bilbao) , a Jorge Díez y a uno nos hizo tocar el cielo durante casi dos horas.

Aún así, quedó un hueco para la envidia. En el comedorcito de arriba estaban en una cata de Egon Müller, con alguno de sus Scharzhofberg, añadas viejas como un 71 , y con Pitu Roca entre los
asistentes. Andrés (Conde , el dueño de La Cigaleña), aún así, en una muestra heroica de profesionalidad, bajó hasta tres veces a ver cómo nos iba con el vino.

albertobilbao dijo...

Buenas noches
Grandioso fue el vino Silex 1993, por fin me conquistó la sauvignon blanc
El detalle que cuenta El Diletante sobre Andrés es para quitarse el sombrero, pasión pura por el vino y profesionalidad

Carlos
El otro día comentabas tu admiración ante los Jefes de Sala, Andrés, fue el día de los Andreses, del Serbal es uno de los grandes, saber estar, discrección, informaciones justas y precisas, un gran profesional
Un abrazo desde Bilbao

emiliano dijo...

Hay razones que explican que la gente coma rápido, coma ligero, coma escaso o coma barato. Incluso que coma sola. Yo, además de maneras de vivir, que también, hablaría de jornadas laborales, de análisis clínicos, de falta de apetito y de sueldos y salarios. Lo que es más difícil de explicar es el éxito que tienen tantos lugares donde, sencillamente, se come mal. Los centros comerciales están llenos de ellos.

Espeto dijo...

Buen doblete, Alberto. El Serbal y La Cigaleña son dos sitios de lujo para disfrutar del vino.

Holden, espero que amplíes tus informaciones de NY, porque ya vas a un nivel "insider" qtc. De los que visitas no me suena ni uno. Y, sin querer profundizar en la herida, ¿qué es lo que te pasó exactamente en Le Bernardin? A parte de, supongo, una factura considerable y de que se vengasen por dejarles colgada una mesa hace un tiempo.

Eso de las cafetería horribles y sin personalidad llegó a la costa hace años de manos del público extranjero. Hay pueblos por aquí donde no te puedes tomar ni una caña. En todo caso, "halfapaint"...

NKT dijo...

Al programa "Ven a cenar a casa" en mi casa le llamamos "La cena de los idiotas". Sorprende que exista gente asín en ejte pais...

Yerga, pues no sé si los Baroja son o no buena referencia gastronómica ¿No eran, como buenos vascos, de buen comer?

Carlos dijo...

Unos tipos han muerto en Vietnam tras cocinar los cerebros de un perro y un gato. De rabia. Me pregunto si no se correra el mismo rriesgo en Espańa con las cabezas de los bichos.

Alberto, Eldi, un ejemplo claro de que el problema no está en la uva. La sauvignon blanc no da vinos de guarda en España.

NKT dijo...

Pues depende de qué cabezas estemos hablando, Carlos. Del ganado bovino de más de 12 meses se retira todo el MER, o material específico de riesgo: cráneo, incluidos el encéfalo, los ojos y las amígdalas, y la columna vertebral con la médula espinal, así como los intestinos completos de los animales de cualquier edad. De las ovejas, no estoy muy seguro, pero con el scrapie, puede que también se retiren cosas antes de la salida del matadero.
De los cerdos, no sé, la verdad. Pero no creo que tengan rabia.

En Polinesia era endémica una enfermedad llamada kurú, parecida al mal de las vacas locas, pero en humanos, contraída por comer parte del cerebro de los fallecidos.

Las vacas desarrollaron la enfermedad de las vacas locas por comer carne de vaca, incluida la médula y la cabeza.

En la naturaleza debe de existir algún código secreto por el que es tabú comerse la cabeza de un congénere.

emiliano dijo...

Ahora los chicos quedan en los starbucks o en los delina’s. En los setenta el lugar de la cita dependía de la tribu urbana a la que pertenecías. Los progres quedaban en los garitos de Malasaña, o de Arguelles; los pijos (o los peras, les llamaban así) en cafeterías con nombres de estados norteamericanos y Holden, vaya usted a saber.

Cuando había pasta, lo clásico era merendar en las cafeterías a base de sándwiches a la plancha con mantequilla (mixto, mixto con huevo, vegetal y el de la casa, que tenía de todo y al que, en algunos sitios le llamaban sándwich club), tortitas con nata y sirope, batidos de helado, pinchos de tortilla con la patata cocida, el huevo muy cuajado y sin cebolla (un horror, vamos), tartas de mantequilla y copas de helado a las que se les podía añadir un flan o unas rodajas de melocotón en almíbar (en cuyo caso se llamaban copa melba) y, siempre guindas rojas o verdes. Pero había también alguna celebre por sus menús del día (como la cafetería Montesa de la calle Montesa o del Paseo de las Delicias) que por noventa pelas te daba tres platos y postre y te incluía bebida y pan con mantequilla. Y encima estaba todo bastante bueno.

emiliano dijo...

Como dice Espeto, las cafeterías horribles y sin personalidad tendrán origen extranjero, pero de bares horribles y sin personalidad siempre hemos estado sobrados sin necesidad de influencias foráneas.

eldiletante dijo...

POr cierto, extraordinaria la sala del Serbal, no solo por la categoría de Andrés: amplitud las mesas, separación, vajilla y menaje, servicio de pan, servicio de café, platos ardiendo que servían para comer la comida siempre caliente, y así evitar esto de las cocinas modelnas que con tanto montaje del plato la cosa llega entre lo templado y lo frío. La comida estuvo bien, agradable, con cosas mejores o peores sin que nada desentonase, con una buena RCP (56 eu. menú degustación con tres entrantes, un mero de categoría y un conejo de monte a la royal, más dos postres), aunque un poco por debajo de la sala.
POr cierto , interesante carta de vinos, con precios moderados (tomamos un Fleuron por 43 eu.), y algún chollete como un Bollinger RD 1996 por 140 eu. que dejamos para otra ocasión. Cobran 10 eu. por descorche, lo que para los frikis como nosotros es una buena opción.

Anónimo dijo...

DECÁLOGO DEL BUEN CRÍTICO

1 – Ser independiente, competente y sincero. El amiguismo y los compromisos son las lacras del oficio.¬
2 – No aceptar regalinos o pagos en especie (pitanzas varias, cajas de vino, alojamientos de fin de semana, obsequios por Navidad) ¬.
3 –Vocación, pasión y servicio a la gastronomía (no confundir con servirse de ella).
4 -.Respetar las opiniones del ciudadano, que opina en un medio, no eliminando entradas o reeditándolas.¬
5 –Formación en cocina, servicios, repostería y enología a un nivel de titulado superior (como dice Santi Santamaría , su amigo).
6 –¬No contar mentirijillas y visitar los restaurantes de verdad (sin delegar en familiares, el peluquero, o contar como propias las opiniones de Casimiro el frutero) .
7 –No inventarse platos degustados en establecimientos, a sabiendas de que no ha pisado ni la alfombra de entrada.
8 – No ¬excluir de listas deliberadamente, concursos, premios gastronómicos, reconocimientos al profesional, etc., establecimientos de alta calidad y profesionales de reconocido prestigio con el único fin de causar daño (solo moral).
9 – No tergiversar las noticias gastronómicas de los compañeros . ¬
10 – Y por supuesto, pagar las facturas para así poder valorar RCP .¬

Cuando cumpla la cuarta parte de éstos consejos empezará a ser un buen crítico.

Anónimo dijo...

Anónimo del decálogo: ¿Te han echado de aquí al lado y vienes a echar tu bilis con nosotros? Eso es cobardía. Si disparas se valiente de disparar a quien quieres hacerlo. Igual es pedir mucho, Palotes y mil nombres más.

Anónimo dijo...

¿Quien es palotes?

Anónimo dijo...

Perdón, el que pregunta quién es palotes soy yo.
NKT

amfortas dijo...

Es un troll de salsa de chiles.

emiliano dijo...

No entiendo muy bien este asunto, ni tanto anonimato, pero el decálogo no me parece mal.

amfortas dijo...

Pues no. El decálogo está bien, muy razonable.

Carlos dijo...

Yo me conformaría, en esta y en otras disciplinas, si al menos el castellano fuera decente.

Por desgracia hemos pasado el tiempo de las apuestas personales, dio para unas risas.

Jesús Melitón dijo...

¿Denia, Javea o alrededores para comer con niños?

yerga dijo...

¿Para comer con enanos D.Jesus?, El Corral del Pato, en Gata de Corgos, sin dudarlo, una recomendación que hacia tiempo que queria colocar y mire por donde le ha tocado a ustaed,¡a disfrutar!

Holden dijo...

Hey; Palotes no es, ni nunca ha sido, un troll. Si preguntarse por el por qué de las cosas significa ser un troll, entonces: "I am Spartacus".

Dicho esto, no sé de qué va el rollo del decálogo ese.

Voy con prisas, Nueva York está tomado por irlandeses. Hoy es St Patrick,s. Ni por esas me voy a tomar una Guiness.

Carlos dijo...

Una recomendación, andaba hoy celebrando la onomástica de un amigo y, por tanto, zumbándole a algún que otro vino. Entre lo mucho y bueno que he probado me quedo con el Echezeaux del 2003.

Yo, no soy capaz de expresarlo con palabras, pero este vino, del corazón de Borgoña, es algo maravillosamente complejo.

Carlos dijo...

La diferencia entre un troll y un participante normal es tan tenua como la que va de un vicioso a un gourmet. Al denominado troll y al que cercena, a mí y a ti nos caracteriza el ego.

Sigo con otro vino. Un viognier,de Domaine Yves Cuilleron, el Vertige. Mucha madera al principio, maloláctica y tal, le diferenciaba la acidez, como somos ansiosos por naturaleza no le hemos dejado salir; al final sacó la cabeza un montón de membrillo. Impresionante vino, mejor para gente tranquila.

Como no sé mucho de viognier simplemente me pareció flipante. Y no, nada que ver con el vino de Cortina, una sombra al lado de esta maravilla.

Carlos dijo...

En el comentario sobre el Echezeaux, me había dejado el productor -con la emoción-, se trata de Domaine Bizot.

Carlos dijo...

Y por último, ojo al Luna Beberide, un vino bien curioso, lleno de mierda como el rabo de una vaca como si de un vino francés se tratase y un montón de fruta por debajo, por un precio curioso, andará a unos 9 euros aprox.

albertobilbao dijo...

Buenas noches
Grandes nombres, Bizot, el otro día en el Serbal, bebímos y disfrutamos de él un Vosne Romanée "las Réas" del 2001, un productor muy a tener en cuenta, Borgoña en estado puro
La Viognier es una de las variedades más curiosas para mí gusto, considero que es complicada de maridar pero de tertulia en buenas manos es muy grande, recuerdo un Domaine Georges Vernay Les Terrasses de L,Empire Condrieu 2007 bebido en La buena vida, excepcional
Un abrazo desde Bilbao

Carlos dijo...

Y por último, tremendo vino el Goliardo caíño. Un caso único en España.

Ahora sí.

Jesús Melitón dijo...

Gracias Yerga. Algo así buscaba. Es una recomendación subcontratada. Ya te comentaré sus impresiones.

Anónimo dijo...

Jesus Melitón, en Denia no te pierdas Becerrita y Yebra. En Javea donde te metas acertarás. No he estado pero me han dicho que hay muy buenos sitios como la Bodeguita Romero y Bigotes.

Pasalo bien y ya nos contarás.

Normalito

eldiletante dijo...

Carlos, ese Echezaux 2003 de Bizot también tuve la suerte de probarlo. Alguna tontería creo que dije por aquí. Estoy de acuerdo contigo, una jodía maravilla. También era para dejarlo evolucionar un buen ratito. Creo recordar además que me sorprendió que fuese un poco más maduro y concentrado de lo que me he encontrado en otros borgoñas. Mañana creo que voy a re-probarlo en una cata.

Carlos dijo...

Ya me supongo que no merece la pena preguntar, pero me piro a Córdoba este finde y Pepe de la Judería...

Carlos dijo...

Eldi, un vino de sentarse y esperar. Pena que eran ya las siete de la tarde y me tenía que ir, pero de verdad que lo vi claro.

Lo de la Borgoña es algo increíble.

Numeritos dijo...

Melitón, el Faralló en Denia es muy bueno para ir con niños. Y sin ellos.

Espeto dijo...

Melitón, como ya le he dicho, si va Ud. sin niños, tocará a más gambas. Pero vaya.

Yerga, joder, cada día te superas. He tenido que buscar el pueblo en el googlemaps.

Ese Domaine Bizot del que hablais hace vinos tremendos y el precio es más que razonable para tanto placer. De sus vinos en Vosné-Romanée yo he probado Les Jachées en su versión 2000 y 2001 en Atrio y El Bohío, magníficos. Pero me apunto esos vuestros.

Carlos, de Córdoba, a parte de lo que ya conocerás, piérdete por la judería y busca la Sociedad de Plateros. Allí, pídete un vino en rama (o algo más elegante), un poquito de berenjenas con salmorejo y otro poquito de rabo de toro. Si todo sigue igual, acertarás.

Carlos dijo...

Gracias Espeto, me pondré tibio a manzanilla y a berenjenas. Así cojo carretilla para la cata de Navazos de la semana que viene.

Eldi, si el Bizot era el 2003, supongo que la concentracion se debió a la añada, el 2003 fue muy cálido. Una añada muy valorada por los americanos.

Espeto dijo...

Más difícil todavía... ¿Un restaurante cerca de Barajas que esté bien? Lo más cercano que encuentro por allí es Jota Cinco. ¿Qué tal está?

Carlos dijo...

Me parece un sitio carísimo. Sus bacalaos están bien, escuela Dantxari.

Para ser sincero yo cerca de Barajas me iría a Hortaleza y a Casa Arturo en Mar de Bering, 9, en Hortaleza. Su fabada esta bien rica. Eso si, mesón.

yerga dijo...

Cerca de Barajas ,al lado del hotel del mismo nombre ,Los Porches,ó Los nuevos Porches, no recuerdo bien el nombre, buena materia prima en un ambiente mesonero con puntos de cocción a veces acertados a veces no y un precio muy alto, lo siento , es lo mejor que conozco en la zona.
Enfrente del hotel han abierto un pequeño bar-marisqueria que me sorprendió con unos excelentes mejillones, el resto de la carta marisquera no la tenian pero me juraron que es los lunes y martes andaban muy cortos de producto, el resto de la semana tenian de todo.
El Corral del Pato no tiene nada que ver con el Farallo , ni en calidad ni en precio ni en oferta, es mas un mesón simpático, con una comida muy digna a un precio mas que digno.
Lo mejor en mi opinión de Casa Arturo es la oreja a la plancha, sigo pensando que lleva un toque de tabasco, ¡el muy canalla no me lo quiere decir!

Espeto dijo...

Gracias a los dos. Me tomo nota por si acaso, pero me parece que voy a tener que invertir más en taxi...

yerga dijo...

En "guguel", asador Nuevo Porche, pues eso , pescados y carnes rojas, ¡¡¡¡cuidado!!!!, recuerdo platos refractarios ,y un correcto jamón y anchoas

NKT dijo...

Hay algo peor que un troll, y es un matón de blog. El troll puede ser incluso divertido: puede ser aceptado como animal de compañía, con la precaución de no alimentarle demasiado.

Lo que es una verdadera peste, y de eso no habla nadie, es del matón de blog. Yo conozco al menos un par de blogs que han naufragado por culpa de estos personajes.

Taxonómicamente:
-Suele ser veterano en un blog, y presume de ello.
-No soporta que le contradigan y siempre tiene que decir la última palabra.
-Carece de sentido del humor.
-Insulta, desprecia, amenaza o minusvalora a los blogueros más novatos.
-No parará hasta expulsar (o al menos lo intentará) a cualquier neófito que considere le hace sombra o no le rinde pleitesía.
-Como suele carecer de capacidad para comprender la ironía, ésta es peligrosa: entenderá cualquier ironía como un ataque personal o insulto.
-Hay varias formas de neutralizarlo: reirse de él, no tomar en serio sus argumentos, ignorarle... Eso le sacará de quicio y acabará por ponerse en evidencia.
-Puede llegar a amenazar.

Yo ya conozco alguno en un blog que hay por ahí sobre salsas chilenas y tal.

Numeritos dijo...

Yerga, este mismo fin de semana le pego un viaje al Corral del Pato. La verdad es que hace años que no voy. Me pusieron carne fría un par de veces, que es de lo que más para atrás me echa. Pero fue en el pleistoceno.

A ver que tal. Aunque tengo el listón alto, que he pasado unos días en Ezcaray y ya sabes como es la cosa.

Carlos dijo...

Positiva la visión que Asimov publico está semana sobre los vinos del bierzo. Esta colgada en la web del nytimes.

El día que conozcan los tintos gallegos la cagamos.

Carlos dijo...

Por cierto, las cosas mas ricas que he probado en España últimamente están hechas con mencia.

NKT dijo...

Hablando de recomendaciones de vinos...
Hace unos días me fie de la recomendación de la dueña de un delicatesen de mi barrio sobre un vino chileno: Espíritu de Chile Gewürztraminer. Lo único cierto del nombre era la palabra Chile. Carecía de espíritu y de gewürztraminer no había apenas nada que me recordara a otros vinos con esa uva. Oye, y todo eso por nueve euros y medio...

yerga dijo...

En mi caso de las cosas mas ricas que he tomado ultimamente está hecha con queso de la Gomera, concretamente el almogrote gomero, está de muerte , lo maridé ¡toma ya palabro!, con un Contiempo fresquito que lleva como cinco uvas distintas y es divertido intentar reconocer los matices que aportaba cada una al vino.
La principal conclusión que saque de esa cata es que a partir del la cuarta copa los matices se multiplican por tres, a partir de la octava se multiplicaban por diez y a partir de la duodécima por cuarenta y con colorines dando vueltas, no se si me explico....

Anónimo dijo...

Carlos, en Cordoba no te pierdas Becerrita y la Bodeguita Romero. Apunta también las alitas de pollo con zumo de limón del Yebra. No he estado pero me han dicho que hay muy buenos kebabs en la Judería.En el que entres acertarás. Buen rebujito y marisco en el ferial.

Pasalo bien y ya nos contarás.

Normalito

Fartón dijo...

Vaya palo le mete hoy Boyero a la peli de Almodóvar. No sé si sigue algún decálogo de críticos de cine, pero está claro que dice lo que le parece.

Carlos dijo...

Coincido contigo Fartón. Me ha parecido compleja y bonita, creo que inconscientemente expresa sus dudas respecto al cine de Almodóvar, sin tomar partido, dejándose llevar. Me la he leído un par de veces. Una hermosura el final: "Y dices: todo esto, ¿para qué?".

Carlos dijo...

Yo no sé si en España hay terruño o terroir o lo que fuere. No sé si sabemos hacer vino, no sé nada. Pero de lo que estoy seguro, es de que disfruto de los vinos que no se esconden.

Lo que sé, es que me acabo de tomar un verdejo que se llama Naia, del 2007 que es uva en la mano. Un vino para disfrutar en una zona que vive llena de complejos. Si le quitaran esos aromas tropicales sería la bomba...

Carlos dijo...

¿Por qué a los famosos les pondrá tanto meterse en lo del vino? Leo en Elmundovino que Antonio Banderas también entra como socio capitalista en una bodega.

De todo lo que he probado sólo lo de Vall Llach me ha parecido rico.

albertobilbao dijo...

Buenas noches
Supongo que será una expresión de nuevo rico, sirve como escaparate a la sociedad, muchos no sabrán ni que se hace con uva
A mí personalmente los de Vall Llach, me encantan, los de Serrat qué tal están?
Un abrazo desde Bilbao

Carlos dijo...

Los vinos de Mas Perinet no han llegado a la categoría de notables hasta la fecha. Al menos en mi opinión. Buenos vinos, sí, correctos, sí. Caros. Quizá con tiempo.

Carlos dijo...

Felicidades a los padres y tal y tal...

Holden dijo...

Con razón estáis tan callados; celebrnado el día del padre y esas cosas.

Telgráficamente: apoteósica comida en CORTON, la mejor en Nueva York en mucho tiempo. Muy buena experiencia en The Little Owl y Dell,anima y muy flja en The Harrison. Hoy toca el restaurante favorito de Sara Jessica Parker: Prune. Y para la cena, uno de los reductos del talibanismo gastronómico de "from the farm to the table": MAS.

El lunes, ya de regreso, en el Distrito Criminal, daré más detalles.

Carlos dijo...

Gran participación.

Por los viejos tiempos:

Comida en La Penela, magnífica tortilla, independientemente de las maneras la mejor de Madrid a mi gusto. Correcto el salpicón de rape y estupenda de verdad la empanada. Tanto la tortilla como la empanada con calor saliendo de dentro -recién hechas, entendámonos.

Bien la carne asada con patatas, que ni de coña está guisada como dice Capel, magnífico el mero a la plancha y bien el rodaballo, que yo diría que no es nada salvaje, dejémoslo en semi-criado.

Una carta adecuada de blancos, decepcionante el Viña Mein a un precio razonable.

Espantosas filloas, regular la tarta de queso y muy rica la leche frita -otra vez más al momento.

Buena rcp y tal y tal.... Nos han invitado a las gotas de aguardiente blanca con el café.

El de Velázquez.

Jose luis Louzan dijo...

Viña Mein vivió tiempos mucho mejores ..

Este Penela ¿será igual en A Coruña?... porque si es así tampoco esta tan mal, visto lo visto...

Carlos dijo...

Mucho mejores José Luis. Con perdón, no creo en el Ribeiro mientras no pruebe algo que me guste. Eso incluye el Emilio Rojo, un vino del que a veces pareciere que hablar mal del vino es hablar mal de la persona.

La Penela es el mismo que el de La Coruña pero bien cobrado. Todavía así, muy competitivo en Madrid donde crecen los billetes de cien en los árboles.

Numeritos dijo...

¿Donde puedo ir a comer en Castellón?

Carlos dijo...

Numeritos, Matoses habló bien de Rafael en el Grao.

yerga dijo...

Numeritos , Rafael tiene buen producto, normalmente acierta con los puntos de cocción de pescados , arroces y mariscos, a mi no me entusiasma la verdad, prejuicios mios, me da la impresión de estar rodeado de la flor y nata del "ladrillazo" local,ya digo, prejuicios.
El que me gusta bastante es La Ballena, en el Grao, pequeñito, reserva, con poca carta , pero con un arroz de costillas , alcachofas y el marisco que pille estupendo.
Carlos , no se si te diste cuenta , La Penela de Velazquez se podria encuadrar dentro de la categoria de "chinos para chinos"

Ainur dijo...

Buenos días y felicidades (con retraso) a todos los padres y joses.
Holden, espero con ganas la nueva entrega de tus cronicas neoyorquinas. En verano estaremos por alli unos días y ya estamos haciendo listas de hotel, restaurantes, musicales y cosas de esas.
Saludos.

yerga dijo...

El mejor dia del padre que recuerdo es uno que me lo pasé preparando ingentes cantidades de bocadillos de panceta asada y tomate,para un rebaño de "shurumbeles" que no hacian otra cosa que de comer y de comer.
¿alguien sabe donde comprar tripas de bacalao?, mi proveedor habitual me ha dejado colgado.

pedro dijo...

Los interesados en los parámetros gustativos e intelectuales de la gastronomía contemporánea -- ;-) -harán bien en leer lo último de Grant Achatz:

http://food.theatlantic.com/back-of-the-house/the-gel-thrill-is-gone.php

Carlos dijo...

Es verdad Yerga, lleno de camareros chinos, por cierto la mar de eficientes. Por cierto, para ser un gallego para gallegos les falta el pan. Reconozco que solo por hacerme un bocata con su carne iría a menudo.

yerga dijo...

Me urge lo de las tripas de bacalao, la idea es hacerlas con garbanzos y alcachojas,si no me ayudais el plato no presentará toda esa untuomelosidad que tanto nos gusta.
A cambio os digo gomo hacer el almogrote gomero.

Carlos dijo...

Yo también tuve esa sensación de final de camino y de falta de ideas, Pedro.

Hay un comentario que me ha llamado la atención en el artículo. Lo firma Mattatouille y, resumiendo, habla de que estas técnicas solo tendrán "peso" si se traducen a un nivel mas bajo -"... the problema is that mine of the innovations (beside the dreaded 'foam') hasn't hint the mainstream"). Ejemplariza como un ejercicio de posibilismo con The Bazaar de Jose Andres, donde parece que uno puede comer platos elaborados con estas técnicas a un precio razonable.

Interesante también como Achatz centra los avances en la modificación de texturas.

Carlos dijo...

Yerga, en La Casa del Bacalao en Goya tienen. En salazón, claro . Yo también voy a pillar para conseguir una gelatina natural.

nopisto dijo...

Numeritos:

Rafael, en el Grao de Castellón cerró hace tiempo. Las mejores opciones en Castellón ahora mismo son Arbequina y en plan pescados simples la taberna del Guille. En el Grao sigue funcionando bien La Tasquita del Puerto siempre que nos olvidemos de los arroces. Aun así, la mejor opción es irse a Casa Jaime en Peñíscola.

Si te mueres por un arroz, tómatelo en Samm, pero si quieres en la zona, Cal Dimoni en Villareal los hace con relativa solvencia.

yerg dijo...

¡o tempora o mores Nopisto!lo de Rafael ¿puede tener que ver con el declive del ladrillo?:),Arbequina ¿de que va?.
Almogrote gomero, se machacan un par de dientes de ajo bien machacados, un pimiento picanton pimientón dulce molido y a majar un poco mas , se pelan y despepitan un par de tomates, se majan y se va incorpoando el queso gomero, de cabra ahumado con jaras y peliín viejo es ideal, majamos y remajamos y ¡ale hop!, empezamos a ligar con un hilillo de aceite, con tostadas o con unos tacos de maiz está de muerte.
Con papas negras tambien , pero las que venden en Madrid no merecen la pena

nopisto dijo...

Yergam tiene más que ver con la retirada del patrón y la toma del negocio por parte de los empleados.

Arbequina intenta hacer cocina renovada con productos locales, no es la quinta maravilla, pero tratan bien las verduras y los pescados de la costa y además tienen ciertas inquietudes vinícolas.

Carlos dijo...

Si alguien supiera dónde podría agenciarme una botella de La Memé le estaría muy agradecido.

Enrique dijo...

He tenido que cancelar la reserva en La Ballena porque lo de las entradas para ver a José Tomás estaba resultado complicado en exceso. ¿El torero de moda no era Rivera Ordoñez?.

A cambio me voy a tomar un arroz al Faralló. Voy a hacer una comparativa con el del Soqueta de Oliva. Últimamente llevaba ventaja el Soqueta. Vamos a ver.

Numeritos dijo...

El anterior era yo firmando con seudónimo.

Numeritos dijo...

Gracias por los consejos, BTW.

Carlos dijo...

Ojo al Lafayette del que habla Point en Metropoli.

emiliano dijo...

Por si pensabais visitar la zona, que sepáis que Aponiente cierra por obras hasta mayo.

Carlos dijo...

Domaine de la Soumade, diez euros aprox.

Para aquellos que defendían que se podían beber grandes vinos por menos de veinte euros; bien, no es un grande, pero es un buen vino. Por cierto, la syrah, sólo un 20% sale más de lo que esperaba.

Carlos dijo...

Otra opinión sobre ese final de camino del que habla Achatz.

ignacio dijo...

HOLDEN ayer cené en Eleven Madison Park, me gustó mucho sobre todo un pato con miel naranjas y especias y un savarin de coco. Hoy voy a probar Blue Hill ya te contaré.
Hoy he comido una hamburguesa excelente en un especie de tugurio dentro del Parker Meridien,donde solo se puede pagar en efectivo y tiene un aire clandestino.Mañana voy a intentar el brunch de Spotted pig

Holden dijo...

Ignacio: Me alegro que te gustara Eleven Madison Park. Mañana sábado el brunch lo tenemos a la 1,00 en Perry St, uno de los restaurantes de Jean Georges. Si la lista de espera en el Spotted Pig es larga, date una vuelta por ahí, ya que está bastante cerca y creo que te gustaría, aunque es otro concepto. El champagne corre de mi parte.

emiliano dijo...

A pesar de haber leído en su página web algo sobre no sé qué recuerdos de su paso por Mugaritz, tengo intención de pasar esta semana santa por el restaurante sevillano que recomendó Espeto. Primero ver de recogida a la Macarena y luego probar un guiso de garbanzos Pedro Sillanos (sic) en Gastromium. Por la tarde visita a la Virgen de Monserrat y, ya que estamos por la zona, a lo mejor caen unas tapas en Donald, lugar del que probablemente ya habréis oído hablar.

emiliano dijo...

Holden, te pasas el día comiendo y no estás a lo que hay que estar.

Holden dijo...

Multitasking, Emiliano, se llama multitasking.

yerga dijo...

Me voy a zampar un bocadillo de sobrasada de la buena buenisima de los que hacen epoca, con unas piparras y un vasito de Sanz verdejo.

Fartón dijo...

Pues el Lafayette que menta Carlos más arriba y que reseñó Point en el Metrópoli es un restaurantito bien interesante.

Carta corta, todo lo contrario que las raciones, que son bien generosas. Servicio muy amable. Detalles cuidados (buenas copas, dos aperitivos, tres tipos de pan...). Carta de vinos no muy extensa pero sabiamente elaborada, alternando vinos españoles y franceses para todos los gustos, muchos entre 20 y 30 euros. Y de comer, como digo, raciones abundantes, platos elaborados, algo barrocos, con producto a menudo humilde, que permite contener los precios. Tomamos la pissaladier (una coca de cebolla con pasta de aceitunas, muy sabrosa) de primero, y nos recomendaron (bien) que la compartiéramos. Hubiera querido probar algún otro entrante, pero vaya, otra vez será. La verdad es que no hubiéramos podido con todo. Los dos segundos, muy bien, en especial la caballa, en su punto (quizá le fallaban las navajas escabechadas; no me parece que el escabeche le vaya bien a ese bicho). El tournedo de conejo, contundente, en forma de timbal, con una salsa de vino y nata (muy francesa), muy rica, y unos gnoquis de patata como acertada guarnición. Rematamos con unos crepes suzette bien golosos. Bebimos un riesling alsaciano (Binner) que se le antojó a mi mujer, no muy dulce, y que fue evolucionando a lo largo de la comida. Interesante.

En fin, como cantaban (o voceaban) Diabologum: "A decouvrir, absolument!"

Numeritos dijo...

Pues ayer los arroces del Faralló se resintieron por la masiva afluencia de personal. Buenos, pero los he tomado mucho mejores ahí.

Por la noches unas tellinas pequeñas pero muy ricas y una gamba roja de primera división en el Soqueta. De la mejor gamba que he tomado en mucho tiempo. Me hizo reconciliarme con ellas, que me tenían un poco aburrido. Después de comer las de anoche llegué a la conclusión de que es un producto que ha ido degenerando a fuerza de ponerlo en tantos sitios. No creo que llegue al 10% el porcentaje de gamba roja "de Denia" que proceda del mediterráneo.

emiliano dijo...

Dado que por aquí estamos todos de puente me he dado un paseo por los blogs amigos. Empiezo por el de Weirdo a ver que tal les ha ido con el Saturnalia, pero parece que todavía no se han despertado (o a lo mejor es que todavía no se han acostado). Atraído por la foto de ese criminal austriaco paso por La Tilde para comprobar lo débiles que son ciertos principios que uno pensaba que deberían estar ya fuera de todo debate. Veo en el de Diletante que a Toni le ha gustado un poco más que a mí Astrid y Gastón. Me copio las recetas de Nopisto y de Gastronomicae. Aprendo un poco de vinos con Berciano y Pallarés. Por último, asisto a las lecciones magistrales sobre ética profesional y ortografía del maestro Maribona. Me voy a comer.

yerga dijo...

La receta de Nopisto la he fusilado, muy, muy recomendable, alta cocina al alcance de cualquiera.
Emiliano, los principios ,como dijo no se quien, si no valen que nadie se preocupe, tenemos otros.

Holden dijo...

¿Principios? ¿Qué es eso?

Yo también me voy a comer. Despedida de Nueva York, espero que por bastante tiempo. Y qué mejor sitio que hacerlo en Jean Georges. Esta vez no me da tiempo de regresar al Spotted Pig.

Carlos dijo...

Pues recién llegado de Córdoba y habiéndome perdonado otro pestiño del Madrid.

Estupendas experiencias en Bodegas Campos, tanto en la zona de tapeo como en el restaurante en un entorno donde podrían hacer cualquier cosa y seguir ganando una cantidad indecente de dinero.

Mañana cuento con detalle.

Carlos dijo...

Y que no se me olvide. Nunca me dejará de sorprender la poca presencia de los vinos de Jerez en el resto de Andalucía. Si allí no venden, difícilmente venderán en el resto de España.

emiliano dijo...

Yo estuve viviendo varios años en Sevilla y allí no se bebe vino. En los bares cerveza, en los restaurantes también cerveza o castillo de san diego, que más que un vino es un sucedáneo, y en la feria, rebujito o botellas de 3/8 de manzanilla la guita aguada. Me dicen que las cosas están cambiando. No sé

Carlos dijo...

Mi visión del tema es dura. Ni cambia, ni cambiará.

A veces leo comentarios, bienintencionados, de auténticos apasionados del vino sobre lo que avanza la sociedad y lo que está aprendiendo la sociedad, que me hacen sonreir.

Seguro que yo mismo he dicho un montón de tonterías al respecto.

Lo que hay es vino con gaseosa para el que no tiene complejos y lambrusco para el sofisticado.

Luego semos los frikis.

emiliano dijo...

Y el Madrid un pestiño, sí. Sigue dando satisfacciones a los aficionados que no ven los partidos pero que se sienten satisfechos si leen en el periódico al día siguiente que el equipo ha ganado. A ver si acaba pronto esta temporada y se largan unos cuantos de UPV.

Y ya de paso, Numeritos, como parece que Ramón Calderón y tú andáis por Castellón, si te lo encuentras podías decirle de mi parte que se vaxlrya a toxlrmar por cuxlrlo.

Carlos dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Carlos dijo...

Creo que he escrito algo sobre ética pero me autocrnsura. No era una visión optimista.

emiliano dijo...

Joder, Carlos, fíjate si estoy espeso que no sé si te refieres a los aficionados al vino, a los críticos gastronómicos o al Real Madrid.

emiliano dijo...

Vaya, no había refrescado. Esto ha quedado fuera de contexto.

Carlos dijo...

A cocineros y críticos Emiliano. Pero creo de verdad que no merece la pena.

yerga dijo...

En Sevilla y alrededores lo del vino ni ha cambiado ni cambiará, la mayor revolución de los últimos años ha sido que los riojas ya los sirven "fresquitos".

emiliano dijo...

No sé si merece la pena hablar del tema o no. Seguramente no. Pero el caso es que llevaba bastante tiempo sin entrar y me ha dado pena ver en lo que se ha convertido Salsa de Chile, con un propietario desquiciado que altera mensajes; los borra; los mantiene sólo cuando le interesa contestarlos; se hace la victima; ofende a los que escriben bajo el anonimato (o sea, todos menos él y Sergi Arola), se niega a entrar en el fondo de cualquier cuestión que se le suscite y le moleste, desviándose del tema con cualquier excusa (que si esta es mi casa - un blog es un espacio público de debate, no es la casa de nadie -, que si usted no sabe escribir, que si usted es un troll, que si no le gusta lo que escribo no me lea..). En fin, una pena.

angel dijo...

Pues ya he porbado el VBEA (o sea Villamagna by Eneko Atxa).

Mañana os cuento pero ha estado francamente bien.

Carlos dijo...

El problema es que quizá, sea es lo que reluce.

Cocineros con los pantalones a la altura de las rodillas, críticos soberbios que hacen uso del derecho de pernada sin sonrojo, aficionados con webs o sin webs que buscan estar cerca del que come gratis.

Un debate intelectual a la altura de la nada en el que participan el gordo y el que le llama gordo. Extraña foto por la que luchar.

Carlos dijo...

Eso me interesa Ángel.

Realmente creo que Madrid necesita sangre fresca.

Anónimo dijo...

Carlos, me alegro de que te haya gustado mi recomendacion de Bodegas Campos. Ya te decía yo que era un gran restaurante, aunque no haya ido.

Si no fuese por mis recomendaciones casi nadie iría a ciudades como Cordoba o Sevilla. Que suerte teneis de que esté yo para daros mis recomendaciones.

Normalito