lunes, 17 de agosto de 2009

Maruja Limón


“Como no pongas cerrojos en tu corazón,
van a ser fuentes tus ojos
Maruja Limón, Maruja Limón, Maruja Limón”


Agosto del 2009 está dejando un buen puñado de días soleados en Vigo. Los barcos desembuchan grupos de turistas anglosajones que, mezclados con los madrileños, animan el centro comercial e histórico. Vigo fue a partir de los años 70 una ciudad con una cierta importancia empresarial, con el grupo francés PSA como buque insignia; durante los últimos diez años, mientras el resto de España engordaba a base de construcción, en Vigo se pararon casi en seco los planes urbanísticos, mientras la industria languidecía lentamente. Los servicios de pequeña hostelería de la ciudad parecen haberse quedado estancados en aquella época de florecimiento: las cafeterías, con barandillas de madera, mobiliario, nombres y logotipos setenteros apenas parecen haber sido reformadas en los últimos 30 años.

Se trata de una ciudad sin apenas tradición gastronómica, llena de taperías y sitios baratos donde se ofrecen en general productos de baja calidad a precios asequibles. Es por tanto una plaza difícil para la alta cocina. Allí Rafael Centeno decidió situar su Maruja Limón, uno de los componentes del grupo de cocineros gallegos Nove, red de cocina creativa gallega que poco a poco va creciendo –este año se incorporan Culler de Pau en O’Grove y Silabario en Tuy. Sucede en Pontevedra que los restaurantes de cocina tradicional son cada vez menos y más irregulares -como el propio producto- y son estos cocineros –paradójicamente- los que más y mejor lo defienden.

El Maruja Limón está situado en la Alameda, a pocos metros del puerto, es coqueto, con rincones bonitos y una atmósfera relajante, un poco jazz, feng shui, zen; música de ambiente agradable y luz indirecta. Ofrece carta –un servicio que se agradece- y un menú de degustación a 48 euros en el que entran cinco platos y dos postres. La carta de vinos es cortita, algunos blancos y tintos gallegos y algunas opciones de otras zonas, más que de sobra para disfrutar de la comida como sucede con el maravilloso Torna dos Pasas de Viña Martín o el Goliardo Loureiro, tan de moda y que ofrece frescor, fruta y algún exceso de madera francesa.

Empezamos, tras el barquito de encurtidos con el que se acompaña la cerveza, por un aperitivo estupendo de pulpo con crema de patata y un fondo de aceite de oliva, el gallego dirá que un poco más blando de lo que debería y el madrileño diría que más duro de lo que esperaba. Seguimos por un steak tartar –bien aliñado- de vaca gallega y un sensacional atún rojo escabechado con tomate desecado al horno: el tomate, ligeramente dulce, todavía guardaba parte de su jugo; Rafael maneja con tino los escabeches y como ejemplo el mejor plato que he tomado en su casa: el jurel escabechado con fresas que ofrece de tanto en tanto.


Vieira a la plancha con tocino ibérico a baja temperatura, buen bivalvo y riquísimo el tocino, supongo cocinado a baja temperatura. Para acabar dos ejemplos de ese producto que se les supone a tantos y otros y que manejan éstos: rape –de barriga negra, que aquí lo que se usa en tantos sitios de Madrid no es rape, sino juliana- con ajada y crema de patata y vaca gallega al rojo vivo –utilizando esos juegos de palabras que tanto gustan en Galicia-, donde se presenta el corte a unos 54 grados uniformemente cocinado en su interior y por tanto sin haber perdido una gota de su jugo. Para acabar tiramisú –sustituido el mascarpone con una crema donde creo que usa algo de leche condensada- y una divertida y rica evolución del coulant de Bras: se cocina el bizcocho relleno de avellana en papillote, dentro de un papel especial, tal cual si fuera uno de esos regalitos de boda; finalmente se abre delante del comensal y se acompaña de un helado de azúcar moscovado con trozos de chocolate –leche, cacao, avellana y azúcar.

Centeno, cocinero autodidacta, juega sin red, ni bodas y comuniones, ni ponencias en congresos que cubran los gastos. Y como supongo que también habrá de comer todos los días no le queda otra que medir el riesgo milimétricamente. Cocina sencilla, técnica e intuitiva con buen producto y abundante –no duraría ni un mes si escatimara-, farda de equipo en el que destaca la presencia de Inés Abril, segunda de cocina y ganadora en el 2008 del concurso gallego de cocina.

Fuera del pequeño local hace un calor húmedo, hay brumas en la tarde viguesa. Los turistas, apenas a doscientos metros, se pasean por el Mercado de la Piedra donde las señoras abren sin ostra sin cesar –ese año sí, planas- y los turistas hambrientos y sudorosos hacen cola para entrar en uno de los tantos restaurantes tradicionales que hay en la zona; allí las pegatinas de recomendación de la guía roja, apenas consiguen tapar la enorme bandeja de percebes marroquíes hábilmente mezclados con algunos ejemplares gallegos. Percebe de Baiona, anuncian.

67 comentarios:

angel dijo...

Suena francamente bien. Platos qde buen producto gallego y bien trabajados.

Carlos dijo...

Estupenda comida en ese Sibarius que se menciona arriba. El cocinero trabajo en el Solla, el local en el hotel Colon de Tuy, negocio familiar donde han montado un comedor precioso, cuyo ventanal y vista recuerdan al Solla.

Se come muy bien, empezando por el aperitivo de zamburiñas con jamón en virutas y cebolla confitada. Me gusto la reducción de vino que la acompañaba. Flipantes las croquetas de cocido, quizá un pelin basto el rebozado, pero el interior es liquido, ahumado, con sabor a oreja o a chorizo, según toque.

Las sardinas con pan de maíz recuerdan al clásico del Pepe Vieira, sustituyendo la grasita del chorizo por una crema de pimientos. Estan buenas. Finalmente y a menos nivel el San Pedro sobre costra de sal especiada, la costra caliente no acaba de aportar demasiado.

Un local que debe ser otra referencia a Galicia.

Carlos dijo...

Y hablando de tradición y producto, se empieza a notar un despegue de la raíz mas gallega en alguno de los componentes de Nove. Quizá reclamando el derecho a fusionar, tan bien apreciado en Madrid, no tanto en la periferia. ¿Por que esa diferencia? A veces pareciere que la falta de tradición gastronómica en Madrid supone unos grados de libertad para los cocineros

Carlos dijo...

Silabario, no Sibarius.

Si veis el Do Ferreiro del 2005 no dudéis. Esta bien bueno.

angel dijo...

Es curioso que casi siempre que hablamos de producto gallego pensamos en mariscos y pescados. La verdad es que, las carnes en general y en especial, el cerdo y la ternera, son impresionantes.

Por ejemplo, si te das una vuelta por O Abrigadoiro en Santiago (uno de mis imprescindibles), te puedes tomar unos rinxons (chicharrones) y un queso de escándalo.

Espeto dijo...

Carlos, sien embargo, yo no estoy tan de acuerdo con esa afirmación. De hecho, si exceptuamos algunas zonas como Galicia, Cantabria y alguna otra de corte tradicional, creo que en la perifieria se aprecia la creatividad y la fusión bastante más que en Madrid. Y no sólo en los grandes restaurantes de alta cocina, sino en la pléyade de pequeños restaurantes que surjen a su sombra. En general, yo encuentro los restaurantes de la capital bastante más conservadores en ese sentido.

Espeto dijo...

Una para Yerga y el resto:

Pregunta para nota: necesito un restaurante para una comida de negocios, en pleno agosto y en los alrededores de Sevilla (que no dentro de la ciudad). Así somos los masoquistas.

Los requisitos: fácil aparcamiento, cocina más bien tradicional, producto decente y cuenta no excesivamente abultada. Hombre, y si puede tener una carta de vinos decente, mejor que mejor. Como mis interlocutores vienen del Norte, me vale cualquier sitio entre Los Palacios y Zafra, con posibles pequeñas desviaciones si hace falta.

Ya sé que esta vez lo pongo difícil, pero es lo que tiene trabajar en esta época.

Carlos dijo...

En realidad creo que hay dos visiones diferentes: la de los que venimos de fuera y la de los que viven en la zona. Recuerdo haber leído en mas de una ocasión echarle en cara a De la Osa el poner ostra en su menú. Y digo yo: ¿no se hincha a utilizar cerdo Santamaria en el Montseny?las mismas criticas las he leído con El Bohio, cuando la distancia a Mercamadrid no llegara a la hora.

Supongo que muchos nos sentimos cómodos con un punto de tipismo.

Toni dijo...

En Vigo merece la pena ir aunque sea una vez a Las Bridas en la calle Ecuador. Es como un viaje en el tiempo a los años 70.

Toni dijo...

Espeto, en Zafra y en esa onda tradicional me gustó La Rebotica.

Puedes leer un pequeña crónica que escribí.

Espeto dijo...

Carlos, el problema es que desde Madrid muchas veces se utiliza una doble vara de medir. Allí está todo bien porque es un crisol de culturas, el mejor mercado de España, no hay arraigo y demás tópicos habituales. En la periferia nos tenemos que limitar a nuestros productos locales, a freir pescaíto y a cocer pulpo. Y eso ha supuesto una losa durante muchos años para los restaurantes que intentaban hacer algo diferente. No se va a pasar De la Osa toda la vida haciendo sopas de ajo y gachas, digo yo.

Dicho lo cual, yo también le tengo aprecio a ese punto de tipismo cuando viajo. Contradictorio que es uno.

Tony, gracias. Ya leí ese buen artículo en su día y tengo pendiente La Rebotica porque no conseguí reserva cuando pasé por Zafra. Lo que intento es llevar la comida algo más al sur, que bastante tengo con los primeros doscientos cincuenta kilómetros.

Carlos dijo...

El problema es cuando se les critica duramente por salirse del corsé, Espeto. Curiosamente ni en El Pais Vasco ni en Cataluña sucede lo mismo, allí la influencia francesa no se valora negativamente y uno no espera bacalao al pilpil, ni cap-i-pota en cada rincón.

Toni dijo...

Espeto, lo apunté porque como hablabas de que te valía cualquier sitio entre Los Palacios y Zafra...

Yerga dijo...

Manolo Mayo , en los Palacios, solo me da tiempo a decirte gambas y arroz con perdiz.
Luego sigo.

Numeritos dijo...

Se confirma que el aperitivo del verano consiste en tortilla de patata reposada con mojo Doña Elena, empujado con un magnífico tinto de verano a base de Señorío de los Llanos y Casera. Un vicio.

Carlos dijo...

Cosa rica el pargo. Guisado en cazuela con mucha cebolla, ajo y un buen chorro de vino blanco. Para acompañarlo unos pimientos de padrón, son de una coop. de Herbon que se llama A Pimenteira; cosa fina.

Y de cena chocos en su tinta con patatas fritas.

kalakahua dijo...

La gama de mojos Doña Elena (Trade Mark)ha estrenado nueva versión ideada por sus dos bisnietos mayores. A los afamados mojos D.E rojo y D.E verde se incorpora la versión D.E amarillo. A la suculenta base tradicional de los mojos D.E se le une ahora el poderoso encanto de los mejores currys de India y Sri Lanka. Acompañamiento ideal para tubérculos, hamburguesas canallas, secretos o plumas ibéricas.

Las presas ibéricas, y más desde el llorado cierre de las enceradas chicas del Museo, se las dejo a Numeritos, que siempre le ha ido el ambiente lumpen.

yerga dijo...

Espeto , sigo con Manolo Mayo,cocina irregular ,pero el arroz con perdiz es francamente bueno, con un buen fondo y el arroz en su punto, las gambas ,blancas,tambien son bastante buenas aunque a veces se les va el punto de plancha, suelen tener buen atún rojo, aunque lo mismo, ojo con la plancha.
La carta de vinos está por encima de la media sevillana, lo cual no es decir mucho, Riojas y Riberas a tope.Lo que no estaba mal la última vez que fuí es que en la mesa ofrecian un carro de cuatro variedades de aceite, creo recordar que Carbonell, bastante logradas.
Tiene parking y precios razonables.

Espeto dijo...

Gracias Yerga. Lo probaré con cautela.

De mi visita a la Feria de Málaga (que ya podrían plantearse trasladar a Febrero), varias conclusiones:

1. Que ya no estoy para estos trotes.
2. Que la cocina moderna sigue sin triunfar en la capital (ayer, con el centro a reventar de feriantes, apenas una decena de personas en La Moraga).
3. Que en el Real nunca se ha comido y nunca se comerá bien, a pesar de todos los "enchufes" que lleve uno. Y se bebe peor.
4. Que, para acertar en estos días, hay que tirar de los clásicos.

Y eso hicimos. Nos dimos una vuelta por un abarrotado REFECTORIUM, un establecimiento que, a pesar de los agobios de un día como ayer, víspera de fiesta en Málaga y con Cayetano y Castella a punto de torear enfrente, es capaz de mantener una calidad difícil de conseguir en la ciudad. Para empezar, una tapa de su estupenda ensaladilla elaborada con Aove. Extraordinarios los calamaritos fritos, de los de verdad, y los busanos, plenos de sabor. Sólo pinchamos con unas anchoas resecas, impropias de un local así, para volver a retomar la senda con un mero estratosférico, de los que ya no se ven. Cocina sencilla que agrada a todos y producto de calidad. El vino, fallo mío por pedirlo, prefiero olvidarlo. Una apuesta segura.

Mañana NOMA. A la vuelta os cuento.

Carlos dijo...

Acabo de enterarme de que están distribuyendo fuera de Galicia los mirabeles en conserva. Es una especie de ciruela pequeñita y amarilla, de la zona de El Rosal, la conservan en almíbar con licores y esta bien rica. El otro día precisamente como un foie con mirabeles; acertada combinación.

compangu dijo...

Espeto,
Por el poco tiempo que estuve en Benalmádena, no pude ir a ninguno de los sitios que me dijiste.

No obstante, te digo dos sitios:

LA CÚPULA, un sitio modernillo, con unas vistas acojonantes, que cumple para algo informal.

Y otro, que no pude ir por estar cerrado, pero con una carta con buena pinta y en un edificio precioso: LA FONDA (si le haces una visitilla, que no se te pase comentarlo).

Ambos en Benalmádena Pueblo, que, como sabes, es guapísimo. Muy distinto a Benalmádena Costa...

Yerga dijo...

Dado el nivel de maltrato del vino por estos lares, no muy distinto al del resto del Estado, lo siento todo se pega, un amigo poteando comentó que la selección estatal(sic) necesitaba mas garra,me imaginé a un subsecretario lanzando libres directos y a un jefe de negociado marcando de chilena.Pues bien , como decia , maltrato absoluto de los riojas, pedir otra D.O. es un sacrilegio y ademas te arriesgas a que un tipo de porreta colarada y granujienta, hablar cantarín y balbuceante te de una disertación sobre La Rioja,inutil explicar que uno esa zona la conoce un poquito, ¡da igual!, el los biberones ya los esterilizaba con Riojas , ¡oyes pues!.
Bueno, pues eso, por dar la razón a Weirdo,que la tiene, y por no desperdiciar mi higado con tonterias me he dado al poteo con sidras locales ,conclusiones:
-La que mas me ha gustado Zapiain, que ya conocía, me gusta su equilibrio dulce-acido,su puntito afrutado , su carbónico.
-Imposible convencer a mi santa que ocho culines , no sé como se dice en euskera, son como una lata de cerveza en cuanto a alcohol se refiere.
-El de la nariz colorada definitivamente piensa que soy un bicho raro.
Por otro lado mientras la parte femenina de la familia,un 75%, se tuesta al sol , yo estoy preparando una sencilla comida veraniega, os cuento.Se cuecen unas maravillosas vainas (judias verdes de por aquí), en cazuela aparte cocemos unas maravillosas patatas(lursagar por aquí)en rodajas de 2-3 cm ,pero a medio punto,luego vereis porqué, en sartén amplia con un fondo de AOVE doramos jamón de cerdo blanco en tiritas , unos buenos ajos chafados y acto seguido incorporamos las patatas a fuego suave, que confiten y doren,el porqué, al final las vainas con parte de su jugo y salamos ,¡a comer!.
De segundo una deliciosa lengua fileteada ,del carnicero local,con una mayonesa de alcaparras echa con aceite de maiz .
¡Me encanta esta tierra y ,casi, toda su gente!.

Espeto dijo...

Compangu, gracias por el "feedback". La Cúpula no lo conozco, pero tomo nota para ir a probarlo. La Fonda es el restaurante de la Escuela de Hostelería de Benalmádena y se comía correctamente, aunque hace ya algunos años que no voy. No es que yo sea muy aficionado a los restaurates-escuela, pero es un sitio bonito, con buenas vistas y, como te digo, la cocina estaba bien (algo barroca y esas cosas que suelen ocurrir en estos sitios).

Del que me siguen hablando muy bien es del Rincón Asturiano, en el centro de Arroyo de la Miel, aunque supongo que no es lo que vienes buscando precisamente. :)

martadicta dijo...

Es que no puedorr, no puedorr, dejar de escribir ningun comentario sin un smiley ( :-) ) y un jejeje.... no puedorrr

Holden dijo...

De regreso, y aplatanado por el excesivo calor del Desierto de Los Cabos, poco que aportar por ahora. Espero que Ainur, “se reporte” por aquí pronto y nos informe sobre su periplo gringo.

txangu dijo...

Yerga, imagínate cuando mi suegro descubrió que no habíamos elegido un rioja como tinto para nuestro boda (el día antes). Casi no me caso...

Yerga dijo...

Pues imaginaté Txangu la cara que me pusieron en Oñate cuando en un restaurante local pedí una manzanilla de aperitivo...ó la que se me ha quedado a mi al leer "hecha" sin h.

Juan Luis dijo...

Por cierto, si pasáis por Tarragona no os saltéis el AQ, terrible. En que restaurante de dos comensales uno se puede tomar el menú degustación y el otro hacerse un par de platos de corte tradicional????

En frente de la Catedral, con una bodega bien interesante y disfrutando a muerte. No había tenido la oportunidad de pasar pero Encantadísimo me lo recomendó y triunfo.

Juan Luis dijo...

A ver si tengo un momentito y os lo extiendo, para iros contando cositas de por aquí, por si andáis de visita….

Mañana Gresca, por fin!!!!, les va bien de cojones, unas 6 llamadas en los últimos tres meses y siempre a tope, aprovecho el agosto y que se van de vacaciones.

Yerga dijo...

El lomo de merluza con almejas en salsa es al Pais Vasco lo que el arroz con bogavante a Galicia, un plato bien pensado en su origen y una perversión en la mayoría de los casos, los mayores crimenes contra esta receta son a saber:
-Lomo de merluza mal descongelado.
-Exceso de puntos de cocción.
-Sabor intenso a ajo chino, ese regusto de madera humeda , ya sabeis cual.
-Kilos de perejil, normalmente deshidratado.
-Toneladas de harina para ligar la salsa.
-Almejas negras, resecas y soltando arena a discrección.
-Tallos de esparragos fibrosos.
-Guisantes con sabor a acidulantes reproduciendose en el mismo plato, cual Gremlins.
-Huevos duros cortados a cuartos emitiendo sulfuros.
-Cazuela de barro ardiendo ,por supuesto no lo emplatan.
Bueno, pues nada de eso me ha pasado esta noche, gran merluza, muy buenas almejas y ese punto de cocinero que decide colgar el cartel de "no molestar" a la puerta de una buena materia prima.
Ya diré donde.
Bebí sidra,no acompaña nada mal al plato.

Ainur dijo...

Viaje USA (1/2) WASHINGTON DC.

DC COAST.
Primera noche en la capital, ¿y donde comemos con el calor que hace y lo cansados que estamos? Rápido vistazo a las recomendaciones del hotel por la zona y probamos con DC Coast, (24/30 en Zagat), y la verdad es que tuvimos mucha suerte, primero porque estaba todo muy bueno, destacando un tartar de atún de primero, unos muy buenos pescados de segundo y muy buenos postres, y segundo porque los domingos tienen una oferta con casi todos los vinos de la carta al 50% (que pena que el Clos de St. Hune no fuera uno de ellos). El sitio que más nos gusto de la capital.

CAFÉ MILANO
Restaurante italiano muy de moda en la zona de Georgetown (19/30 en Zagat). Comimos bien, nada especial pero contentos. De beber un chardonnay de Planeta (Sicilia) muy rico.

OLD EBITT GRILL
Muy cerca de la Casa Blanca, otro de los sitios de moda en Washington DC, con largas colas ya que no admiten reservas (21/30 en Zagat). Debemos ser raros, porque a más conocido un sitio y recomendado, menos nos gustó. Muy normalito. Si tenéis alguna reunión con el presidente esta bien, si no, totalmente prescindible.

Ainur dijo...

Viaje USA (2/2) NEW YORK (1/2).

Antes de empezar darles las gracias a encantadísimo, a numeritos, a Carlos y muy especialmente a Holden por las recomendaciones y las crónicas neoyorquinas que nos hicieron disfrutar enormemente de la estancia en esta increíble ciudad.
Un par de observaciones antes. Una, me sorprendió la cantidad de vinos por copas que tienen en la mayoría de restaurantes, muchos extranjeros (principalmente franceses, algún alemán e italiano y raramente un español), me da la impresión que al igual que en las películas y series, tomarse un vino es algo “cool” y tomarse una cerveza algo tipo Homer Simpson. Y la segunda, que tiene que ver con esta, la cantidad de cervezas, incluso ordenadas por tipos, que hay en muchos restaurantes.

Vamos por orden cronológico.

SPOTTED PIG.
Después de las veces que habíamos oído al cuate Holden hablar de este restaurante, decidimos empezar por aquí. Además era el día de llegada y había que probar la famosa hamburguesa del cerdo con manchas. Eso si, es un sitio que pone a prueba la paciencia de uno con la espera de 2 horas y media o la resistencia bebiendo las estupendas cervezas que tienen. De comer un ñoquis (gnocchis) rellenos de queso que harían palidecer a muchos italianos de por aquí, mientras esperábamos la hamburguesa (media hora de preparación). A mi me pareció muy buena, a mi mujer (experta en hamburguesas) le gustó mas la de The Little Owl. La de Spotted Pig es pan, con una salsa de queso azul y la hamburguesa perfecta: tierna, ahumada. La del “pequeño buho” viene con el queso, tomate, lechuga, etc.
Puntuación externa: 1 estrella michelín, 22/30 en Zagat, 1/4 estrellas del NY Times.

MOMOFOKU SSAM BAR.
Aquí repetimos dos noches seguidas, tampoco se admiten reservas pero la espera fue muy breve las 2 noches. Estilo de restaurante informal con mesa alta común y alguna mesa suelta, muy bullicioso. Según la pagina web es “comida americana”, es decir, comida fusión de muchos sitios, aunque tirando a asiático (coreano según el NY Times). El sitio en que te imaginarias disfrutando a David Muñoz.
Muy buenos unos entrantes consistentes en una oblea de pan con carne de cerdo y un plato de cerdo picante. Los postres sobresalientes.
Puntuación externa: 31º del mundo mundial según The Restaurant Magazine, 23/30 en Zagat, 3/4 estrellas del NY Times.

BAR ROOM AT THE MODERN
Comida ligera, delicada, junto al patio del MOMA. Muy recomendable tanto si se va como si no al MOMA.
Puntuación externa: 1 estrella michelín, 26/30 en Zagat, 3/4 estrellas del NY Times.

Ainur dijo...

Viaje USA (2/2) NEW YORK (2/2)

GILT
Era nuestra apuesta “seria” del viaje, y acertamos plenamente. Restaurante ubicado en el hotel Palace de Nueva York, en un palacete estilo barroco. El bar esta en la antigua sala de música, con decoración del omnipresente Starck, el restaurante en un salón con chimenea. Uno de los sitios mas espectaculares donde hemos comido nunca.
Pedimos el menú degustación, entra en nuestro particular TOP 5 de comidas de nuestra vida, el pan va directamente al 1. De beber, un gewurtztraminer de aperitivo y un muscat “herrenweg” con la comida, ambos de Zind Humbrecht.
La comida, los vinos, el ambiente, el servicio, muy buenos. Altamente recomendable.
Puntuación externa: 2 estrellas michelín, 25/30 en Zagat, 2/4 estrellas del NY Times.

BLUE SMOKE
Sitio para comer costillas, desde luego allí las costillas son otra cosa, mas suaves, con mas carne, mas cantidad. ¿Son de otro animal diferente que en España, no? Por la noche hay jazz en directo en la parte de abajo del restaurante.
Pedimos un plato degustación con 3 tipos de costillas: Kansas City Spareribs (con salsa dulce y picante) y las preferidas de mi mujer, Memphis Baby Black Ribs (con la salsa de la casa), mis preferidas, y Texas Salt&Pepper Beef Ribs (mas secas). Nos pusimos las botas.
Puntuación externa: 21/30 en Zagat, 1/4 estrellas del NY Times.

JEAN GEORGES
Si hubiera un sitio que recomendar para ir a comer al mediodía en Nueva York, seria este. Con la política esa de 2 platos por 28 dólares y postres a 8 dólares al mediodía, manteniendo en todo momento el servicio, la mantequilla con panes al principio, los aperitivos del chef, los bombones, las nubes y detalles con el café de un 3 estrellas, hubiéramos vuelto mas veces con mas tiempo.
Pedimos ñoquis de queso de cabra “goat cheese gnochi, caramelized baby artichoke, parsley” y lazos de atun de primero “tuna ribbons, avocado, spicy radish, ginger marinade” de primeros, y “roasted veal, braised artichokes, parmesan and lavender” y un realmente impresionante “red snapper crusted with nuts and seeds, sweet and sour jus” de segundos. De postre, ademas de los bombones, nubes y macarones que traen con el café, un postre llamado “chocolate” que es un coulant de chocolate con helado de vainilla y una sopa fria de pomelo, con chocolate, albahaca y avellanas y otro llamado “primavera”.
Es increíble que por unos 100 euros los 2 se pueda comer (solo al mediodía) tan bien y con tan buen servicio, es algo que no hemos visto nunca en España.
Puntuación externa: 19º del mundo mundial según The Restaurant Magazine, 3 estrellas michelín, 28/30 en Zagat, 4/4 estrellas del NY Times.

ELEVEN MADISON
Otro de los restaurantes “serios” del viaje, junto a Gilt y Jean-Georges. Fuimos al mediodía, también 2 platos a 28 dólares. Servicio muy bueno, algo mas desenfadado que en J-G y los platos mas contundentes pero muy buenos. Muy recomendable.
Pedimos “Slow Poached Organic Egg with Farro, Sweet Corn and Chanterelles” y “Ravioli with Ricotta, Baby Zucchini, Eggplant and Mint” de entrante, y “Poached Red Snapper with Fennel, Shellfish and Sauce Bouillabaisse” y “Organic Chicken “Basquaise” with Chorizo, Basil and Taggiasca Olives” de segundo. De postre tartas de chocolate y moras y de beber un Champagne Billecart-Salmon.
Puntuación externa: 27/30 en Zagat, 4/4 estrellas del NY Times.

ALTO
Restaurante italiano, impresiona mas en fotos que en la realidad. Comida bien, nada especial y servicio seco, algo raro en USA. Con la Restaurant Week ofrecían un menú de 2 platos mas postres por 24 dólares, 20 dólares el wine pairing (un blanco italiano, un tinto y un moscato de postre). A diferencia de Jean Georges o Eleven, donde te hacían sentir como un señor con el trato, aquí parecía que te estaban haciendo un favor. El único restaurante de NY de este listado que no recomiendo.
Puntuación externa: 1 estrella michelín ¿?, 25/30 en Zagat, 3/4 estrellas del NY Times.

Ainur dijo...

BURGER JOINT
Hamburguesería “escondida” en el hotel Le Parker Meridiem, oculta en un lateral, sitio “cutre” pero con una hamburguesa muy buena y tirada de precio.

Carlos dijo...

Pues cene anoche en el 5 Puertas de Pontevedra. Local bonito, zona de no fumadores casi vacía.

Tienen buena chacina, en concreto 5js, pedimos un poco de cańa de lomo y unas correctas croquetas de bacalao y jamón. Estupendos los pescados a la plancha, tanto el lenguado como el mero. El corte del segundo quizá demasiado fino, aun así, estupendo.

Con una ración de tarta de tiramisu, por cierto rica, y un Do Ferreiro CV -22,5 euros-, 100 euros aprox. Los pescados, a 24 euros cada y pan, eso si, infame

Carlos dijo...

Ainur, es vaca americana. Además dejan la carne muy al punto. Ese sabor tan animal que describes yo lo note también en las hamburguesas.

Pedazo de homenaje te pegaste. Por cierto, en el Jean Georges no solo hay variedad de vino por copas, sino que la cantidad servida es brutal, calculo 15 o 20 cl. de cada viaje.

kalakahua dijo...

Para los que no han ido a El Bulli ya hay esperanza.

La idea procede de los asiduos lectores de libros electrónicos, que añoraban experiencias pasadas, pero propongo a Ferrán que traslade el concepto, complementándolo con un sistema de videoconferencia y la ingesta de bodoques de tofu.

Se me ocurren bastantes más aplicaciones, pero sé que hay niños que nos siguen.

Carlos dijo...

Por cierto que el blog del alcalde de Bcn vale 300.000 pavazos al año. Este es todavía mas caro.

Juan Luis AQ es uno de esos sitios de los que todo el mundo habla bien. Tarragona es además una ciudad bonita, el conjunto tiene una excursión chula.

A la lonja.

Ainur dijo...

Me he saltado THE LITTLE OWL, en el edificio que se usaba como imagen exterior de Friends.
Cocina con muchas referencias mediterraneas, incluidos vinos españoles.
Tomamos una ensalada con tomates, las albondigas, que son como 3 minihamburguesas, y la hamburguesa. La carne con mucho sabor.

Carlos, no se como lo hacen, pero alli las hamburguesas saben diferente. Aunque como estan ahora con el tema de la comida sana y ligera, hay muchisimos sitios de ensaladas donde tambien se come muy bien, "sano", y por poco dinero. Por lo menos en Manhattan, estos sitios tenian publico y los McDonalds y Wendys tenian turistas.

Carlos dijo...

Una de las búsquedas mas populares que traen gente a este blog es: reservas el bulli 2010.

No saben ellos lo bien encaminados que van.

Ainur dijo...

Carlos, la cantidad de vinos en las copas es algo que tienen muy bien pensado: tienes copas con una cantidad determinada (15-20 cl) y degustaciones (5-10 cl). Lo bueno es que sabes que una copa tendra una cantidad aceptable de vino.
En Eleven Madison el denominador comun era el precio, por unos 30 dolares (no recuerdo el precio exacto) podias elegir entre una botella de vino (75cl), medias botellas de otros vinos (37.5cl) o una copa.

angel dijo...

Ainur,
muy buena selección. Coincido contigo y con Carlos en que la carne de las hamburguesas sabe de otra manera. ¿Qué comiste en Momofuku?

Carlos dijo...

Rica la caballa a la plancha. Pero aqui son los chocos, al menos en verano, las que marcan la diferencia.

Esta noche cena en el Bagos. Pedazo de carta de riesling tienen. Creo que tocara un Breuer o un Keller rarito.

Yerga dijo...

Carlos, en Bagos merece la pena dedicar los postres a los quesos, el encargado,ó dueño no lo sé,sabe un montón y le gusta explayarse con el tema.
Las croquetas las recuerdo muy ricas tambien

Yerga dijo...

No es un "must", pero debería serlo, impresionante producto y punto de parrilla en Kaia-Kaipe , Guetaria, cocochas rebozadas,delicadas y bien fritas, txangurro al horno fino,fino, filipino,lenguado a la parrilla de cuchara,ciruelas al armañac y biscuit de higos como para llevar a Emiliano ,una excelente carta de vinos, el precio alto ,no tanto como Elkano,el servicio presto y eficaz ,muy, muy bien.

Holden dijo...

Casi total coincidencia con las opiniones de Ainur en su periplo neoyorquino. Al Spotted Pig es recomendable acudir evitando las horas punta, ya que la espera puede ser eterna. Esos gnudi están de poca madre. A mí también me vino a la mente, la primera vez que los tomé, las comparaciones con platos italianos de restaurantes capitalinos. Tengo ganas de volver a GILT. Lo había metido un poco en la nevera, ya que su anterior chef, Chris Lee, hizo mutis por el foro a principios de año y me daba un poco de miedo repetir con nuevo chef tan pronto. A la vista de la experiencia de Ainur, volveré pronto.

En cuanto a ALTO, he comido ahí dos veces y en las dos he tenido una muy buena experiencia, tanto en el servicio, como en la calidad de la comida. No sé si el hecho de que haya sido el Restaurant Week les habrá sacado de su habitual calidad. Para mí, es el mejor italiano que conozco en Nueva York. Digamos que habrá sido un mal día. Topicazo al canto, de los que le gustan tanto a Emiliano.

Nacho T. dijo...

Necesito un poco de ayuda, me han regalado unas palomas torcaces y quería saber si conocéis alguna receta que no sea demasiado complicada para cocinarlas. Gracias.

Fartón dijo...

Se me acaban las vacaciones (snif) y vuelvo a conectarme a la internés... He estado unos días en Alemania, donde aparte de codillos y salchichas (excepcionales unas bratwurst de puesto callejero en Dresde, que estaba en fiestas), visitamos un par de restaurantes de nivel.

Por un lado, el 44 en el Swiss Hotel de Berlín, que no estuvo mal (todo correcto, muy buen servicio, buenas vistas sobre la "City West") pero que me dejó algo tibio. Cierto abuso de la combinación dulce-salado y platos poco "emocionantes" (con perdón). Aún así, no cenamos mal, pero no al nivel de un "equivalente" en Spain. De lo mejor, un cassoulet de lenguado que habría resultado más suculento con algo más de chicha.

Disfrutamos más en Dresde, en Le Caroussel (así, con una erre), menos afrancesado de lo que el nombre puede sugerir. Cocina clásica, eso sí, pero con toques mediterráneos y alguna concesión a la originalidad (una refrescante ensalada en forma de sopa fría, por ejemplo). Buenos puntos, incluso con los pescados (excelente un lomo de salmonete con verduritas). Marco elegantoso y servicio excepcional.

Interesante, en ambos restaurantes, la posibilidad de alargar o acortar menús degustación, pudiendo incluir más o menos platos.

Fartón dijo...

Carlos, sobre los mirabeles... Este año los he probado por primera vez "frescos" y son viciosísimos. Para los que no los conozcáis (yo sólo los he visto en Galicia), se trata de unas ciruelitas amarillas muy pequeñas y de sabor dulzón. Una golosina.

Yerga, en la terraza de Kaia estuve cenando hace unos años "por error". Con unos chipirones Pelayo y un lenguado a la parrilla tuvimos una cena redonda. Supongo que está un poco a la sombra de Elkano (luego, ¿un Poulidor?), pero el producto que catamos fue estupendo.

Carlos dijo...

Nacho, en arroz. Haz un caldo cociendo la Paloma con verduras. La paloma la escoges y la reservas. Luego la incorporas al arroz seco que habrás hecho con el caldo cuando falten 5 minutos

Carlos dijo...

Me he comprado un bote enorme, Farton. En concreto en Juncal en Pontevedra.

Interesante el GG Goldberg de Can Volxem. Creo que lo distribuye Coalla. Menos interesante el Algueira, un tinto hecho con merenzao en la ribeira sacra, que no he entendido en absoluto. Tanta especia y fruta que abotarga.

Carlos dijo...

Van Volxem.

Fartón dijo...

En Juncal me hice este verano (ya hablo en pasado) con un par de cervezas artesanas gallegas San Amaro, que si no me eqivoco comentó J. Luis Louzán en su blog. Me gustaron mucho, sobre todo la de menos graduación, con mucho sabor a fruta. Son caras (2 euros y pico el botellín de tercio), pero muy ricas.

Hablando de bebercio... De tanto leeros uno acaba atreviéndose a pedir vinos del Ródano cuando anda por ahí. Probé un "Parallel 45" que me pareció que tenía muy buena relación calidad precio. No sé si lo conoceréis. Y la sorpresa del verano ha sido un tinto alemán (eso sí que fue atrevimiento) de una uva que no conocíamos, Dornfelder, y que resultó bastante redondo. El nombre del vino, sintiéndolo mucho, no lo recuerdo.

txangu dijo...

Como soy persona de natural envidiosa, he pasado por el súper y he visto una cajita de Mirabelles de Lorraine, que son IGP y todo, así hoy toca para los postres.
Fartón, el Parallel 45 es uno de los básicos de Domaine Paul Jaboulet Ainé y Weirdo lo tiene en su tienda

Jose luis Louzan dijo...

Farton, esa es la Indian Pale, la cerveza de seis grados de los "Pirados" de Redondela... Sobre 2.60 € en tienda, si, solo para muy "cerveceros"

La otra San Amaro es la receta Ale, de malta. Ocho graditos y bastante mas fuerte...
Es una apuesta arriesgada. A ver si les va bien a los chicos...

Carlos dijo...

Papeo de primera en el Pepe Vieira. Cuando pille un teclado lo cuento. Y el Gaishbohl 2001 de Burklin Wolf espectacular.

Fartón dijo...

Bueno, si he coincidido con los criterios enológicos de Weirdo sin pretenderlo, me voy a poner un progresa adecuadamente...

Carlos dijo...

Estupenda la cerveza Bishop's finger. Afeitada y ligeramente tostada, me parece una buena opción incluso para acompañar una comida entera.

Numeritos dijo...

Visita obligada a Donosti. Me temo que me va a dar para repasar todos los bares de la ciudad. De momento destacan el Txipiron en supensión del Aloña Berri y el milhojas de manitas y hongos del Gandaria. Todavía no he tocado el Gambara y la Cuchara de San Telmo. Cuando haya menos gente.

Carlos dijo...

Experiencia salvaje en D'berto. Percebe de aperitivo y postre. Entre medias un espectacular mero a la brasa y trmendas cjgalas a la plancha. Mañana cuento con detalle.

Anónimo dijo...

Si vas a pasar unos días en San Sebastian no puedes perderte Yebra y Donald. Aunque esté un poco alejado Willy de Palmones justifica el viaje.

Normalito

numeritos dijo...

Normalito, no es por nada, pero el primero que habló de Yebra en este blog fui yo.

txangu dijo...

Ayer estuve con una alsaciano-lorenesa y me estuvo contando que con los mirabeles hacen hasta un schnapps (su favorito, según ella).

Espeto dijo...

No sé si hacer como Ángel, que ya es un perro viejo en esto de los blogs, y dejar mi comentario de Noma para el siguiente post. Es por aquello de darme más bombo para el premio Homes del año, porque este año está la cosa jodida. No sé porqué os ha dado a todos por viajar tanto.

Fartón, espero no haberte llevado a error con ese 44 Restaurant de Berlín. Yo fui con el restaurante recién abierto y la verdad es que fue una muy buena cena (por no hablar de la carta de vinos). Se ve que no mantienen el nivel de entonces. Me tomo nota de los de Dresde.

Ainur, qué lujo. Vaya selección.

Carlos dijo...

Como prefieras Espeto. En un par de horas espero haber encontrado una wifi.

Yo también tengo tela que contar.

Nacho T. dijo...

Gracias por ese arroz Carlos, al final acabé haciéndolas a mi estilo, bastante buenas.

Anónimo dijo...

Gooey Ducks grow to about two pounds in four or five years.
[url=http://www.gooey-duck.com/]geoduck[/url]