martes, 15 de noviembre de 2011

La puerta de Hakkasan

Paseando por la zona dedicada a Mesopotamia y Egipto, en el Museo Británico, se dispara mi curiosidad y algunos vagos recuerdos de mi educación primaria. Lo que en los libros eran fotos, fechas, mapas y obligaciones se convierte en momias, piedras, jeroglíficos y diversión. En arena y pirámides. Dos civilizaciones longevas que fueron fagocitadas por otras con hambre de gloria. En el otoño de Londres del 2011, los hombres de gabardina negra de la City, ejercen como fedatarios de otro cambio de ciclo por un buen puñado de libras.

Apenas a quinientos metros del museo, en un callejón sin salida, está el restaurante Hakkasan. Su propuesta: un conglomerado de platos de otra cultura milenaria, la china. Hakka por los nuevos pueblos de Hong Kong, San como muestra de respeto. Escondido y, desde fuera, se parece a las decenas de panasiáticos que he pisado en mi vida. De hecho, motu proprio, jamás hubiera entrado en ese sótano, que está tan cerca de parecer un restaurante, como una discoteca de moda.

La puerta se abre y se hace la noche. Sólo unas luces rojas y unos escalones. Una mujer hermosa y elegante nos recoge los abrigos y el comedor es otra vez oscuro, con pequeños focos de luz que apenas tienen la apertura en el haz para saber lo que estás comiendo. Como si guiaran tu atención, como si temieran que te centraras en otra cosa que no fuera la comida.


Hoy hemos venido a disfrutar de sus dim-sum. Hay una docena de ellos debajo del apartado "small eat" en la carta y en un pequeña hoja aparte, los especiales del día. Van apareciendo, como cuadros de Caravaggio en el medio de la mesa, cestas con tres o cuatro piezas de cada. Pasta wan ton u hojas de cebolleta, a la plancha o al vapor, cualquier cosa que pueda contener las combinaciones de verdura, marisco, carne y pescado, en las que el calor ha disuelto las gelatinas -las usan con profusión- para crear combinaciones a veces líquidas, jugosas, complejas, con chispa.


Vieiras con salsa XO, pato ahumado con chiles, cangrejo de pasta blanda y su sopa, carne de cerdo con verduras, ternera macerada y amalgamada. Infinitas combinaciones -algunas muy complicadas- de ingredientes mezclados de cinco en cinco, algunos tan complicados de usar como el sésamo, la lima, el genjibre, el apio, el hinojo, o el chile. Como si tuvieran la fórmula magistral usan lo justo, los justos. Provocan y abren una puerta en el paladar, estimulando la curiosidad. Los siete u ocho que probamos eran, sin excepción, deliciosos e indescriptibles.

Noodles con carne y huevo para acabar la tercera cerveza -la carta de vinos es impracticable- y un exquisito té de jazmín. Siempre me pregunté qué era exactamente un dim-sum, cuáles eran las reglas que lo definían, si es que las había. Según la Wikipedia significa tanto "bocado", como "tocar el corazón". Quizá no sea para tanto -lo segundo-, pero sí me pareció un mecano exquisito extremadamente fácil de disfrutar, independientemente de mi paladar, tan occidentalizado y, seguramente, limitado


A las cinco de la tarde apenas hay diferencia entre la intensidad de la luz del interior y la de Hanway Place. Paseando por el West End, llegamos a Yauatcha, parte de esa cadena de franquicias, mezcla de glamour y gastronomía, que nació con Hakkasan y que ha sido tantas veces imitada. Allí, a precio de oro, venden el exquisito té verde de jazmín.

158 comentarios:

Anónimo dijo...

Carlos

De qué ajustes estamos hablando?

No hay solución ya?

Carlos dijo...

Anónimo,

no lo sé. Yo tengo mi opinión sobre lo que habría que hacer, pero no sé si habrá valor para hacerlo. Va a ser una fiesta.

Carlos dijo...

Gracias por la recomendación, Aloque.

Carlos dijo...

Phaidon Press reedita La Cuchara de Plata, vía Elmundo.

Paco dijo...

Un gobierno de concentracion?
Habeis oido a Santiago Niño Becerra?

Carlos dijo...

El problema no es quien, creo yo, sino el qué, Paco.

Hablando de Hakkassan, me recordó a la primera vez que comí en DiverXO. Con menos referencias a lo que conozco, pero con parecida capacidad para conseguir combinaciones extrañas y bien acabadas.

Licenciado Vladimiro dijo...

Benditos aquellos que ya tenéis cierta edad y habéis vivido una gran década de disfrute lucúlico.

Yo tengo 25 años y aunque sería absolutamente hipócrita quejarme de mis circunstancias no creo que vaya a vivir algo así salvo que emigre.

Holden dijo...

It,s the end of the world as we know it?

Carlos dijo...

Seamos positivos: es el comienzo de la era de la croqueta y el ala de pollo frita. La de tops de pollo frito que vamos a ver.

Holden dijo...

Con tal de que no vuelva el Rey del Pollo frito, lo que sea.

Carlos dijo...

¿Y del Millesime, qué? Supongo que aquello será la Sodoma y Gomera de la gastronomía.

Holden dijo...

Hoy toca Millesime, Carlos. Aquí no hay crisis, nunca la habido y nunca la habrá para ese 0,1 % de la población mexicana.

Les mantendremos informados, como siempre

Anónimo dijo...


Curioso enlace de curioso enlace en el Cuaderno Matoses

Carlos dijo...

Gracias, Anónimo. Curiosa la reflexión respecto al AVE y Valencia. Por cierto, que el apellido de Abraham García está equivocado en el texto.

Anónimo dijo...

Oiga Carlos, que no tengo nada que ver ni soy el autor del artículo, pero... además de Abraham García ¿no pudo ser que hubiera o hubiese un tal Abraham Rodríguez?
Imagínelo, con voz aflautada, sin cejas, sin sombrero y con frac.

Carlos dijo...

No lo dudo, Anónimo -lo de su falta de relación con el artículo-. En el caso de que hubiera habido un Rodríguez se hubiera dado la curiosa circunstancia de que además de compartir nombre, hubiera compartido sentencia sobre la michelín y los Reyes Magos, que García popularizó hará ya unos años.

Carlos dijo...

Dicho lo cual, a Abraham me cuesta imaginármelo depilado.

Anónimo dijo...

Coóne, que es fácil para plumillas inexpertos del copy&paste poner un Rodrígues de El Bohío en lugar de un García de Viridiana. No se me altere.


Geni Perramón está pa'mojá y mojá




galería de fotos de los canaperos

IL TROVATORE dijo...

¿Se pondrá por fin de moda la coliflor en los restaurantes?

Carlos dijo...

Yo creo que debemos empezar a pensar en posibles rankings: top de panes del día de antes, top de panga, top de tortilla de nabos.

Sólo espero que la remolacha sea muy cara.

txangu dijo...

El panga es un top por estos lares. Yo no he osado por el momento.

txangu dijo...

Y hoy he comido coliflor.

kalakahua dijo...

Esto es la confirmación de mi axioma: "el canapero ni se crea ni se destruye, solo se cambia de ropa a veces"

Arturo Pardos Batiste dijo...

Anónimo y "Enlace curioso". En junio de 1987 (¡hace casi 25 años!) convoqué en nuestra Gastroteca de Stéphane y Arturo de la plaza de Chueca de Madrid el 1er Concurso Literario Paellístico, con el tema “¿Por qué no se sirve paella en las cenas oficiales y diplomáticas?”, intrigado por tan escandalosa ausencia. El fallo tuvo lugar en La Gastroteca el 12 de octubre de 1987, Día de la Paellidad. El premio, de 50.000 pesetas, lo ganó el erudito y fine gueule Guillermo Piera. Publiqué su artículo ganador en mi libro El ocaso de las paellas (R & B, S. Sebastián, 1997), donde dejé claro que la paella ha de ser cocinada y comida de noche y en paella de cobre. Y eso lo dije el primero.
Pregunto en El ocaso: Si la paella lleva caracoles y cerdo y el dinero está en manos de árabes y judíos, ¿cómo pretender que triunfe si el Levítico y el Corán prohíben comer gasterópodos y guarros? Item más: Fui yo quien introdujo la voz PATELLA en el El ocaso… (libro que escribí en 1987) y la cito nada menos que 18 veces con diferentes epítetos: Prístina, Áurea, Vacua, Vulgaris, Universalis, Rotonda…, amén de despedirla diciendo: “Ite Patella est!” Así que, como duque de Gastronia que soy y deseando que se me reconozcan estas humildes primicias, lo cuento hic et nunc.

lagerun dijo...

Espectacular cena la del pasado Miércoles en Casa Marcelo. La mejor sin duda de la semana y, probablemente, la mejor en tiempo.

Para empezar, me gustó mucho ese gastroloft que Marcelo utiliza para dar de comer a la gente que acude a verle a Santiago. Esa cocina integrada en aquella pequeña sala, con apenas once mesas, me resulto muy agradable, así como aquellos camareros vestidos de cocineros que también sirven los platos y el jefe de sala, que apenas lleva dos meses. Marcelo, que iba y venía, me pareció un tío con personalidad y simpático.

Una vez sentado en la mesa tres (justo frente a la cocina), y dado que ya que estaba vendido antes incluso de entrar a la suerte del menú del día, me puse también en sus manos a la hora de la bebida.

Aparecieron por allí tres variedades de pan: Pan de sésamo, pan de maíz, y pan de trigo, centeno y espelta (este ultimo espectacular). Todos los panes amasados y cocidos en casa con harina del país (esta frase, la que más veces escuché la semana pasada). A continuación me invitaron a probar un Flore de Carme 09 - albariño con crianza- mientras esperaba impaciente la llegada del menú.

A continuación me trajeron un consome de gallina que estaba espectacular y que no podía ser mejor comienzo dada la noche de perros que hacía en Santiago. Luego las Ostras "Flor", caramelizadas; algo muy especial su textura.

Pasamos al albariño, en este caso un Pedralonga 07 en barrica, ya más potente, que hizo mis más auténticas delicias.

Continuamos con unas fantásticas virutas de centollo e hinojo.

Excelente la Xurela (sashimi) "Toñi Vicente", en homenaje a la susodicha, a la que quieren mucho en esa casa.

Le siguió una crema de coliflor con almejas de carril que ya pueden ustedes imaginar como estaba.

Comencé a emocionarme después de probar las sardinas del día, marinadas, asadas y ahumadas, algo muy especial que les podría describir, pero no escribir.

Pasamos a las carnes y con ellas un Tinto Ribeiro A torna dos pasas 09 que me gustó muchísimo. Empezó acompañándolo un lomo de vaca a la parrilla con cachelos y encurtidos. Estupendo.

Pero nada comparado a la liebre a la royal y castañas, que fue la estrella de la segunda parte de la cena, que se deshacía con solo mirarla y que me pareció algo realmente fuera de serie.

Por fin los postres, que comenzaron tímidos con un sorbete de merengue y limón y terminaron con el postre estrella de la casa, nuevo en la cara, tarta de santiago. Espectacular.

Lo que pasó después tiene ya menos importancia, aunque estuvo convenientemente regado con unas copas de Bas Armagnac Dartigalongue 12 años, otras de Cognac Delamain espectacular y unos muy bien servidos gintonics de Junípero, copa enfriada en nitrógeno líquido, lo que le da un efecto muy vistoso al tema, sin más.

Qué bien se está cuando se está bien, ¿no?

Numeritos dijo...

Gerun, ¿un digestivo no tomaste?

lagerun dijo...

Hubiera sido un exceso y, además, al día siguiente me tocaba madrugar. Yo no soy de esos y tu lo sabes, Numeritos.

Y tú, ala, a pegarle duro al anticucho con lgmedina. Merecido lo tienes.

emiliano dijo...

Veo que la coliflor se vuelve a poner de moda.

Carlos dijo...

Suena tremendo, Lagerun. Iré en cuanto pueda.

Carlos dijo...

Hablaba C. Apicius esta semana de las tortillas gallegas ganadoras del concurso de LMG y el curioso patrón común, de estar hechas por cocineras colombianas. Se le olvidaba creo mencionar a la de Las Cinco Puertas, donde también la señora es sudamericana.

En este texto detalla Ribagorda cómo se hace la que ha ganado este año.

Yo añado que en esta temporada todavía se puede usar patata gallega. No es nueva, pero no está seca.

Espeto dijo...

Han estado ustedes activos estos días. Servidor ha estado recorriendo el far west hispano, de Tierra de Barros a Cáceres y de allí hasta Sanlúcar.

Para empezar, tremendas esas fotos de Hakkasan. Quién lo pillara. Creo que es el único restaurante que me obligo a repetir siempre que paso por Londres.

Una vez le pregunté a un amigo y hostelero chino porqué en España no se hacían los dim sum frescos (ni las masas, ni los rellenos) y le dio un ataque de risa. Básicamente me vino a decir que por 2 eurso te venden un kilo en una bolsa de congelados y que al público de aquí le gusta así. Si el negocio va bien, para qué vamos a cambiarlo.

Lagerun, muy interesante el recorrido por Santiago y, más concretamente, este comentario sobre Marcelo. Yo tuve peor suerte. Junto a platos muy buenos (el rollito de hígado de rape, la sardina, la merluza) aparecieron otros mucho más flojos (el cochinillo a baja temperatura o un postre a base de chirimoya). Pero, obviando el tema del menú único que a mí no me convence, vi detalles muy buenos. Los excepcionales panes, la costumbre de servir siempre una sopa, la sencillez de la puesta en escena, el respeto a la materia prima, el servicio cercano y amable, la pastelería (grandioso su hojaldre). Un sitio al que volver sin duda.

Espeto dijo...

Y del post anterior un par de cositas:

Sandra, buena pista la de Vacum. En cuanto haga sitio en el arcón me lanzo a probar.

Herr Carlos, ¿y no sabrá usted si a principios de Diciembre seguirán los de Heimat con ese ganso? Porque si llego a Frankfurt, me tomo un Manhattan en el Roomers (a mí no me molesta que haya secretarias, todo lo contrario) y me sirven un ganso allí, ya soy feliz. Bueno y después remato con un armagnac y un brandy para comparar.

El caso es que yo no he probado grandes brandys porque siempre he tenido dificultad para encontrarlos y porque hay un rango pre precio desde el normal de supermercado hasta los grandes de ciento y pico en la que hay muy poco donde elegir. Pero, mira por donde, al terminar de comer el otro día en - el ineludible templo del producto - Joselito Huerta, en Sanlúcar, me ofrecieron un brandy viejísmo "que no se comercializa", creo que de Bodegas Barón, que me abrió los ojos. Supliqué y llegué al soborno pero no hubo forma de hacerse con una botella.

El Cognac y, sobre todo el armagnac, siempre me han parecido más finos, más elegantes. Pero este tenía una profundidad y una suavidad tremendos. Tenía personalidad. Esos tostados que te quedan destrás de un amontillado o un oloroso muy viejos. Prometo ponerme a investigar.

Carlos dijo...

Sergi Solá nos ha dejado en un tema anterior un enlace a su podcast sobre "Cocina Creativa" en: http://cocinacreativa.ivoox.com

Y también su grupo de facebook

http://www.facebook.com/groups/cocina.arte/

Por si os interesara

Carlos dijo...

Y Massimo Bottura nuevo 3 estrellas Michelín. Nos alegramos por Massimo, en el que siempre creímos.

Ana dijo...

En dos ocasiones comí en Casa Marcelo, la primera fui invitada, en octubre de 1997, creo recordar era el inicio de la anzdadura de este restaurante. La segunda vez que fui, en el año 1998, repetí la experiencia. Entonces se comía bien y la RCP inmejorable, no he vuelto más, no dudo que debe ser más excelente que cuando yo lo conocí pero, deben ser cosas de la edad, aunque me lo puedo permitir ya no estoy para dispendios ni chorradas. Esto e s como lo de quien no es revolucionario a los 18 no tiene corazón y quien no es conservador a los 50 no tiene cerebro...

Sandra dijo...

Pues mande un mail a Vacum,y no he recibido respuesta;mas que nada pq anuncian que tienen carrilleras,rabo y tal,pero no vienen despues en la tienda online.No se en otros paises pero la atencion al cliente a traves de internet de las empresas de este pais da pena.

Los arroces secos en el horno,para dos o para cuatro,quedan de cojones.A mi con el doble de caldo que de arroz me quedan niquelaos.Ya no utilizo otro metodo.

Carlos dijo...

Estoy interesado en eso, Ana. ¿Cómo los haces?

¿Qué temperatura de horno? ¿Cuánto tiempo? Supongo que le echaras el caldo hirviendo a la paella, ¿no?

Glameryus dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Sandra dijo...

Si somos dos uso una sarten de hierro fundido de Le Creuset y comemos despues directamente en ella;aguanta el calor que es una barbaridad.
Mi horno es muy sencillo,no tiene ni ventilador.Lo precaliento durante diez minutos.Despues,efectivamente,meto la paella,sarten...con el caldo ya hirviendo.Echo exactamente el doble de caldo que de arroz bomba,a 200 grados;hasta que este.No miro el tiempo,seran 15 minutos mas o menos.Despues lo saco,lo tapo con un trapo 5 minutos y listo.
A altura media o media alta del horno.
Queda perfectamente,pero ya sabes que cada horno es de una manera...es cuestion de probar.

Sandra dijo...

Quiza me he pasado con los 15 minutos.Y el caldo depende como te guste el arroz quiza tambien un pelin menos del doble.
Yo lo sofrio un poco tambien;aunque Quique dacosta dice que asi se impermeabiliza el arroz y absorbe peor el caldo.Yo no lo se;pero creo que queda mas suelto si lo sofries un poco.

Jesús Fdez dijo...

Sandra, con el hierro fundido, que aguanta tanto el calor, ¿no se corre el riesgo de pasar el arroz? Imagino que ya tendrás mano en ese tema, pero es algo que me intriga... Me pasa igual que con el barro.

LaIna dijo...

Creo que voy de mito en mito, primero la fallida ensaladilla en RAFA y hoy los guisos de cuchara de ASTURIANOS, las verdinas normalitas (un 6), la fabada notable (7) pero siendo bastante generoso y unas muy buenas carrilleras (8), con un postre y tres copas de vino €35 por persona. Teniendo en cuenta el sitio y que no me pilla a mano no entra en mi lista de imprescindibles ni de lejos.

PD: creo que no me atrevo con este comentario en el blog amigo.

Ana dijo...

¡Jolín! me sucede una cosa muy rara con mis comentarios desde hace tres días o así.

Escribo algo, lo envío me sale un mensaje de Blogger y, hay veces que el comentario se publica al cabo de un tiempo, otras ni se publica.

¿Alguna respuesta?

Ana dijo...

Hace un momento envié un comentario a Carlos que el humo ciega sus ojos y no lee correctamente, que yo no he escrito nada sobre arroces, queda acreditado por otros comentarios de Sandra. Pues bien, este comentario no se publicó. La proxima vez que salte ese mensaje de Blogger lo copypasteo.

Sandra dijo...

Efectivamente Jesus,hay q tener cuidado xq se puede pasar con facilidad.A mi me gusta xq se hace antes y xq aguanta muxo el calor.Me fastidia q se enfrie la verdad.Manias.La historia es probar y ensayo-error.

Carlos dijo...

Perdón Ana, me refería a Sandra.

En cuanto a los comentarios de blogger, viene siendo recurrente durante las últimas semanas. Yo estoy harto de perder comentarios, así que utilizo con cierta frecuencia lo de Nombre/URL en lugar de la identidad "blogger".

lagerun dijo...

Seguro que sí, Ana. En mi caso debe ser que ando a medio camino entre los 18 y los 50, en esa fase de indefinición que lo mismo me doy un homenaje que ceno una ensalada en un hotel.

Según me dé.

La verdad es que no sé cómo se comía en 1998 en Casa Marcelo, y aunque imagino que habrá depurado su técnica desde entonces, las experiencias como todo en esta vida son francamente subjetivas.

Holden dijo...

Contaba Frank Brunni, ex-crítico gastronómico del NY Times, al despedirse de su trabajo los criterios que tenía a la hora de hablar o no de un restaurante y a la hora de comentar bien o mal sobre un lugar determinado. Decía que él nunca publicaba nada de un lugar al que hubiera sido invitado; ni bien-porque seguramente la experiencia está tergiversada- ni mal, ya que sería un descortesía hacia su anfitrión.

Ayer estuve en Millesime.

Carlos dijo...

La última vez que estuve en Marcelo, creo que fue en el 2007. Se comía exactamente igual que al principio... pero se había estancado.

Leyendo últimamente, me da la impresión de que Tejedor se ha puesto las pilas. Parece haber un giro hacia la fusión. Si el año que viene vuelvo a Galicia de vacaciones, creo que me pasaré.

Ana dijo...

No, no, que no era crítica sangrante mi comentario sobre Casa Marcelo. Más bien una reflexión sobre los cambios que experimenta el ser humano (persona humana según algún intelectual de Tele5 entre otros sublimes).
Voy todos los años a Santiago de Compostela, pero Lagerum, con mi respeto más concienzudo, descubres otras cosas, otros lugares, incluso menos refinados pero que te complacen.

Yo estoy en los 62 camino de los 63 y me lo paso pipa incluso leyendo este blog y hasta escribiendo.

Quien me invitó a Casa Marcelo en 1997, fue mi entrañable amigo Perico de Vigo, quien, además en esos días de remembranza me descubrió Santiago, a pesar de haberme pasado estudiando (?) y paseando "el Franco" de 1968 a 1973, a donde hasta 1997 nunca más volví. Laus Deo et Perico. Toda una vida.

Si cuento mi primera experiencia en "el Franco" recien llegada en 1968 y salimos de vinos... infames... y me pidieron unos callos y en la rabanera no había más que 20 garbanzos... (al estilo de Arturo y Cia. hasta me quejé, ¡¡como se puso la gorda aquella de detrás de la barra!!!

Carlos dijo...

Creo que hoy es el quincuagésimo aniversario de Casa Solla. Grandísima casa.

lagerun dijo...

La que hace mucho que no escribe en este blog es Lola. Concretamente desde Agosto. Aunque quién sabe, quizás mañana coincida con ella en una cena a la que si puedo me acerco...

Ana dijo...

En Vigo conozco el lugar más cutre y donde se come lo mejor de lo mejor. Bar Chavolas en Rua Cesteiros al lado de Plaza Constitución; hace unos años se me hizo la hora de comer en el entorno del Mercado de la Piedra, desasiado tipismo para mi cuerpo, y con un par, entré en una farmacia donde vi una oronda matrona y le pregunté donde se podía comer por aquellos andurriales, me envió allí; cada vez que voy a Vigo, vuelvo. Tela

Malinche dijo...

Pues es muy elegante tu comentario, Holden

Carlos dijo...

Glameryus, aunque te hayas arrepentido, gracias por el comentario. Llevarlo hirviendo en la paella es probablemente la mejor solución.

Espeto, yo creo que si alguien montara una barra de dim-sum de esta calidad o similar, y una carta de vinos razonable, se forraba. Pero es más fácil replicar al infinito las bravas de Arola.

Jess Negociant dijo...

Ha pasado desapercibido por tardío el siguiente comentario en la página anterior. Voy a ir preparando la caja registradora y a aprender chino, que de ésta desbancamos a Burdeos. La crisis es para el pueblo llano y sencillo y no para visionarios como este humilde mortal. También Juancho Asenjo publicó algo al respective hace un par de meses en elmundovino.

txangu dijo...
Este mes en la Revue de Vin de France hay un extenso artículo dedicado a los vinos de... pitarra. Bueno, en realidad, repasan las pitarras, tinajas y depósitos que se están volviendo a utilizar en Francia. Buscan sus ejemplos en georgia, Italia y España...

15 de noviembre de 2011 08:51

Carlos dijo...

El top pitarras se hace imprescindible.

Licenciado Vladimiro dijo...

¿Con pitarra te refieres a lo que en francés llaman "en cubitainer". Txangu? ¿Los vinos en semigranel, en grandes bricks?

txangu dijo...

Ya sabía yo que maese Melitón saldría de la cava con sólo menssionar la pitarra.
Refiérense los franceses a que ahora hay un grupo de intrepidos bodegueros que vinifican sus vinos con ayuda de depósitos de cerámica, terracota o lo que sea (el ánfora dicen incluso, toma ya, otros depósitos tienen forma de huevo). Y aquí amigos, la pitarra, usease enorme tinaja, tiene su pequeño lugar en la historia.

Jess Pete A. Ron dijo...

¿Quién atacó con una dureza inusitada el nuestro emblemático caldo? ¿Quién tuvo la oportunidad de catarlo en el Mesón San Juan de Cáceres y se mostró displicente con tamaña joya enológica? ¿Quién hizo gracietas al respective y ubicó erroneamente su origen?

Pido públicas excusas. Y que retire que un coche funcionaría usando como combustible producto tan gourmet.

Insidias, insidias...

Espeto dijo...

Carlos, lo que parece mentira es que ningún empresario chino se haya atrevido con el tema de los dim sum. Requiere mano de obra y poco más. El resto, vapor, plancha o fritura es cuestión de segundos.

Mr. Pete A. Ron, no se sulfure usted conmigo. Desde luego que no quería infravalorar las innumerables virtudes del vino de pitarra. No sólo constituye un excelente combustible - sustitutivo del biodiesel - para los automóviles. Además resulta un perfecto anticongelante para las alas de los aviones, deja los suelos de terrazo más rojos que la cera Alex con color y se ha utilizado con éxito como desatascador de cañerías industriales. Incluso en campos como la medicina ha demostrado un enorme potencial: a raíz del descubrimiento de su poder narcótico, dentistas austriacos lo utilizan habitualmente como anestésico con sus pacientes.

Yo de lo único que me quejo es de que no venga dibujada la calavera y el teléfono del Instituto Nacional de Toxicología en las jarras de barro (ahora botellas de Fontvella) en las que sirven el mejunje.

Y se confundiría el tipo del mesón que yo esa noche estaba muy sereno. Estoy completamente seguro de que dijo Cilleros o Chernobyl.

Espeto dijo...

Holden, si en este país se siguiese esa máxima de Frank Bruni, desaparecerían la mitad de los artículos de gastronomía y unos cuantos blogs.

Y Twitter sería un desierto.

Carlos dijo...

Cada día hay una invitación para un evento en el correo del blog. Empieza a configurarse una red de profesionales del marketing gastronómico de segundo nivel. El primer nivel está copado por algunos críticos gastronómicos que hacen publireportaje, tras publireportaje.

El ejemplo que puso Ainur el otro día con el evento de Mumm lo escefinifica bien a las claras, comida chachi para críticos, ostras para blogs/tweets, nada para el resto.

Carlos dijo...

Por supuesto, hay excepciones en todos los ámbitos. Pocas.

compangu dijo...

S.O.S.

Objetivo:
Quitar la fame dignamente.

Zona:
Chueca (Mercado de San Anton)-Retiro.

Circunstancias:
Paseo madrileño con madre, mujer e hija.

Prioridades:
Precio medio-bajo.
Vale cualquier opción: raciones-tapas, comida foránea, hamburguesas jurmet...

Carlos dijo...

Compangu, si vas con la niña, el Home Burger te puede valer. Las hamburguesas están entre las mejores de Madrid.

malinche dijo...

En Gravina, 19 tienes el Cisne Azul, con una oferta de setas espectacular

Espeto dijo...

Una breve escapada a Extremedura que comenzamos por una pequeña escala en Fuente de Cantos para comprar algún paté y constatar que en La Patería de Sousa aún no tienen foie de oca (que empezarán a comercializar para las Navidades) y otra en Salvatierra de Barros para visitar la alfarería Hermanos Guisado y hacernos con algunos utensilios de cocina de escasa utilidad e indudable belleza. Después, parada en Almendralejo donde es absolutamente recomendable el tapeo en EL MUSEO DEL VINO. Un local bien acondicionado con mesas a la entrada para un picoteo informal y un comedor separado para comidas más serias. Extraordinario jamón, bien cortado a mano; enorme torta de La Serena a la que le sobraba un “aliño” de aceite, pimentón y tomillo; regulín una ensalada de perdiz escabechada inundada de reducción de balsámico; curiosa tosta de mojama y aceite de licopeno, y buen secreto ibérico a la plancha. Todo ello bien servido y acompañado de un muy flojo Nadir 2010 y un mejor Basangus Crianza 2009, vino de la Ribera del Guadiana, que se dejó beber.

Ya en Cáceres, cena en el RACÓ DE SANGUINO. Con una ubicación privilegiada, en la Plaza de las Veletas, a escasos metros del nuevo Atrio, y una sala bien montada, cómoda, tranquila, muy agradable. La comida es otro cantar. Una carta corta en la que aparecen algunos de los grandes clásicos de la cocina extremeña aderezados con ciertas dosis de creatividad. Algunos bien resueltos, otros profundamente desacertados. Por nuestra mesa pasaron un Jamón “D.O” (sic) poco curado y de corte irregular, una torta del Casar que incomprensiblemente se había expuesto al calor y había quedado absolutamente desvirtuada y un carpaccio de retinto en el que el aliño anulaba cualquier rastro de sabor de la carne. Mejores, aunque irregulares, los principales. Frente a una pluma ibérica con miel y un lomo de jabalí con frutos rojos bien terminados, una carrillera de ibérico con setas algo plana y una paletilla confitada muy floja. Postres sin interés.Producto mejorable, salsas un tanto uniformes y cierta sensación de conformismo en la cocina. Mucho mejor la sala, amable y entusiasta. Acompañamos con dos vinos extremeños que me gustaron: el Attelea Crianza 2003 (Ribera del Guadiana) y un Felipe Ruíz Reserva Especial 2001, elaborado en Cañameros a base de cabernet sauvignon y graciano, especialmente redondo. Precios amables. Por la situación y por la sala quizás merece una visita aunque es una pena que, en ocasiones, la cocina no se muestre a la altura.

Por otro lado, ruta de tapeo por la ciudad que – creo yo – va mejorando poco a poco su oferta en calidad y cantidad. Breve visita al nuevo La Minerva, en plena Plaza Mayor, un espacio bien montado, a medio camino entre bar y restaurante, muy en la línea de los nuevos gastrobares. Me gustaron su oferta de vinos (precio de tienda + un fijo por descorche), sus enormes – aunque suaves – callos con morcilla de Arroyo y unos ricos torreznos. La carta incluye platos más modernos que volveremos a probar. Bien, como siempre, la Vinatería Oquendo, con una buena selección de vinos a precios ajustados y tapas – rica paella – bien cocinadas. Tampoco me disgustó el Dallas que, a pesar de su nombre, sirve un buen magro de cerdo ibérico adobado y unas ricas croquetas de setas.

Y termino con un par de pistas: nunca me gustaron demasiado las migas del Gran Café pero, tras su remodelación y posterior reapertura, me convencen aún menos. Una pena que un lugar emblemático de Cáceres termine inmerso en tal mediocridad. Imprescindible, sin embargo, Alvarado, una carnicería donde aprovisionarse de chorizos de herradura, morcillas de sangre de Arroyo, patateras picantes, boferas, morcillas picantes de Miajadas y todas esas cosas que le encantarían hacer desaparecer a mi endocrino.

Anónimo dijo...

Compangu, tabernas de toda la vida: croquetas, callos y patatas bravas a parir de ahí loque surja, en Chueca por ejemplo:

http://www.loscincomejores.com/category/tabernas/tabernas-t/tabernastradicionales/

Advierto, el cocido de La Bola, una ofensa al buen gusto.

Anónimo dijo...

Alucino por causas diversas, pero llamar en Cáceres RACÓ DE SANGUINO a un establecimiento es tan cebollero como si el extremeño Adriá hubiese puesto por nombre Rincón Castuoba El Bulli

Anónimo dijo...

Rincón Castuo quise escribir

Holden dijo...

Espeto:

¿Acaso soy yo el guardián de mi hermano? Tan solo el del centeno.

Carlos dijo...

Voy a hacer un top de chopped.

emiliano dijo...

¿Conocéis El Gran Barril?

Holden dijo...

Sí, Emiliano. Dime.

emiliano dijo...

Dime tú

Ana dijo...

Emiliano, por el precio de El Gran Barril de Goya comes mucho más de p m en un millón de sitios y sin dim sum, chop suey y pollas en vinagre que extasían al excelso y divino Espeto

emiliano dijo...

Gracias, Ana, aunque en el fondo yo soy un poco como el divino Espeto y de vez en cuando también me extasío con los dim sum, el chop suey y las pollas en vinagre.

Carlos dijo...

Emiliano, en el Gran Barril manejan buen producto y lo cobran acordemente.

Un sitio muy del gusto de los madrileños a los que les gusta pensar que "el mejor puerto de mar es Madrid".

Holden dijo...

A mí la barra me gusta. Eso sí, pagas como si estuvieras comiendo en un tres estrellas.

emiliano dijo...

Ejjjque voy invitado.

Carlos dijo...

En Madrid el marisco se paga como si no hubiera otra cosa en el mundo.

Carlos dijo...

Pide cigalas. Y percebes. Como si se acabara el mundo.

Holden dijo...

Entonces, pídete unas gambitas de Huelva por aquí, unos langostinos de Sanlucar por allá y unos carabineros, por supuesto. Eso de aperitivo. Luego sigue con lo que te apetezca y no te cortes.

Pero no se te ocurra contarlo por aquí. Es de mal gusto hacerlo si vas invitado. Bueno, si no invita el dueño, no es relevante.

Numeritos dijo...

Carlos, es que de hecho el mundo se acaba. Por lo menos eso había concluido yo después de leer tus comentarios.

Carlos dijo...

Frank Bruni no lo haría.

Ana dijo...

Emiliano, cada cual se extasía con lo que tiene más a mano: Teresa de Jesús con los pucheros, aunque las yemas de Ávila no tienen su origen en este cántaro de miel, y alguna que otra cosilla, otras, más perfeccionadas en aquello del placer, con pomada de belladona frotada en sus partes pudendas, por eso las tildaron de brujas, santa Teresita de Liseoux en la virginidad pura y dura... Así hasta llegar a Zp y Rubalcaba. Soy consciente de que el final de mi cuento para excelsos es abrupto, burdo y chocante. Pero es lo que hay para que los exquisitos descubran que, aquello que han vivido es como la nube de MOVISTAR o Apple para mi.

Carlos dijo...

En realidad lo que yo he dicho es que estamos en quiebra, Numeritos. En Perú llevan así muchos años y seguro que siguen levantándose todas las mañanas.

Ana dijo...

Emiliano ¿Invitado? Entonces, tripero, no te cortes.

Holden dijo...

Anda Capel por Nueva York y el pobre no se entera de nada; pero de nada, eh.

Hasta los del Telva lo harían mejor.

Carlos dijo...

Telva es la Verdad. Espero como agua de mayo el día que publiquen recetas de dim sum.

Carlos dijo...

Otrosí, en España tampoco.

Ana dijo...

Emiliano: Nadie es perfecto.

Numeritos dijo...

Ojo con Perú, que comparado con algún otro sitio que yo me sé, esto es Zurich.

Me voy a La Mar a ver si es para tanto.

Numeritos dijo...

De todos modos Carlos, eso se matiza antes. Que yo leí lo tuyo y dije "a tomar por culo, me voy a Lima". Y ahora parece que me precipité. A ver con que cara vuelvo yo a casa.

Me has metido en un lío.

Carlos dijo...

Yo te iba a proponer Amsterdam, pero conociendo tu fobia, Lima parece un sitio adecuado. La de gastones acuri&co que te vas a poder abrochar.

Ainur dijo...

Emiliano,

El Gran Barril es un sitio que esta bien, estuve la semana pasada y sali a 65€/pax con un chablis y una carisima copita de sauternnes. Me lo imaginaba mas caro viendo los coches que aparcan en doble fila los domingos. Los berberechos, ahora los tienen en oferta 1/2 kg a 15€ (creo recordar)y buenos. No es O´Pazo pero tampoco es tan caro como ese.
Las zamburiñas me gustaron mucho.

Malinche dijo...

Pues hoy he ido por primera ves desde la reforma a el Pescador. A mi juicio la sala es mucho más agradable. Un buen salpicón, de hecho hemos repetido, y unos " "langostinos de sanlucar" de tamaño absolutamente desigual (el grande era unas tres veces el pequeño) y flojos de sabor. Buen rodaballo y caldereta de langosta regular. Con do Ferreiro, postre y copa a 75€. Esperaba más.

Licenciado Vladimiro dijo...

Comparto con vosotros el mejor cóctel que he probado en meses y meses: el Brooklyn Lamp.

4 cl. de eau-de-vie de pera Williams de calidad (Reisetbauer, Lantenhammer etc.)
2 cl. de zumo de limón fresco.
2 cl. de jarabe de rosas (el mejor y más intenso que podamos encontrar)
2 golpes de amargo de pomelo

Agitar y servir en copa de cóctel.

Ponedme 10.

Holden dijo...

Espero que alguien con quien tuve la ocasión de compartir unos agradables momentos este martes en Millesime tenga una buena explicación para lo de hoy por la noche.

Carlos dijo...

A mí me parece hasta barato, Malinche. No sé si se están relajando, pero antes de 90 era difícil bajar, y menos con ingredientes de ese porte -rodaballo, langostino de Sanlúcar, langosta...-

Carlos dijo...

Hoy en el Cuaderno Matoses, el Mesón del Labrador, un sitio que, vista la descripción, tengo que visitar lo antes posible.

Espeto dijo...

Supongo que ya os he dicho alguna vez que Sanlúcar de Barrameda es mi shangrila gastronómico, mi centro del universo a la hora de comer y beber. Suena exagerado y lo es, pero ¿en qué otro lugar puede uno encontrarse con un producto semejante, con una cocina profunda, compleja y variada y con decenas de bodegas donde se elaboran algunos de los vinos más singulares y únicos del mundo? Un pueblo de apenas 50.000 habitantes y un puñado de kilómetros cuadrados donde se concentran no menos de una docena de restaurantes de nivel, al menos el doble de bares de tapas que serían la envidia se unas cuantas capitales andaluzas y un número indeterminado de bodegas que ni los lugareños son capaces de enumerar.

Dicho lo cual, comenzamos nuestro recorrido por un breve tapeo por Bajo de Guía para ir “fichando” el producto del día. Buenas papas aliñás y excelentes huevas en la barra de La Lonja y estupendos huevos de choco cocidos con mayonesa en la de Paco Secundino. Desde allí hacia uno de los últimos restaurantes del paseo, JOSELITO HUERTA, uno de los menos conocidos y de los peor montados pero donde el ratio locales/forasteros suele ser mayor. Salvado el trámite de la barra, se puede subir al comedor desde donde se puede disfrutar de unas estupendas vistas de la desembocadura del Guadalquivir y del Coto de Doñana si uno ha tenido la precaución de reservar una de las pocas mesas junto a los ventanales. No fue nuestro caso (ni falta que hizo). Ubicados en la mesa, junto a unas copas de manzanilla pasada de Barón y bien aconsejados, empezó el desfile con unos excepcionales langostinos – que hubo que repetir -, quizás los mejores que me hayan servido nunca en Bajo de Guía. Frescos, limpios, tersos. Buenas coquinas al vapor, grandes, aunque quizás demasiado purgadas. Dos guisos marineros fantásticos: un atún encebollado, jugoso con una salsa que sabía a manzanilla, y un magnífico cazón con tomate. Terminamos con una buena ración de tapaculos – una especie de lenguaditos – perfectamente fritos. Producto de verdad, cocina de verdad, gente de verdad. Para beber, manzanilla y más manzanilla. Tanta que nos llevamos una botella puesta. Y, para rematar, uno de los mejores brandys que servidor haya tenido el privilegio de probar. Como no se comercializa, por si acaso no diremos el pecador, pero esa bodega ya me puede considerar entre sus devotos. Si vienen ustedes por aquí pídanle una copita ustedes a Bartolo de mi parte. Precios más que razonables y muchos detalles con los clientes. Salvando el local es quizás la mejor opción de un barrio donde lo difícil es equivocarse.

Por la noche, más tapeo por los alrededores de la Plaza del Cabildo. De entrada, paso por La Pipiola para tomar unas cervezas bien tiradas (que tampoco es pecado), una buena ensaladilla de gambas y un lomito curado de nivel. Después, superado el disgusto de encontrar Balbino (alias “el templo”) cerrado por vacaciones, muy buena experiencia en La Gitana: cañaíllas tremendas, montaditos de carne mechá, tortillitas de camarones, huevas aliñás, albóndigas de choco… Y, para beber, Pastrana por copas.

Y termino con dos pistas: un tremendo sitio para desayunar, El Cura. Imprescindible su montadito de jamón de Sierra de Sevilla, que también hubo que repetir. Y el ABBA Palacio de Arizón, el último en incorporarse a la oferta hotelera sanluqueña y la mejor opción disponible a día de hoy.

emiliano dijo...

Pues El Gran Barril me dejó un poco frío. Como iba invitado me puse en manos de mi anfitrión y tomamos un buen pulpo, unas gambas blancas, flojas, flojas, y una lubina a la sal, la mejor de Madrid, me dijeron, pero no lo creo. Un postre intrascendente y una botella de Pazo de Barrantes completaron un menú que no pasará a la historia.

Fuimos atendido por un camarero que demostró tener una memoria similar a la que pudo tener en vida la lubina que nos sirvió, pues se olvidó de traernos los aperitivos, los licores y las tejas con los que sí obsequiaban a las mesas vecinas.

emiliano dijo...

Y de vuelta a casa, el taxista tuvo a bien amenizarme el viaje comentándome que a él del matrimonio homosexual lo único que le molesta es la palabra matrimonio, “aunque la verdad es que a los maricones no los trago, mire usté”; que hay que volver a la ley del aborto que había antes de que llegaran los socialistas, “aunque en realidad el aborto es un crimen, mire usté”; y que hay que generar confianza y crear ilusión: “sí, pero ¿cómo?”, “pues haciendo lo que hay que hacer, mire usté”

Estoy de la campaña electoral hasta los huevos.

Ana dijo...

Emiliano , mira que te advertí sobre el Gran Barril. También te discupé en otro porque nadie es perfecto.

lagerun dijo...

Como está el servicio, Emiliano, de verdad, qué horror.

compangu dijo...

Pues muchas gracias a todos por las recomendaciones.
La verdad es que fue una bonita mañana. Pasear por un precioso Retiro en otoño, sorteando a esa especie humana que tiene la inexplicable (para mí) costumbre de divertirse corriendo; y pasar por la puerta de HORCHER y ver que cobran 18 €urakos por un caldín.

Al final la opción elegida fue la propuesta por Malinche y Aloque, este último vía tlf., y es que lo de las setas de EL CISNE AZUL llamaba mucho, a parte de contar la suerte de tener una fartonina de 5 años que fue la que más disfrutó.
El revuelto de senderuelas y las setas de roble con fuá estaban simplemente exquisitos.

Y luego, al Mercado de San Antón, donde es mejor ir comido, porque si no, nos vamos directos al rescate, y sube a 700 la prima de riesgo y la puta su madre.

pisto dijo...

Emiliano, que pareces nuevo. Nada más entrar hay que decirle al camarero que tu tienes un blog. Es lo que hicieron todos los que recibieron los agasajos ;)

Numeritos dijo...

Yo ayer me pegué una cena de mucho nivel en Malabar, en Lima. Restaurante bien chulo, gente guapa (mucho extranjero), una barra que gustaría al mismísimo Vladimiro y un pedazo de cocinero. Muy buen ritmo en la cocina y con la sala funcionando de cine.

Seguramente la compañía ayudó a subir el nivel. Que coño, que se jodan lo feos.

Cenamos con distintos coctails de pisco. Lo único flojo para mi. Yo soy más de cenar con güiscola, como bien sabe Kalakahua.

Carlos dijo...

Pisto, estás demodé, ahora ya no se lleva el blog. Lo que peta es twitter. El gastrocanapero y tuiter son uno.

txangu dijo...

El gastroblogger anuncia su advenimiento a los saraos canaperos en tuiter, los tuitea entre canapé y canape y luego se mete con el que le ha invitado p'a que no queden dudas de su independenssia canapera.

Carlos dijo...

Qué va Txangu. Luego escribe con emoción de la experiencia.

Escribamos pues el decálogo del gastrocanapero, pondré los dos primeros puntos y durante la siesta me pienso más:

1) Hay clases. El gran gastrocanapero siempre desprecia al gastrocanapero de nivel inferior. Las ostras que no quiere el primero, son las que le sirven al segundo.

2) Si el festival de canapés ha sido placentero, tendrá su correspondencia en un "post". El gastrocanapero no paga en euros, sino en "posts".

Carlos dijo...

3) El gastrocanapero desprecia a la Michelín, pero defiende con pasión la falta de reconocimiento de la guía hacia aquellos restaurantes que le proveen de canapés en los gastrocongresos.

Licenciado Vladimiro dijo...

Es terrible el sitio nuevo de Ramón Freixa en Barcelona. Ávalon se llama.

Malinche dijo...

Pues la verdad es que a mi también me sorprendió el precio. Iba preocupado por el estacazo y no fue para tanto.

Carlos dijo...

Si esta crisis acaba racionalizando los precios de las marisquerías madrileñas, habrá que concluir que será la más grande que jamás haya sucedido.

Ana dijo...

Estoy llegando a la conclusión de que el divino Espeto es un jerifalte de la Junta de Andalucía, estos lujos, dispendios y derroches sólo se los permiten quienes no pagan con su cartera o tarjeta. Chaves no creo, el ceutí jeta tiene, pero cultura y mundología no, no pasó del "clan de la tortilla de patatas"

Espeto dijo...

Ana, guapa, disparas al aire. No tengo nada contra ninguno de los jerifantes de la Junta de Andalucia (o si). Por una vez te digo algo en serio: pago mis facturas religiosamente. Es mas, te invito - sin eufemismos - a comprobarlo. Me pillas sensible.

Lo que de verdad me preocupa es lo del blog amigo, donde los restaurantes van por el orden de simpatia.

Lamento la falta de tildes.

Holden dijo...

Txangu:

Este miércoles viene a México, y tengo una cena con él en el JASO, Francoise Perrin, uno de los dos hijos de Jacques Perrin, de Chateau de Beaucastel.

Brief me.

Ana dijo...

Espeto, no era necesario que lo dijeses, se nota tu sensibilidad a flor de piel, ni te das cuenta de que se te considera culto, refinado y con vasta mundología. Vais como locos. ¡¡Hombres!!

txangu dijo...

Holden, no se si ése es el hijo que dice que el Beaucastel 2007 es el mejor que han hecho nunca (a la espera de 2009).
SOn los únicos que meten en el ensamblaje todas las castas autorizadas, lo que les permite jugar un poco con los años.
Aparte de ser un vino QTC, recuerdo que el 98 estaba impresionante, aunque el organizador de la cata nos dijo que es algo reciente, ya qe hace 6 meses era algo imbebible.

Carlos dijo...

Hoy, como está mandado, alubias de Tolosa en Illunbe. Las mejores que he comido en Madrid las hacen en Urrechu, con pastel de berza y morcilla.

Y de segundo un lenguado a la brasa que, en mi opinión, poco tiene que envidiarle a Elkano.

Holden dijo...

Gracias Txangu. Lo apunto en la chuleta.

¿Has provado alguno de los Homage a Jacques Perrin?

txangu dijo...

No, pero Matoses el otro día si. Tampoco he probado los blancos. Y el 2009 sale a la venta dentro de muy muy poco.
En El Alma del Vino tienes la ficha de cata del 1994 (que yo también caté y que también espero).

Licenciado Vladimiro dijo...

http://arterego.es/ars-bibendi-·-halbestadt-bar-viena/

Si vais a Viena, aunque está un poco a desmano y hay sitios más lujosos, en ninguno os tratarán tan bien como aquí.

kalakahua dijo...

Espeto, ten cuidado, que te han hackeado la cuenta y el usurpador le ha lanzado una puyita al blog hermano.

Holden dijo...

Kalakahua: A mí me ha pasado al revés: alguien ha hackeado mi cuenta en el blog hermano.

kalakahua dijo...

Sin comentarios. Con lo que tú has sido.

Carlos dijo...

Leo las críticas gastronómicas del NYT y las de El País, oigo los comentarios deportivos de las radios y televisiones españolas, leo a los periodistas y las comparo con las de Sky Sports y The Guardian.

Ls españolas son, con pocas excepciones, estultas, aprioristas, sin el más mínimo atisbo de grandeza. ¿De verdad fuimos alguna vez, intelectualmente, algo más que esta basura?

Holden dijo...

Kalakahua: I say: what?

Arroba dijo...

Carlos, leo tu alusion a The Guardian nada mas leer esto: http://www.guardian.co.uk/world/2011/nov/20/spain-benalup-unemployment-euro-crisis
Para echarse a llorar...

Carlos dijo...

Es que lo Cádiz está en niveles insostenibles, Arroba. Recemos porque hayamos tocado la parte baja de la curva, yo lo dudo.

Espeto dijo...

Kalakahua, ¿y dónde dice usted que me han chuleado la cuenta? He echado un vistazo rápido por los barrios que suelo frecuentar y no he visto nada raro (más allá de los habituales comentarios efectuados bajo la influencia del vino).

Mañana os cuento el festival palatal (Matoses Registered) en Aponiente. Espectacular, a otro nivel.

Licenciado Vladimiro dijo...

Me ha metido la parienta (y yo he picado como un calzonazos) en un apuro muy chungo: Nochevieja en Lisboa.

Estoy ya sondeando sitios para cenar y lo que suele ser restaurantes interesantes a precios de risa y con descorche ha tornado en cotillones con foie, trufa y viera que no bajan de 180 euros.

Estoy por comer bien la noche del 31 y la mediodía del 31 y refugiarme Dios sabe dónde por la noche.

¿Sugerencias?

Espeto dijo...

Vete a Ramiro y ponte ciego a marisco low-cost.

Licenciado Vladimiro dijo...

Pues fíjate que no descartaba irme a tomar las uvas al Mercado do Peixe ése que comentaba Maribona.

Por populoso e informal que sea nunca me causará más saudade que cenar con mi familia. Por no hablar de la comida.

Espeto dijo...

Mercado do Peixe es mejor (y mas caro).

Numeritos dijo...

Queridos amigos, ya está a punto de abandonar la capital del Perú este su corresponsal de los países andinos.

A pesar de lo breve de la visita, me lo he comido y me lo he bebido todo. Y el resultado es el siguiente:

- Excepcionales Malabar y Central. Dos pedazos de cocineros con unos restaurantes que funcionan de maravilla. Mención especial a la bodega y el sumiller de Central. Y a la jefa de cocina. Dos sitios con una cocina absolutamente evolucionada, pero con una raíz clara en Perú. Por más que a algún crítico eso no lo valore.

- Me gustó mucho Miado, el máximo exponente de la cocina Nikkei en Lima. El Mitsuharu es un crack. Nuestro Luis Arévalo también.

- Mola mucho La Mar, del coñazo de Gastón Acurio. La pega, y esto es algo habitual en Perú, es que las raciones son enormes, por lo que no puedes probar mucha cosa.

- El Mercado de Rafael Osterling es el sitio para dejarse ver en Lima. No admiten reservas y la competición consiste en ver quien consigue que le cuelen más sitios en la lista de espera. Ignacio Medina ya se había vuelto a España y me sentí muy defraudado porque aunque la persona que me llevó se las prometía muy felices, el presidente de una importante farmacéutica nos adelantó quitándonos las pegatinas. El sitio es una versión de La Mar, que está bien.

- Fiesta fue la decepción de la visita. El cocinero no estaba y aunque sacaron algún plato bueno, la cosa daba demasiados tumbos.

Además de todo esto, el amigo Medina me llevó a un sitio chifa a comer pies de pollo picantes (literalmente) y a otro a comer Cuy (rata). Una asquerosidad ambas cosas, aunque sorprendentemente ricas.

Ahora a Bogotá. Lo que yo recuerdo no era gran cosa. A ver si hay novedades.

Yerga dijo...

¡Por fin una cesta como Dios manda!,cardo, senderuelas, champis,lepiotas, pie azul,un par de molineras...las estoy limpiando, unas las seco, otras las guiso para congelar.En la mejor tradición setera las primeras senderuelas me las he jamado crudas ,nada de sal, nada mas cogerlas,en el mismo prado.
Estoy satisfecho y cansado por lo que las crónicas de Canarias y Zalacain esperarán a que me reponga.
Para cenar tortilla de champiñones, como le gustaba a Abraracurcix

Espeto dijo...

Lo de Aponiente se lo tengo que contar con detalle porque fue un espectáculo. Dieciocho platos, siete vinos - algunas rarezas imposibles de localizar - elegidos por Juan y casi cuatro horas que rozaron la excelencia por momentos. Es, con total seguridad, una de las tres mejores comidas de este año.

Hoy por hoy, la mejor cocina de Andalucía y una de las pocas imprescindibles de este país. Y, por si le faltaba alguna cosa, adivinen ustedes quién les va a elaborar su próxima carta de vinos.

Hablando del mago rondeño, ya pueden ustedes darse al vicio porque esta semana abre su página perfectgintonic.com

Ainur dijo...

Me pregunta un amigo que va a Londres en diciembre con 2 niños sitios donde puede ir con ellos. ¿Alguna sugerencia?. A mi se me ocurre Bar Boulud y The Wolseley.

Tambien pregunta que teniendo 1 unica oportunidad de cenar a solas con su mujer en Londres, que a donde ir (estoy buscando el Arzak o el Berasategui de Londres, me dice). Creo que lo mejor seria Sketch and The Library Room como experiencia lujosa o Dinner como experiencia mas informal en un sitio de moda.

Ainur dijo...

Yo por mi parte y gracias a la ayuda de Opentable empiezo a salivar: Almuerzos en Dinner, Yaouatcha y Hakkasan y cenas en Bar Boulud, The Wolseley y Mint Leaf.

Carlos dijo...

Son muy diferentes, Ainur. El Dinner es un bistró, lujoso, pero un bistró finalmente. Se come bien si vas sin grandes expectativas.

The Library Room está pensado como un sitio de mucho tronío. No sé si se podrá generalizar, pero esta última vez, me dio la sensación de haber bajado dos peldaños. Platos muy, muy desequilibrados, un servicio que no se enteraba... tiempos de espera eternos.

Ainur dijo...

Gracias Carlos, ¿alternativas?

Ainur dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Carlos dijo...

Le Gavroche tiene un menú a medio día por 50 libras del estilo -yo lo confirmaría con ellos, porque no hay info en la web-. Aunque lo que "peta" allí ahora es The Ledbury. Por la listita de marras.

Espeto dijo...

Para ir con niños yo me los llevaría algún sitio más informal tipo Blue Elephant o tal.

Para esa cena, o Sketch o, mejor aun, The Square. Quizás Theo Ranmdall, Robuchon o Ducasse si le sobra la pasta.Le Gavroche y The Ledbury son mucho más clásicos.

Ainur, supongo que ya lo sabes, pero el menú de dim sum de Hakkasan y Yauatcha es (o era) el mismo. Vamos, que los dos días vas a comer cosas muy parecidas.

txangu dijo...

Ainur, yo estuve con niños en el restaurante del museo Wallace, bastante apañado y adecuado para estos menesteres.

Carlos dijo...

El menú es el mismo, yo elegiría por localización.

Ainur dijo...

Gracias Carlos, Txangu y Espeto. Le pasare las recomendaciones al interesado.
Se que Yaouatcha y Hakkasan son casi iguales, pero es que solo voy 1 vez cada un par de años a Londres y soy adicto a los dimsums, la otra opcion era ir a los 2 hakkasanes. Vamos al Hakkasan de Mayfair.

Ana dijo...


¡¡temblad, temblad malditos!!

Ainur dijo...

Ana,¿temblad?, ¿por que, por que?.
Si hacen un producto de calidad y es competitivo, tendran su mercado. Otra historia es saber que estas comprando y en que circunstancias ha sido producido.

Ana dijo...

Ainur.... elemental, pregunta en el pueblo de Manolo de la Osa cómo les va con la importación a lo bestia de ajo chino.... que una gavilla de expertos, gourmets, snobs, sentimentales y románticos compremos el ajo morado de Las Pedroñeras no les alivia sus fatigas, la Mari y el tabernero buscan precio, así que, el día que comiencen los chinos (están en ello) con esos vinos excelentes que bebéis... si ya California, Chile y Argentina, por decir tres ejemplos, mojan la oreja, en calidad ¡¡y precio!! a vinos europeos... El mercado chino hoy sólo interesa a los europeos, piensan que allí está su tierra prometida donde mana leche y hay ríos de miel, cuando los chinos nos inunden de todo y no les interesemos, entonces volverán la mirada a su tierra.

Ana dijo...

Y con el jamón, ídem de lienzo... Si ya la meten los propios fabricantes, restauración y charcuteros españoles y no te enteras... Existe desde hace años un secadero de reputado jamón ibérico en Quart de Poblet a la entrada de Valencia a la vera de la A3. El edificio es un búnker hermético donde se ha creado la atmósfera apropiada al caso. Y los venderán por toda España y parte del extranjero, porque que yo sepa, Valencia no es precisamente la punta de lanza de consumo de jamón ibérico.
Que hay jamones excelentes así como fabricantes y comerciantes honestos, por supuesto, pero de los otros hay otros tantos o más.
Otro tanto ocurre con naranjas y hortalizas, los mismos agricultores murcianos y valencianos que claman por sus desdichas, son los que cultivan hectáreas en el Atlas marroquí donde hoy sobra el agua y la mano de obra raya en la esclavitud...
Es que se perdió este cacho de comentario.

Ainur dijo...

Si estamos de acuerdo Ana.
Los consumidores, que somos borricos y sin conciencia social y blablabla, que nos da igual unos zapatos chinos de plastico que uno de piel artesanal porque cuesta 10 veces menos. Y nos la pela que sean esclavos del s.XXI quien elabore esos zapatos, o esos jamones.
Y los estados europeos, tan libres y socialmente comprometidos, que no crujen en aduanas con impuestos o establecen que solo se importa lo que se fabrique en condiciones de igualdad con los derechos de los trabajadores europeos.

Begoña dijo...

Va dirigido a espeto,gracias por tu critica,seguiremos mejorando,gracias tambien por acordarte de la sala y de la camarera aquella gran olvidada...y gracias por hablar tambien de nuestra situación privelegiada en intramuros,espero veros pronto saludos

Begoña dijo...

Va dirigido a espeto,gracias por tu critica,seguiremos mejorando,gracias tambien por acordarte de la sala y de la camarera aquella gran olvidada...y gracias por hablar tambien de nuestra situación privelegiada en intramuros,espero veros pronto saludos