domingo, 6 de diciembre de 2009

Un color blanco

Dicen los poetas que el rojo es el color de la memoria, que la esperanza es verde y que la inteligencia es amarilla. Dicen también que sólo el niño conoce los colores, y que sólo a un niño se le llenan de gloria los ojos cuando tiene en sus manos una caja de lápices de colores (a ser posible de la marca “Alpino”) y transforma, con ellos, una página en blanco y la llena de rayas, círculos, estrellas, espirales, cruces, garabatos, mariposas y peces de colores.

De mayores nos pasa que, acostumbrados como estamos a vivir vidas grises en grises ciudades, perdemos la capacidad de sorprendernos con los colores y nos olvidamos de su belleza y de su significado. Hoy vamos a hablar del blanco, y vamos a empezar recordando que este color significa limpieza, pureza, seguridad y, según Kieslowski, también igualdad, aunque esto último, la verdad, no sé muy bien por qué.

Significa limpieza y por eso los detergentes lavan muy blanco y no muy rojo ni muy azul. Había un anuncio que se emitió por televisión hace ya unos cuantos años, en el que salían dos gemelas que iban a hacer la primera comunión, y una de ellas se manchaba el vestido de barro y de chocolate; -“¿Y qué voy a hacer yo ahora?”, se preguntaba desconsolada la madre antes de recordar que su detergente Ariel nunca le falló porque lava tan blanco que más blanco no puede. Significa pureza y por eso se asocia con la virginidad de las novias, las cuales se acercan al altar guapas, radiantes y blancas, por más que a día de hoy el requisito de acudir virgen al matrimonio solo se mantenga en las directrices de la Conferencia Episcopal, y la exigencia de su prueba se limite en España a los ritos que se realizan con pañuelos en las bodas gitanas. Significa seguridad y por eso es blanca la salud, y los hospitales son blancos pues el blanco es un color que apacigua, tranquiliza y aleja los temores. Los ángeles visten de blanco, y los médicos, y las enfermeras.

El blanco es el símbolo del pacifismo: es blanca la bandera que se enarbola para pedir tregua y es blanca la paloma de la paz, aunque ésta, como la paloma de Alberti, se equivoca con frecuencia y confunde el mar con el cielo, la noche con la mañana, tu falda con tu blusa, y las guerras con las misiones de paz. El blanco es el color de la inocencia y de la bondad, razón por la que nos gusta mucho vestir de blanco a nuestros bebés. Una joven con la piel blanca como la nieve, los labios rojos como la sangre y el pelo negro como el ébano, es el personaje puro, inocente y bondadoso que protagoniza un cuento infantil, llamado Blancanieves y los siete enanitos, que trata sobre la vanidad y la envidia. En cambio, una ballena blanca se presenta como símbolo del mal en Moby Dick, aunque quizás el color de la ballena nos puede incitar a pensar que en realidad quien represente la maldad sea el Capitán Ahab, hombre afectado por las obsesiones moralizantes y vengativas de los fanáticos, y que la ballena no es más que un inocente animal que lucha por sobrevivir, ajeno a todo sentimiento de rencor.

El que acierta da en el blanco, porque el blanco es el color del éxito, y cuando una reunión termina con un acuerdo (por ejemplo, con la elección de un nuevo Papa) se dice que ha habido fumata blanca. Blanca es la piel de algunas de las mujeres más hermosas, como Desdémona, de la que decía Otelo que, aunque sea justo que muera como castigo a su infidelidad, él nunca querría ver como se derrama su sangre ni como se lacera su piel blanca como la nieve y suave como alabastro en el sepulcro. Decía Toquinho en su canción Acuarela que en los mapas del cielo, el sol siempre es amarillo, pero también es cierto que son blancas las nubes que no amenazan tormentas, y que blanco es el color del blanco de tus ojos y, ya puestos y sin voluntad alguna de ofender a ningún sufrido seguidor de equipo ajeno, diremos que también es el color de la equipación del mejor club del siglo XX.

En la provincia de Cádiz hay una ruta que conduce a una serie de pueblos cuyas casas parecen colgar de las montañas como si fueran racimos de uvas cuadradas y blancas. Son pueblos bonitos y blancos porque sus habitantes mantienen la costumbre de encalar las paredes de sus viviendas y adornar sus balcones con flores de vivos colores. Pueblos blancos pintados con flores, que están rodeados del verde de la sierra y del azul del cielo, pero que cuando atardece se vuelven dorados; pueblos quizás parecidos a aquel que cantaba Serrat en una canción incluida en su disco Mediterráneo, grabado inmediatamente después del disco blanco.

El color blanco también nos acerca a los Beatles, porque el principio del fin de la banda fue registrado en un doble disco excepcional que se conoce como el Álbum Blanco. El disco fue grabado en una época de permanentes fricciones entre los miembros del grupo, achacadas a la continua presencia de Yoko Ono en las sesiones de grabación, pero incluye un conjunto de maravillosas canciones correspondientes al periodo de mayor creatividad de los músicos de Liverpool y, entre ellas, una de Lennon inspirada en los acontecimientos del Mayo Francés del 68: "you say you want a revolution, well you know, we all want to change the world".

Y, aunque Rick Blaine abrió su Café en una ciudad cercana al desierto llamada Casablanca, el blanco es el color del invierno y del frío, de modo que es normal que llamemos “Olimpiadas Blancas” a las Olimpiadas de Invierno y que nos imaginemos blancos a los países fríos y nórdicos, como Suecia, donde habitualmente se celebran las competiciones de unos deportes que tienen que practicarse sobre el fondo blanco de la nieve. Y si blanco es el invierno, más blanca todavía es la Navidad y, por eso, el villancico más famoso del mundo se llama White Christmas, de Irving Berlin, canción que, en la voz de Bing Crosby, se convirtió en el disco más vendido de la historia:

"I'm dreaming of a white Christmas Just like the ones I used to know where the treetops glisten, and children listen to hear sleigh bells in the snow “

Blanca es la leche, y son blancos los electrodomésticos, las cocinas y las ropas de los cocineros, incluido ese gorro blanco, alto y almidonado que tanto les favorece y que lucen con tanto orgullo. Son blancos el arroz blanco, la miga del pan blanco, el pescado blanco y los quesos blancos, pero no lo son los vinos blancos, que suelen ser de color ámbar, dorado, verdoso o amarillo. Muchas frutas son blancas en su interior, como el melón, la manzana, la chirimoya, el plátano o la pera, como nos recordaba ese viejo acertijo infantil: “blanca por dentro, verde por fuera, si quieres que te lo diga, espera”. Son blancos las cebollas y los ajos, pero sólo los que no son morados, y los espárragos que no son verdes. El puerro y la coliflor son blancos, y si los cubrimos con bechamel y queso se convierten en blanco sobre blanco, al igual que un huevo duro con mayonesa o un trozo de miga de pan pringado en leche condensada o acompañado de una onza de chocolate blanco.


Tienen buena fama los alimentos de color blanco, tanta, que nos parece que todos ellos son ricos y sanos y que en todos ellos se puede confiar, aunque, por el contrario, yo desconfío un poco de los restaurantes blancos. ¿Que qué es un restaurante blanco? Pues, por ejemplo, aquellos que sirviendo platos típicos de algún país blanco, como Suecia, están decorados con mínimos adornos blancos que cuelgan, apenas visibles, de blancas paredes. Restaurantes en los que blancos camareros vestidos de blanco, nos ofrecen pequeños vasos de vodka blanco y comida de diseño servida en platos blancos que son capaces de adquirir todas las formas presentes en la naturaleza excepto el círculo. Y la razón de la desconfianza se debe a que en estos restaurantes tan blancos, tan monocromáticos y tan minimalistas, la comida (ya sea ésta blanca, rosa o negra) importa muy poco y, por ello, cualquier factura le parecerá excesiva a un cliente que, por lo general, abandonará el local blanco de indignación o rojo de ira.

333 comentarios:

1 – 200 de 333   Más reciente›   El más reciente»
Carlos dijo...

Iba a escribir una gilipollez sobre cestas de Navidad.

Pero esto era demasiado bueno como para dejarlo madurar.

albertobilbao dijo...

Numeritos

Enhorabuena por el post

Un abrazo

Carlos dijo...

Efectivamente Alberto, al autor se le ha olvidado nombrar el blanco del Equipo Más Grande del Mundo.

Dice Relaño, que lo sabe todo, que lo ha visto todo, memoria histórica del fútbol desde el principio de los tiempos, que el blanco de la camiseta fue imprescindible en el comienzo de la leyendo.

Yo sólo me pregunto cuál es el restaurante y el puro favorito de Relaño.

albertobilbao dijo...

Me gusta escuchar y leer a Relaño y tengo la impresión de que es, un compañero magnífico de mesa, tiene la virtud de gran conversador, elemento vital a la hora de pasar una buena velada

Hoy en El Semanal, buen homenaje de Ferrand y selección de productos y tiendas gourmet, alguno de ellos sonrojante

Un abrazo

emiliano dijo...

Enhorabuena por el post, Numeritos.

Numeritos dijo...

Gracias Alberto.

De blanco y oro van los toreros cuando van a tomar la alternativa o confirmala. Algunos tienen el mal gusto de seguir vistiendo ese terno tan feo después.

Me gusta el vino blanco.

Numeritos dijo...

Gracias Emiliano.

La nata es blanca. Pero como tu nunca pides postre...

Numeritos dijo...

Les acabo de poner White Christmas a lo niños. Dicen que lo detestan. No tienen ni puta idea.

Aunque creo que es venganza por la cruenta ejecución de los bogavantes.

Carlos dijo...

Crosby -Bing-, me recuerda a la xantana. Por babosa, digo.

Carlos dijo...

Y mira que todavía no había pensado en las cenas familiares.

carlos dijo...

De blanco y futbol, no se, simplemente no lo veo, es como facilon a mas no poder, de puro obvio repele.

De salir a cenar y que le dejen a uno sin blanca a cambio de una cena mediocre, se bastante, aunque ya no salgo con una blanca sonrisa del sitio.

De pasar la noche en blanco, por ninyos tal vez, por copas ya no recuerdo cuando (me quedo en blanco?).

A cambio, he conocido los champus blanc de blancs, que estan ricos.

Pero te puedo decir porque Kieslowski identifico Blanco con la igualdad, basicamente porque con cada color de la bandera francesa (y su trilogia cubria los tres) aludia a uno de los tres principios del Movimiento, digo de la Revolucion, e Igualdad iba el dos en la lista. Por cierto, la que mas me gusto de las tres.

Ah, y en ocasiones al leerte se le ponen a uno los ojos en blanco, de bueno que es el texto.

Un abrazo, Carlos, y a ver si estas Navidades puedo compartir contigo la blanca espuma de la cerveza de El Cangrejero.

Carlos dijo...

Será un placer, Carlos. Estas navidades serán blancas, ociosas y navideñas, así que a tu disposición.

txangu dijo...

Acabo de cenar con el Duval Leroy Blanc de Chardonnay 1999. Cosa rica.
Este fin de semana he comprado 15 botellas de vino. Ya tengo 180 en casa. Aunque me jure no comprar ni una más...

Holden dijo...

Pues como uno no iba a ser menos que Emiliano, he decidido marcarme hoy una paella, siguiendo las pautas y consejos del Maestro Enópata. La verdad es que ya llevo cinco arroces estilo Juan Ferrer y todos me han quedado de poca madre. Eso sí, no he seguido al pie de la letra todos sus consejos, que uno tiene en gran estima al género femenino.

Sin exagerar, hoy mi arroz le hubiera gustado hasta a Malinche, por lo crujiente y tal. Le pongo en una cata a ciegas con uno de Samm y... no sé, no sé.

El problema es que se me está acabando el arroz bomba en casa y como aquí no lo venden y cada vez que paso la aduana con varios saquitos me pillan, tendré que improvisar y, claro, no es lo mismo.

Numeritos dijo...

Con lo de la paella me he acordado que el Valencia CF también va de blanco, ¿no Alberto?

Yo me estoy quitando del arroz bomba. Es más fácil darle el punto, pero es difícil alcanzar la gloria.

Holden dijo...

La gloria es una accidente para los mortales.

kalakahua dijo...

La fortuna sonríe a los osados

emiliano dijo...

Quo usque tandem abutere, Catilina, patientia nostra?

emiliano dijo...

Y hoy no, que ya es tarde, pero mañana podemos hablar de Barry White

kalakahua dijo...

pero más por Barry que por white

Holden dijo...

Emilianus: Ab abusu ad usum non valet consequentia. Te lo digo "ab imo pectore et non ab irato"

angel dijo...

Como dijo Alberti:
"Gaviota, blanca gaviota, gaviota que eres idiota..." ¿o fueron Los Morancos?

Carlos dijo...

Pues yo cada vez le tengo más miedo a no utilizar bomba, el senia se pasa en un parpadeo.

El mejor en mi opinión es el bomba de Illa de Riu.

Es más, si lo utilizasen en más de un restaurante, como alguno que tengo cerca de casa, mejorarían exponencialmente sus arroces secos.

Carlos dijo...

No os lo perdáis. Berasategui abre restaurante en Madrid, se llama el Txoko y está en la sexta planta de El Corte Inglés de Goya. La cocina de cara al público, platos muy sencillos -lasaña, sandwich...- y una mecánica de funcionamiento bastante friki: el cliente elige los platos, los paga y se sienta; los platos sí se le sirven en la mesa. Hay tres menús, el ligero que vale nueve euros, un menú del día por trece euros y el "menú sidrería" por 36 euros.

Dice Martín que esto "acercará la alta cocina a la gente". Yo creo que tiene que ver más con el dinero que con la alta cocina, aunque probablemente sí funcionará.

Y una reflexión: en todos estos negocios que sirven para sostener otros negocios, tengo la sensación de estar pagando un impuesto revolucionario que disfruta otro cliente en un restaurante de alta cocina.

Conclusión, es mejor ser el que va al restaurante donde se pierde dinero que al que se lo gana al menú del día.

albertobilbao dijo...

Buenos días
A mí lo que me choca es que nos venden la idea de que son artistas, artesandos del SXX y luego vemos la realidad
Diversifican tanto la oferta que luego no están donde tienen que estar
Yo últimamente siempre que voy a un grande, me aseguro que estará el cocinero es más el día anterior llamo para confirmar la reserva, si me entero que no está ese día en la cocina, anulo la misma

Juan dijo...

Todos podemos hacer un sencillo experimento de cálculo de rentabilidad sentados en el restaurante de turno. Incluso con numeros aproximados entenderemos muchas cosas.

Carlos dijo...

Lo que no sabíais es que Berasategui tiene blog.

txangu dijo...

Yo me estoy aficionando a usar arborio y carnaroli. Quedan QTC

malinche dijo...

Hombre, Holden, si es a ciegas Samm tendría alguna opción pero con las cartas boca arriba sabes que cuentas con un incondicional.

No me apasiona el blanco. Así, en general. Me recuerda la perfección, la pureza, la verdad. Y desde esas inmaculadas poltronas mi inconsciente me remite a la prepotencia, la injusticia y la intolerancia.

Me identifico más con el imperfecto crudo, con el triste gris, con el sucio ocre o con el negro pecado. Y más, desde luego, con el sufrido rojiblanco.

Pero como soy contradictorio me gusta, me apasiona, una de las blancas imágenes del post. ¿Saben ustedes a cual me refiero?

Carlos dijo...

¿La de la palomita?

JCM dijo...

A ver si me podéis ayudar en varias cosas, por favor:

- Me dispongo a hacer por primera vez un roast beef a baja temperatura. Alguien sabe (i) cuál es la mejor carne para ello (había pensado en cadera de buey del valle del Esla) y dónde puedo comprar una sonda que esté bien de calidad y precio sin tener que pasar por el peaje de ir a Ikea.

- donde puedo comprar goma xantana bien de precio? qué tal funciona como espesante de salsas?

- Tengo unos amigos italianos aquí y están como locos por probar un bocadillo de calamares (no sé dónde lo habrán leído). Se me ocurre que en el brillante, pero la verdad es que estoy un poco out porque no son precisamente santo de mi devoción.

Mil gracias por todo.

Juan dijo...

Este David de Jorge empieza a tener el don de la ubicuidad.

Carlos dijo...

JCM, no sé en qué zona quieres moverte, tanto en cocineros.info -Puerta de Toledo-, como en Club Cocina tienes de ambas cosas, curiosamente en mi última visita al segundo me compré un bote de xantana, que no es la de Adriá -aunque la tienen-, bastante más barata que ésta.

En cuanto a las sondas, la mejor que he probado es la Mastrad, también la tienen en los dos sitios. No es barata, sale por unos treinta y tantos euros, pero tiene la ventaja de medir hasta los 200 grados, y por tanto cocciones en aceite hirviendo.

La cadera para mí es el mejor corte para el roast beef.

Carlos dijo...

Y sobra la xantana, pues... en pequeñas dosis. La salsa queda absolutamente babosa en cuanto te pasas, además, provoca que salives, pero la textura es más "líquida", resbaladiza que la que obtendrías con maicena o harina.

JCM dijo...

Mil gracias, Carlos.

Estoy en el Norte de Madrid, pero con internet, lo mismo da.

De los bocatas de calamares, ná, verdad?

JCM dijo...

por cierto, no sé como interpretar lo de la xantana...merece la pena o mejor sigo con la maizena de toda la vida?

Carlos dijo...

Es que depende del tipo de fondo que estés ligando, yo haría una cosa, sacaría una cucharada de caldo y lo cocería unos segundos con la maicena en el micro. Lo mismo con la xantana, pero aquí sólo es mezclar, es inmediato, vas a tener que batirla con energía -si es mucha cantidad de caldo hay que hacerlo con batidora, porque quedan pegotes. Quiero decir que puedes hacer la prueba para elegir.

La cosa es que depende de tus gustos, muchísimos cocineros reniegan de la xantana, pero yo he visto utilizarla con acierto.

Gelatinas de pescado -colas de pescado- o carne, harinas, fécula, xantana, triturar un poquito de la verdura si la lleva... en fin, hay muchas alternativas.

En cuanto a los bocatas de calamares, poco te puedo decir, en la mayoría de los sitios me parecen grasientos, incluido el Brillante. Este además, es caro.

pedro dijo...

El mejor corte para el roast beef es el lomo. Concretamente, la parte baja del lomo alto.

No hace falta añadir EMHO, ¿verdad?

eldiletante dijo...

Yo creo que tan malos como los restaurantes blancos son los restaurantes negros, con platos negros, por lo general cuadrados , camareros de negro y aire (negro) de suficiencia, piedras negras en el mantel,....aunque me parecen intercambiables y que la fusión de factores blanco y negro, por lo general, no altera el producto (normalmente escaso).

Mi favorita es Rojo, aunque quizás sea porque Irene Jacob (hay alguna tilde por ahí) nunca me pareció más guapa que en esa película

Felcidades por el post

Carlos dijo...

¿Vaca o ternera, Pedro? Lo digo por la cantidad de infiltración de grasa que tiene incluso la parte baja del lomo alto.

emiliano dijo...

Cierto Eldi. Nada hay más parecido a un restaurante blanco que un restaurante negro.
Y, por otro lado, es muy probable que haya más posts dedicados a los colores. Quizás alguno tratará sobre el rojo, el amarillo y el malva. O sobre el marrón, para poder quejarnos de la cantidad de marrones que nos tenemos que tragar al cabo del día, algunos de ellos en restaurantes de más o menos postín. O sobre el azul para poder hablar del color del cielo, de los pitufos y del pescado azul. O sobre el verde que te quiero verde. O sobre el rojiblanco o el azulgrana,(pero de estos dos últimos, no creo que sea yo quien los escriba.)

angel dijo...

JCM
yo pasaría de El Brillante. Los únicos razonablemente comestibles que yo he encontrado últimamente los tienes en la Plaza Mayor, concretamente en un barcito que hay en la salida que da al mercado de San Miguel.

emiliano dijo...

Aprovecho que tengo a los invitados durmiendo para darme un paseo por la red y encontrarme, después de tanto tiempo, con Ligasalsas escribiendo un estupendo artículo, allí donde Matoses, dedicado al mercado de Chamartín, y a Melitón comparándonos con los vecinos del número 13 de la Rue del Percebe. Además, donde Weirdo, Fred Astaire by Emiliano.
Pasen y lean.

Holden dijo...

Efectivamente, Emiliano ha vuelto a hacer de las suyas en el blog de Weirdo. Este hombre es incorregible.

Carlos dijo...

Y prolífico. Con lo que cuesta escribir un párrafo.

Acertada comparación, por otro lado, la de Melitón al considerar esta casa la 13 rue del Percebe.

Carlos dijo...

Astaire siempre me pareció un tipo delicado. Todo ese maquillaje...

emiliano dijo...

A mí los vecinos de la Rue del Percebe me parecían una panda de facinerosos. A saber, un moroso terror de los acreedores, un ratón sádico, un ladrón que tiene a su mujer aburrida por tanta gilipollez que le trae a su casa, la desgraciada madre de un puñado de niños hijosdeputa, un sastre que era un desastre, la dueña de una pensión que trata a sus huéspedes peor que el atlético a sus aficionados, un tendero que engaña con el peso a sus clientes y una portera cotilla.
Acertada comparación.

emiliano dijo...

Y yo a Fred Astaire lo pondría en la lista de los diez más grandes de la historia del cine.
Incluso por delante de David Lynch.

Carlos dijo...

Debe ser triste para la Gourmetour no haber creado ni un poco de polémica. Una guía que la gente no discute, boquea. Tampoco parece haber ya grandes polémicas con LMG.

Fartón dijo...

La revista de música (y otras cosas) Rockdelux sacó en noviembre un número especial 25 aniversario lleno de listas de lo mejor de la década. En la de cine, el top five era:

1. Olvídate de mí, de Michael Gondry (vaya traducción del título...)
2. Kill Bill 1 y 2, de Tarantino.
3. Promesas del Este, de David Cronenberg.
4. Mulholland Drive, del recién mencionado Lynch.
5. Last days, de Gus van Sant.

¿Cómo lo ven?

emiliano dijo...

Para echarse a llorar, Fartón.

eldiletante dijo...

Seguro que el crítico esi de Rock Deluxe va vestido de negro, o de blanco.

Emiliano, extraordinario lo de Fred Astaire.

Carlos dijo...

Cada vez que veo el programa de Oliver, me llama la atención la fuerza de los colores en las presentaciones de la cocina italiana. Os vais a reir, pero creo que parte de su éxito nace del rojo y el verde sobre la pasta.

Hoy sólo blanco y rojo, huevos al plato con ñoquis primero cocidos y después salteados con ajo. Debería haber comprado cebollino.

Holden dijo...

Pues sigue llorando, Emiliano:

5 The Darjeeling Limited/ Memento (ex – aqueo)
4 Crash
3 Mullholand Drive
2 Wall-E
1 Children of Men

Holden dijo...

Por curiosidad, Fartón: ¿Cuáles eran las mejores canciones?

pedro dijo...

Vaca o buey, Carlos. Una buena infiltración es clave, diría yo, para conseguir un sabor digno de un buen roast beef. Y la maduración, claro.

Es una elaboración en la que si no cuentas con una pieza de calidad, estás perdido.

Jose luis Louzan dijo...

No se si llego tarde pero, de verdad, esto tenéis que verlo...
Eso es así

La mitad del país es así.... sin exagerar claro..

albertobilbao dijo...

Buenas tardes

Emiliano como siempre un gran post el de Fred, no comparto tu entusiasmo, en parte debido a mi pereza a la hora de ver una película musical, Cantando bajo la lluvia y Melodias de Brodway me encantan pero del resto que comentas muchas las tengo olvidadas o me son desconocidas
De todas formas sin lugar a dudas uno de los grandes, lo que pasa que el corazón de uno es pequeño y no entran más celebridades

Un abrazo

Carlos dijo...

Estoy de acuerdo en que eso es el óptimo Pedro, el problema es que raramente encuentro piezas tan bien infiltradas de grasa, distribuida uniformemente, como para poder presentarlas en un roast beef. Pero sí, cuando sale una de esas sale el mejor entrecot, el mejor roast beef... porque es la pieza con más sabor de la vaca.

Al hilo de piezas, edades, infiltración y calidades, dice Luismi, el carnicero de Berasategui, que la mejor raza es la frisona. Yo nunca he comido ninguna excepcional.

malinche dijo...

Estos días he padecido una perdiz dura en Horcher y he disfrutado de unas buenas alcachofas en el Pimiento Verde, un hermoso chuletón mal llamado de buey en Muñagorri (Las Rozas). También disfruté de otra buena comida en el 99 de Hermosilla y, sobre todo, de un espectacular chuletón de vaca vieja bien madurada en Txoko Zar.

Ayer una urgencia me llevó a Valladolid lo que me permitió hacer una parada técnica en Campaspero para probar ese espectacular lechazo del que hablastéis. Hasta mi mujer me perdonó el engaño de que estaba de paso.

Ah se me olvidaba. El viernes cené en T`amaro, el nuevo de Angelo, ex Piu di Prima, en el antiguo Olio de Serrano. Se pondrá de moda.

Y en unos días, Gerona. Una reserva de hace más de dos meses nos permitirá brindar por los hermanos. No he estado aun en esa casa pero estoy seguro que voy a disfrutar.

pedro dijo...

Prefiero sabor a presentación, Carlos. Lo que no quita para que una tapa, marinada y acompañada de alguna salsa, pueda resultar en un asado más que satisfactorio. Pero no es lo mismo.

Carlos dijo...

Nunca he tenido suerte en ese Errota Zar. Pero siempre le doy otra oportunidad, quizá, porque fue el local donde anduvo Luis Irízar cuando se estableció en Madrid.

Yerga dijo...

El blaco es el color del arroz idem, que combinado con tomate frito consigue un monumento gastronómico.
Tambien es el color de un plato que comí en Mugaritz, creo que algo con no se qué y aroma de apio, que quedó en mi memoria como el plato mas efímero que he probado.
Tambien es el color de una página en idem, sobre el tema de la página hablaremos proximamente.
Mañana cumple de mi Santa, guiso de setas de cardo con arroz(si, el gran depredador ha conseguido coger por fín) y carré de cerdo a la naranja, esto ultimo es muy sencillo, se refrota el carré con mantequilla y hierbas, al horno fuerte220º unos 15 mins, que dore por todos lados, entretanto hacemos un caramelo, desleimos con vinagre, que vuelva a caramelizar , desleimos con zumo de naranja con brunoise de corteza escaldada, reducimos.
Bajamos el horno a 140º unas dos horas, incorporamos la salsa de naranja y subimos a 220º unos cinco minutos, que caramelice de nuevo.Reposo y a jamar.

Yerga dijo...

En el Muñagorri no he estado Malinche, ¡de que va el sitio?

malinche dijo...

Pues Muñagorri es un restaurtante del que me habló hace unos días el proveedor de carne (Carnes Rojas) que llevó esa impresionante pieza a Txoko Zar (Que no es lo mismo que Errota Zar, si no un Txoko en la Calle San Nicolás donde se respira cocina, y mercado, y naipes y calma). Está en una zona empresarial de Las Rozas y, si franqueas la barrera de humo, te encontrarás con el buen hacer de un Muñagorri que el otro día nos ofreció unos buenos boletus, un sabroso guiso de chipirones cortados en trozos demasiado pequeños, a mi juicio, y ese gran chuletón bien tratado. Si se pudiera respirar sin tragarse el humo de cigarros y puros de los vecinos, repetiría.

emiliano dijo...

Alberto, aunque tú también seas un jovenzuelo imberbe, creo que deberías poner algo de tu parte para llegar a apreciar ese tipo de cine carente de pretensiones, divertido, maravilloso y feliz.

emiliano dijo...

Yerga, Mugaritz me pareció un restaurante blanco (o negro, ya no estoy seguro) que me dejó el paladar y la mente en blanco.

Txiki, felicidades.

Carlos dijo...

Un beso para Txiki de nuestra parte Yerga, estoy seguro de que la comida será de lujo.

Malinche, tienes razón, se me había ido la pinza, me refería al Errota Zar. De hecho el Txoko tiene un menú muy apañado de precio.

Carlos dijo...

Últimamente anda de moda decir que si no te ha gustado Mugartiz, la culpa es de uno mismo, Emiliano. Así que anda con cuidado y no uses tanto el espíritu crítico. Derrúmbate como Casillas ante un lanzador cualquiera de penalti, un par de segundos antes de que chuten a puerta bien, regular o mal.

Carlos dijo...

Están subastando la bodega de la Tour D'Argent, si os hacéis con la botella de Fine Champagne Clos du Griffier de 1778, avisad...

Fartón dijo...

Holden, no hay lista de canciones como tal, pero sí un apartado llamado "La década en 15 singles". Los 5 primeros los copan "Get ur freak on" (Missy Elliot), "Hey ya!" (Outkast), "Losing my edge" (LCD Soundsystem), "Paper planes (M.I.A.) y "Crazy" (Gnarls Barkley).

A mí, "¡Olvídate de mí!" (Eternal sunshine of the spotless mind), es una peli que me encantó, y que me gustaría volver a ver para sacarle más jugo. No es que sea original, es que no se parece a casi nada.

Estoy malito. Creo que me han sentado mal unos berberechos o que he cogido la gripe C. No debo alejarme mucho del water.

Juan Luis dijo...

Uy, pues yo creo que anda más de moda decir que no gusta, que es muy cultureta. Anda más desprotegido el que dice que le gustan algunos restaurantes…

Carlos dijo...

En realidad me refería al círculo más cercano a la gastronomía, Juan Luis. El que está en los medios de comunicación o alrededor.

Buen programa en Canal Cocina, "Productos estrella", hoy dedicado a la paloma torcaz. Tengo que reconocer que hay unos cuantos programas interesantes en CC este otoño, parecen remontar.

Carlos dijo...

Comentaba ayer Yerga lo importante que es la maduración del pollo de corral y Malinche se refería a una perdiz dura en Horcher.

El viernes compré dos perdices en Hnos. Gómez, la primera la preparé el mismo viernes, quedó rica pero muy dura y seca -necesitó de casi dos horas de cocción. Me puse a investigar razones: más duro el macho, más duro, además, cuanto más viejo.

Hoy estoy haciendo la segunda perdiz tras cinco días en la nevera envuelta en papel film. A la media hora de cocción ya está más tierna que la del viernes.

Y sospecho que un par de días más le hubieran venido al pelo.

Jesús Melitón dijo...

A la pluma, D. Liga, le hubiese venido a la pluma ese perdizdage de federico, no al pelo (eso a los conejos).

Jesús Melitón dijo...

Y a los ye-yés.

albertobilbao dijo...

Carlos

Sinceramente como algo novedoso en los blogs, sería un lujo verte cocinar online
Añado el interés a Yerga, Emiliano....

Para no desvelar anonimatos, sólo con ver las manos ya sería reseñable

Carlos dijo...

Por cierto Yerga, tenías razón con los zorzales, sin ajo mejor. Es más, creo que un golpe fuerte de horno hubiera sido más que suficiente. A 120 grados 40 minutos y posterior golpe de plancha.

Y sin que me oiga mi señora, que es de no tirar comida, haber utilizado un par de ellos para haber hecho un buen fondo.

Qué gran apodo hubiera sido Mojasalsas.

Carlos dijo...

O Ligasopas.

txangu dijo...

Anoche tremendos steaks de ciervo salvaje para celebrar mi cumpleaños, con salteado de champis. Sabroso, blando, ferpecto, de esta me quito del chuletón. La Montesa Selección Especial reserva 2000, chintonis, tarta y hoy trabajando. Enfins.

Carlos dijo...

Alberto, no dudes de que sería divertido ver a Yerga o a Emiliano cocinar, tienen eso que se llama mano. Además son chicos estilizados y presentables en la televisión.

Yo ando tomándome una mahou y haciendo la prueba que le propuse ayer a JCM con la xantana.

Ponen Banana Joe, no os la perdáis, tantos de vosotros la necesitáis como primer paso para desarrollar vuestra sensibilidad; tan descuidada.

Yerga dijo...

La diferencia entre Emiliano y un servidor, aparte de sus patillas y mis tremendos abdominales, es que el usa delantal y yo trapo al cinto.
En cuanto a mis manos mejor no sacarlas en la tele Alberto,solo lucirian bien en Agrosfera.

Holden dijo...

Fartón: El problema de Eternal Sunshine... ya sabemos cuál es: Jim Carey.

pisto dijo...

He aquí una preciosa pieza de buey:

http://www.gastroville.com/2009/11/29/kawamura-%E2%80%93-the-steakhouse-in-tokyo/

p.

txangu dijo...

Hoy una de las primeras comidas laborales de la Navidad bruselense. Uno de tantos restaurantes italiano sin pretensiones (Il Veliero da Gaspare), pero con una comida casera (nada más y nada menos). En mi caso, Involtini de ternera la Siciliana con tagliatelle.
El sábado, cena en el muy fashion Belga Queen (www.belgaqueen.be), en el que lo mejor debe ser su bar de ostras de la entrada. Una hora y media para que trajeran los platos, oiga.

Juan dijo...

En casa les encanta el turrón y me acerco a Jofer en Santa Engracia donde creo ofrecen los mejores turrones artesanos de Madrid.

Habrá sido una casualidad, pero en ese momento con la tienda casi llena no había nadie menor de 70 años exceptuando a una de las dependientas y a mí. Me ocurrió casi lo mismo el viernes en la pastelería El Pozo (top 1 del hojaldre bien hecho).

Me está dando que pensar sobre el futuro de algunos comercios en Madrid.

El riesgo es que, si seguimos así, cada vez se acentúen mas los extremos: tiendas muy especializadas con precios casi prohibitivos en un lado y el Carreful y Cia en el otro.

Fartón dijo...

Sí, Holden. Mi mujer se negó a verla por ese motivo. Aún así, aquí lo tolero bien.

Carlos dijo...

Pedazo de bicho, Pisto. Qué distribución más bonita y uniforme de la grasa, hacía tiempo que no veía uno tan bonito.

Carlos dijo...

Muy divertido el último de Cristino, Ópera y averío.

albertobilbao dijo...

Buenas

Qué os parecen los vinos portugueses?
Hoy me he bebido un Pilheiros 2005, un vino de Lurton y me ha parecido más de lo mismo, pesado como una vaca en brazos

Un abrazo

Carlos dijo...

Yo creo que Nieeport está en el camino de hacer grandes vinos, todavía no lo son -excepto sus oportos, claro está.

He probado buenos albariños, el más popular, el Dorado, cuando envejece se convierte en un gran vino, el 2002 me pareció de un nivel altísimo; joven no destaca.

Pero el clima es el que es.

emiliano dijo...

Alberto, precisamente, venimos de una estupenda comida en nuestro portugués favorito: Tras-Os-Montes, donde nos hemos comido una feijoada trasmontana para hacerle un monumento. Un plato tan rico que justifica el viaje desde Bilbao. Además muchos platos de bacalao (entre ellos un bacalao dorado de rechupete) y unos riquísimos pasteles de Belem . Sobre vinos no te puedo decir nada, porque no me han dejado salir del vinho verde.

emiliano dijo...

Jim Carrey es como un dolor de muelas.

Jose luis Louzan dijo...

Portugal guarda joyas extraordinarias, tanto blancas como tintas. De hecho, Alberto, fuera del Douro es donde se pueden encontrar las propuestas mas atrevidas y autenticas un tiempo de lo que dan las zonas de Dao, Bairrada o la ya mas popular Alentejo... otro universo vamos...

Luis Marti dijo...

Holden, tengo las mollejillas en la boca. ¿Tú? Es que no me fio nada, pero que nada, nada.

albertobilbao dijo...

Emiliano
Ya te había oído recomendar el sitio, he leído el enlace de los pasteles de Belem y es intrigante su historia

Carlos
El clima me da que a Portugal le hace daño, en los tintos como el que he bebido hoy, más todavía

Louzán
Apuntadas quedas las zonas que recomiendas

Un abrazo

albertobilbao dijo...

El bueno de Jim salvo en un par de escenas del Show de Truman está comedido

emiliano dijo...

En el minuto 35 Marcelo ha realizado un pase correcto, cosa que había ocurrido por última vez a finales del mes de septiembre.

Holden dijo...

Tranquilo Luis. A los octavos de final llegamos.

Lo que me gustaría descubrir un día de estos es a qué diablos juega el Madrid. Esquemas y esas cosas.

albertobilbao dijo...

El Madrid al igual que el Barcelona llegará este año a la final
La pegada del primero en los partidos importantes será decisiva

Además creo que hoy por hoy son los dos equipos más fuertes de Europa, los equipos italianos están en otra onda y los ingleses creo que tras las marchas de alguna de sus figuras han dado un paso atrás.

Carlos dijo...

Lo que necesita el Madrid es un portero de verdad. Uno que salga bien por alto, que juegue bien con los pies y que no haga idioteces.

emiliano dijo...

El Madrid ha terminado con un centro del campo formado por Diarra, Diarra, Raúl y Marcelo. Tela.

Jose luis Louzan dijo...

Pues si lo que necesita el Madrid es un jugador mejor que el mejor de sus jugadores... esto va a ser divertidísimo de ver...

Holden Caulfield dijo...

Emiliano: podía haber sido peor: podía haber salido Gago.

Al final va a tener razón Segurola: Lass empieza a recordarme a Diarra I. Marcelo sobra y lo del otro día de Van der Vaart parece que fue un espejismo. Y luego está Higuaín, que aparece cuando no se le espera y naufraga cuando se le busca. Lleva varios partiditos estilo Raúl.

Al menos, también es cierto, llevamos varios partidos jugando con el mismo esquema, por llamarlo de alguna manera.

Holden Caulfield dijo...

Carlos: A veces tienes unas frivoletés...

albertobilbao dijo...

Holden

Yo creo que lo de Casillas es que se ha apoderado alguien del nick de Carlos

Van der Vaart cuando adquiera más fondo puede ser importante
Lo que tiene que ser estresante es ser defensa de Cristiano, cada vez me parece más desequilibrante

Numeritos
Ves mejoría?

Un abrazo

pedro dijo...

Carlos, Holden, admitidlo: os supera el futbolerío molecular. O futbolismo tecnoemocional, como prefiráis.

Carlos dijo...

El día que se le caiga el larguero en un corner a Casillas le arregla hasta la tercera molécula. Por lo demás el primer, el segundo y el tercer mejor jugador del Madrid es C.R.

Interesante la entrevista de Matoses a Redzepi, da la impresión de estar como las maracas de Machín, pero con las ideas claras como el agua. Una vez superadas otras cuestiones, ahora nos encontramos en el momento cocineros localistas -Francia a la derecha-/cocineros universalistas.

El tema del producto que ya comentó Santamaría hará unos años.

A la pregunta de Matoses de si había leído Clorofilia, responde Redzepi: "La verdad es que no compro ni leo libros sobre cocina. Suelo tener el camino bastante claro y cuando leo esos libros me confunden."

Carlos dijo...

He añadido el buscador al blog, antiguamente funcionaba fatal, pero ahora funciona de lujo.

kalakahua dijo...

Ideas para cuando se sale de algunos restaurantes.

Carlos dijo...

"La gastronomía, más allá de ser un arte, una manifestación cultural, y una industria, es también una tecnología y una ciencia y, como tal, necesita de recursos para la formación y la investigación"

Cristina Garmendia, ministra de Ciencia e Innovación.

Sugiero definir la gastronomía diciendo las cosas que no es. Me da que acabábamos antes.

Juan dijo...

Con esa misma definición encajan el cine, los toros, el futbol, la pesca, el sexo, etc...

Definicomodín.

Jesús Melitón dijo...

MeNe parece fatal que se retoque el texto. El original era así:

"Out apart, the gastronomy, heaven of be art, the manifestation cultural, and the industry, light in change, is asgood the tecnology and the cience and, eat tal, bigby, need of recursing stop the formation and detectivation"

"Fuera aparte, la gastronomía, más allá de ser un arte, una manifestación cultural, y una industria, sin en cambio es también una tecnología y una ciencia y, como tal, mayormente, necesita de recursos para la formación y la investigación"


Yo también necesito recursos, no te jode (I asgood need recursings, not tea fuck). Mayormente o menormente (Bigby or littleby).

amfortas dijo...

A mi el Madrid de ayer, como el que jugó contra el Barça, me pareció un equipo serio, pero no estoy seguro de que pueda mantener el mismo o parecido nivel todos los partidos. En ese aspecto, creo que es más regular el Barça (y ahora es cuando estos del Dinamo nos meten tres y nos dejan fuera).
Y hablando de gastronomía, ¿se me podría recomendar alguna web fiable donde comprar buen marisco?

Carlos dijo...

Dios te oiga Amfortas.

Respecto a lo de la web, mi consejo es que ahora en diciembre pases, el marisco es más caro y peor. Si todavía así te atreves, yo he tenido muy buenas experiencias con Lonxanet, pero claro, nunca he probado en diciembre.

Por cierto, está llegando bastante centolla y está a buen precio...

amfortas dijo...

¿Me oiga en qué, Carlos: que el Madrid no sea capaz de mantener el mismo nivel o que el Barça quede fuera? No hace falta que me respondas, era una pregunta retórica.
Lo de los precios del marisco en diciembre, ¿se nota también y al mismo nivel en Lonxanet? Es que nos gusta cenar marisquillo en nochebuena y no hay manera de encontrar buenos bichos en mi ciudad. Por eso quería probar esto de internés, a ver si funciona, y precisamente agenciarme un par de buenas centollas, que yo también había oido que este año había mucha y a buen precio. Lo que no se es qué resultado dará y si valdrá la pena congelar los animalillos.

Holden dijo...

Tranqui, Amfortas, que tu y yo tenemos una cita el 22de Mayo. No sé si con la Historia, pero casi.

Juan dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Juan dijo...

La pizza napolitana, protegida por Europa

El bocadillo de calamares, en lista de espera.

O, como diría Garmendia: " El bocata calamares, más allá de ser un arte, una manifestación cultural, y una industria, es también una tecnología y una ciencia y, como tal, necesita de recursos para la formación y la investigación"

Carlos dijo...

No sabría decirte, Amfortas, pero mi impresión es que se nota en todos lados, en diciembre hay una demanda alta y los mercados van al mejor postor.

Conmigo siempre han sido honestos, si les das una llamada, seguro que te pueden contar.

Es que diciembre es un mes chungo para el tema marítimo.

Carlos dijo...

Nosotros estamos llegando tarde a la canonización de las bravas...

¡Subvención para las bravas ya!

albertobilbao dijo...

Holden

Lo del 22 de Mayo puede ser terrible, no habrá ni siquiera entrada para todos los socios del Madrid, va ser más complicado que conseguir plaza en el Bulli

Un abrazo

Holden dijo...

Alberto: de partida tengo un 40 % de posibilidades entre las entradas de los socios, suponiendo que todos los que lo somos, las pidamos. En caso, de caer la bolita en el otro 60 %, aún así seguiría siendo más fácil encontrar entrada que ir a El Bulli. Y además, no hay que escribirles un correo diciendo estupideces. Por supuesto, también cabe la posibilidad de que si le toca la entrada a Emiliano, me la ceda cortésmente.

Y como la final va a ser contra el Rubin Kazan, no creo que vengan muchos cosacos.

Jose luis Louzan dijo...

Veo lo de amfortas y, para quien sea de interes, en lo que se refiere a bogavantes, centollas y almeja un servidor se ofrece a conseguir.. a precios sensatos claro, no a lo que se estila por estas fechas... (ejem; centolla doce euros...)

Carlos dijo...

Holden, puedes disfrutar de la descripción del menú de El Bulli en multitud de blogs, sitios web profesionales y periódicos.

Sin ir más lejos en el de Arcadi Espada.

Carlos dijo...

Por si no cae la bolita, I mean.

albertobilbao dijo...

Viendo fotos me ha encantado visualmente hablando los platos de Asian Next Door, luego ese encantamiento se mantiene en el plato?

Holden dijo...

Yo creo que si me ofrecen una reserva en El Bulli, ya no iría. Creo que fue Paul Newman el que dijo que había estado esperando tanto tiempo a que le dieran un Oscar, que cuando se lo dieron ya no le hacía ilusión. Pues eso.

Holden dijo...

En algunos sí; sobre todos en los del sudeste asiático- no hay ninguna doble intención aquí- más que en los Fujimori.

albertobilbao dijo...

Holden

Me puedes enviar a mí, en tu lugar como hizo Marlon Brando
No me olvides!!

Un abrazo

Carlos dijo...

Por eso se esfuerzan en que estés bien informado, Holden.

No he estado en AND, pero el otro día conocía a su ex-sumiller -sí, esta frase os suena- y me cayó bien, Hiroshi, que como su nombre indica viene de Japón.

Ahora se ha ido a Miyama, con una chica que se llama Tábata que también andaba por el AND.

albertobilbao dijo...

Y el bueno de Hiroshi qué recomendaba?

Antes en España había un sumiller japonés del que hablaban maravillas, alguien tiene alguna referencia?

Carlos dijo...

Sospecho que hablamos del mismo Alberto. Hiroshi andaba con un constipado del 14 el día que le conocí, así que recomendaba frenadol.

Jesús Melitón dijo...

AND a mí me gustó bastante. Un sitio muy apañao, que diría mi tíagüela Felisa. Local muy agradable y precios muy razonables. Como dice Holden, creo recordar mejor lo sudest que lo peruvian.

Como dijo Chico Percebe, volveré.

emiliano dijo...

Yo nunca he estado, pero también volveré.

Holden dijo...

¿Seguro que era Tábata? ¿No sería Samantha) Y no estoy de coña.

emiliano dijo...

Sería Endora.

Jesús Melitón dijo...

Bueno, la verdad es que yo tampoco he estado. Era por dar vidilla al blog y tal y Pascual. Pero estuvo mi tiagüela (o eso dice, que no te puedes fiar ni de la parienta - bueno, de ésa de la que menos-). Pero por lo que cuentan es muy apañoso AND.

Jesús Melitón dijo...

Acaba de llegar un motorista con un burofax de mi parienta pidiéndome que, por mentiroso, que le devuelva las llaves de la moto. Y que me quede con todo lo demás, dice. Que no nesesita nada de mí. Que lo que ayer nos unía hoy es el motivo que nos va a separar.

Pero no, no, eso sí que no, no, la moto es sólo mía, sólo mía.

Holden dijo...

Larry no era, seguro.

Carlos dijo...

Una bruja es una bruja. Ejem.

Carlos dijo...

Yo te doy cremita, tú me das cremita, aprieta bien el tubo, que sale muy fresquita...

Juan dijo...

"...presidente de honor de la Academia Internacional de la Gastronomía y presidente de la Academia Española de Gastronomía, Rafael Ansón."

Se han olvidado de citar la presidencia de la Academia InterIberoLatinoAmericanaAlPilPil

Se van a enfadar.

Espeto dijo...

Para el año que viene me pido una medalla de esas. Que yo también hago mucho por el turismo- Desde luego, más que el Sur in English.

Carlos, ¿llego a tiempo para eso que preguntabas sobre Roma?

Ahora os cuento alguna cosilla sobre Alemania.

Carlos dijo...

Es una devolución de respetos. El Sr. Ansón ya le había impuesto una al Sr. Mesquida por sus méritos.

Espeto, me voy mañana, he releído tus crónicas romanas y me he quedado con Roscioli, quería pasarme a comer una buena pizza y había pensado en La Montecarlo, ¿Alguna otra opción céntrica? ¿Algún vino que recuerdes en Roscioli que mereciera la pena, a un precio razonable -no más de 40 euros-?

La alcachofa en Armando al Pantheon, estamos en época y allí están tremendas.

Espeto dijo...

Carlos, la carta de vinos de Roscioli no me pareció cara. porórden del Sr. Sargento, tuve que pedir blanco, pero me da la impresión de que había mucho donde elegir por esos precios. Prueba algo hecho con Fianno en la zona de Campania: bueno, bonito y barato. Lo de los vinos en Italia es un follón pero, si lo encuentras, prueba algo de Marisa Cuomo. Ahora, quizás ese sea el sitio para probar alguno de los grandes productores de Piamonte y Toscana. No son baratos, pero los encontrarás mucho más razonables de lo habitual.

De pizzerías no te puedo contar mucho. Las que cuentan con más fama son Da Baffeto, Montecarlo y La Gata Mangiona. Para pizza al corte, no te pierdas Pizza Florida. Échale un vistazo al blog de Joan Gómez Pallarés, hay mucha sabiduría allí dentro.

Espeto dijo...

MUNICH

KÖNIGSHOF. En el elegante hotel de idéntico nombre y estupendas vistas sobre la Karlsplatz. Comedor sobrio con todo lo que se le debe pedir a un restaurante centroeuropeo: cocina clásica, sin sorpresas pero sin decepciones, gran carta de vinos y servicio de primera.

Flojo comienzo con un aperitivo de bacalao marinado con huevo de codorniz y setas y un desacertado bogavante con mango, croqueta de su coral, aguacate y vinagreta de chile. Un plato inconexo y fallido que sólo funcionaba en lo visual. Afortunadamente, la trayectoria mejoró ostensiblemente a partir de este momento. Tremendo el huevo de campo con puré de chirivías y trufa blanca rayada con generosidad (hombre, con la generosidad que permite cobrar a 11 euros el gramo…). Qué le vamos a hacer, locuras que se permite uno de vez en cuando. Igualmente espectacular el pato de caza con spätzel y lombarda, un plato clásico, pero ejecutado de manera impecable: la pechuga entre sangrante y cocida, jugosa pero cocinada, la salsa brillante y profunda. Y, para rematar, un soberbio pichón de Bresse von manzana, remolacha y croquetas de patata. Otro plato clásico, sin concesiones y perfectamente acabado. Como suele ser habitual por aquí, estupendo carro de quesos, con un Epoisses espectacular y un Comté con cuatro años de maduración de llorar.

Como decía al principio, gran carta de vinos, manejada con soltura por un excelente sumiller francés deseoso de hacer disfrutar al cliente sin asaltarle la cartera. A las copas de un correcto Delamotte Brut, le siguió un riesling estupendo pero poco evolucionado (una tónica general en los restaurantes alemanes, donde los clientes aprecian por encima de todo la acidez y la frescura de los blancos), el Wagner-Stempel Siefersheimer Heerkretz Riesling Grosses Gewaechs 2004 del Rheinhessen. Mucho más acertado estuvo con un estupendo Albert Bichot Gevrey-Chambertin 2003 que sabía a frutas maduras y especias. A destacar también dos excepcionales carros de licores (de Cristophel, para más señas) y un excepcional Schnaps de elaboración propia, el Markelschneider Schwarz Riesling Trester-Brand, un espirituoso intrigante, a medio camino entre un aguardiente y un armagnac.

En general, una muy grata experiencia gastronómica por algo menos de lo que la comanda podría sugerir. Un restaurante para ir a disfrutar de la compañía, de la comida y la bebida sin más pretensiones que eso. Pasa a ser uno de mis fijos en la ciudad.

JCM dijo...

Sé que abro la caja de pandora...pero, hay alguna j****a manera de conseguir una mesa en el Bulli que no sea suplantando la personalidad de los de siempre que, como el ajo, se repiten y repiten año tras año?

En otro orden de cosas, alguien me dice cómo hacer de verdad un buen fondo de carne, oscuro y denso? Todas las recetas que pruebo me llevan tiempo y me dejan la sensación de que algo callan (xantana?)

Mil gracias

PD.- Carlos, ya me he hecho con la xantana y el termómetro. Mil gracias.

Carlos dijo...

Ser ministro, periodista o bloguero de éxito ayuda, JCM.

En cuanto a lo del fondo oscuro, dejaré que te conteste otra gente -Yerga ha dado alguna receta para el fondo oscuro, sino recuerdo mal. Yo te diré que creo que el secreto está en utilizar falda de ternera en abundancia y en dorar bien unos huesos en el horno previamente.

Además, si tienes una cazuela de hierro fundido, cuando metas la verdura déjala pochar hasta que se tueste, añade color y queda todo más rico.

kalakahua dijo...

JCM, si eres un particular y tratas de hacerlo por la vía correcta del correo electrónico, las posibilidades son de 1 entre 1.000.

La única posibilidad es ser amigo de alguien.

Yo, si tuviera un restaurante, haría lo mismo. Faltaría más. La única diferencia es que no vendería la burra diciendo lo democrático que soy.

Espeto dijo...

MUNICH. 2ª Parte

SCHUBECK’S SUDTIROLER STUBEN. El feudo de Alfonz Schubeck, un “chef-celebrity” alemán. Participa en programas de televisión, tiene libros, revista propia, su propia marca de especias, tiendas, etc., etc., etc. Claro que, eso no debe dejarle mucho tiempo para asomar por su cocina y bien haría en pasar por allí alguna vez a poner orden, porque la decepción fue mayúscula. Máxime teniendo en cuenta la fama que arrastra y que algunas guías lo colocan a la altura de Tantris, uno de los dos bi-estrellados de la ciudad. Realmente, si el fiasco hubiese tenido lugar en España, os ahorraría la crónica, por aquello de no hacer daño al restaurante. Pero, como dudo que al Sr. Schubeck y a su imperio les importe un pimiento la opinión que yo pueda dar en un pequeño blog de una esquina de Europa, voy a tratar de evitaros un mal trago.

De todo lo que pudimos probar (y fueron unos ocho platos), nada, absolutamente nada, justificó la estrella que adorna el local. Si acaso la terrina de hígado de caza que se servía como aperitivo y una original combinación a base de hígado de oca, avellana y chocolate con morcilla negra y manzana, que sabía mejor que sonaba. En resto, mal o muy mal.

Mención aparte para la guapa y simpática sumiller cuyas virtudes, desgraciadamente, terminaban ahí. Terrible el Bernard Morey Maranges Fussiere 2002 (creo que es la primera vez que pido retirar un vino de la mesa a sabiendas que no tiene ningún defecto y que voy a tener que pagarlo religiosamente) y sólo algo mejor el Marc Joblot Givry Pied de Chaume 2005. Señores, la leyenda es cierta, en Borgoña también se hacen vinos malos. A partir de ahí, ya no se me ocurrió pedir opinión ni para el café. Únicamente el servicio estuvo a la altura de lo esperado. Ahorraros la visita.

A partir de aquí puede dejar de leer Weirdo.

Por lo demás, muchas y buenas cervecerías en Munich: estupenda la Paulaner Im Tal, con cocina bien hecha a precios amables y un ambiente algo más sosegado que en las grandes. Bien, aunque algo por debajo de su fama, la Schneider’s Weissesbrauhaus, con buena cerveza, estupendas salchichas, pero con un servicio borde y malencarado. Mucho mejor la Nürnberger Bratwurst Glöckl am Dom, a los pies de la catedral, donde no os podéis perder las salchichas a la parrilla, las especialidades del día y hay que tener cuidado con el Grüner Veltliner peleón.

Y unas cosas más sobre Munich:

1. La mejor salchicha blanca se desayuna (sí, se desayuna) junto a sus obligatorios acompañantes (mostaza dulce, cerveza de trigo y brezel, esos lacitos de pan y sal) en Dallmayr.

2. De las listas de recomendaciones anteriores podéis eliminar Benjarong, un restaurante tailandés que ha caído en picado desde mis últimas visitas.

3. Las mejores copas y cócteles se siguen sirviendo (a precio de oro) en el Bar Falk’s del hotel Bayerischer Hof. Sigo sin comprender la fama del Schumann’s American Bar a pesar de que siempre termino allí por si le encuentro la gracia que parece verle toda la ciudad menos yo.

4. De obligado cumplimiento es la visita al Viktualienmarkt, un impresionante mercado al aire libre, a la espalda de Marienplatz. Para pegar la nariz al escaparate de las fabulosas carnicerías, tiendas de quesos y fruterías (hasta once tipos de chiles frescos y catorce de setas, incluyendo trufas de todos los tamaños y colores, conté en una de ellas).

Espeto dijo...

JCM, creo que ya he contado alguna vez que yo conseguí una reserva por la vía "legal" (por correo electrónico) allá por 2004. Vamos, que entonces sí que había un cauce real para conseguirlas. Pero desde entonces he seguido intentándolo y me temo que esa vía está agotada.

Creo que, como no sea vía amistad o alguien te haga un hueco en una de esas mesas enormes que se reparten de vez en cuando (que las hay), la cosa está muy complicada.

Yo ya me he hecho zen y canalizo mis energías hacia otros sitios que me cuestan menos esfuerzos. Pero, si algún día cae...

amfortas dijo...

Pues yo soy amigo de una "amiga de"; así que me voy a poner manos a la obra. Y creo, casi estoy seguro, que tendré reserva para la temporada próxima. Ya os contaré.
José Luis, ¿cómo haríamos esto de las "centollas a precios razonables"?
El Barça, bien, gracias.

Jose luis Louzan dijo...

Amfortas, enviame un correo y hablamos. (joseluis.louzan@gmail.com)
La cosa se va poniendo peor a medida que se acercan los "Dias azules" pero por ahora sigue a buen precio para la calidad que tienen los bichos ...
Te los enviaria por conducto reglamentario, 19 horas a toda España (salvo islas, Ceuta o Melilla)...

Perdón por el asalto comercial... lo mio sigue siendo el vino pero me apena ver que nos seguimos comiendo lo mejor nosotros jeje..

Numeritos dijo...

Espeto, ¿has pasado por Berlín?

juanjo dijo...

buenas caballeros

pues en estos días de puente se me ocurrió la feliz idea de ir al centro... se debe de haber puesto de moda el walking... que no el shopping jajaja

bueno al tema. Como todo estaba a tope, me acordé de MATRITUM, y oye muy bien.

picamos varias cosas: croquetas, ensaladita rica, foie, patatas al queso... y todo con un champagne que no recuerdo el nombre.

En resumen que salimos muy contentos. Trato fantástico y el vino servido y tratado muy muy bien.

abrazos

Carlos dijo...

Juanjo, me alegra que te gustara la recomendación. En Matritum se come bien, pero su carta de vinos es realmente importante, de lo mejorcito en Madrid. Sólo la de la Taberna de Pedro me gusta tanto.

Carlos dijo...

Curioso eso que me dices del Joblot, Espeto. Lo tenía por un productor bastante regular.

pisto dijo...

Me ha sorprendido mucho el comentario respecto al Joblot Givry Pied de Chaume 2005. Es un vino del que compré una caja (en La Part dels Angels) y del que he bebido un par de botellas (ummmm, según cellartracker no me queda ninguna, qué raro), que me han gustado bastante. Su Clos de la Servoisine del mismo año es quizá más estructurado, no necesariamente mejor.

albertobilbao dijo...

Matritum, gran carta de vinos, el servicio regularcillo, igual tuve mala suerte el día que fui

En relación a Joblot pudo ser la botella, ya que es un productor reputado

Carlos dijo...

De hecho el Clos de la Servoisine es una de las mejores, si no la mejor rcp que conozco en Borgoña.

En fin, hoy trabajo cero, buen resultado, en 8 minutos voy a hacer unos tacones atún ligeramente marinos en limón y tomillo al horno y posterior golpe de sartén con tomate Kikí y un poco de la cebolla frita del Ikea.

Carlos dijo...

Holden, una pregunta técnica: el bocadillo de lechona ¿es simplemente pan con lechón al horno? ¿Cocido? ¿Lleva aliño?

Holden dijo...

Espera un momento Carlos, que me subo al pedestal.

Carlos dijo...

Numeritos y yo te lo agradeceremos. Nuestro colesterol no sé si tanto.

Holden dijo...

El lechón se hace en lo que en México llaman “barbacoa”, que es cocinar bajo tierra y a baja temperatura con piedras calientes. Se cocina durante toda la noche. La torta (bocadillo) solo incluye la propia carne de lechón, el pan y le puedes añadir cebolla picada y chile habanero. Puedes pedirlas con piel (chicharrón) o solo con carne. Yo las prefiero con chicharrón, por lo crujiente y tal. Se suele comer temprano, entre las 8-10 de la mañana.Después de esa hora, no las encuentras ni de coña. Oferta y demanda. Es la versión Yerga del desayuno yucateco.

En los restaurantes mexicanos de Madrid, no tengo ni idea cómo las harán. No me les imagino levantado la acera y metiendo el lechón bajo tierra. Aunque pensándolo bien, con las obras de nuestro Alcalde, tampoco sería tan difícil.

Los tacos de cochinita pibil son otra cosa totalmente distinta.

Y ahora, con cuidadito, me bajo del pedestal.

Juan dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Juan dijo...

El desayuno de los campeones. ¿Se moja en el colaCao o se acompaña de carajillo al tequila?

Holden dijo...

Me gustaría preguntarle a Weirdo con qué maridar un bocadillo de lechón a las 9,00 de la mañana, teniendo en cuenta, además, el calor que ya hace en Mérida a esas horas.

kalakahua dijo...

Holden, será complicado lo de la lechona. Aunque seguro que podemos pedir en EEUU un suelo artificial a 220V para hacer genuinos bocadillos de lechona.

Voy a reivindicar a uno de los de toda la vida: Michael Caine. Dos de las últimas películas que me han enviado son estupendas: Flawless (Un Plan (flaw) Brillante (less)), entretenidísima y Harry Brown, peliculón.

Holden dijo...

Kala: Tus distribuidores cinematográficos que te envían DVDs van un poco retrasados. Flawless es del 2007. Un poco más y te envían la de Alfie. En cuanto a Harry Brown, efectivamente, peliculón.

Ainur dijo...

Buenas, alguna impresion del restaurante del Kursaal?
Voy la semana que viene por trabajo a San Sebastian y habia pensado comer alli, ¿alguna alternativa?
Saludos,

Carlos dijo...

Del mismo percal y en Donosti, complicado Ainur. Ya puestos y si yo tuviera que ir -descartando Arzak y Akelarre- ese sería el sitio.

Como opción tradicional y con una carta de riojas que quita el hipo, Rekondo.

Carlos dijo...

A mí me parece que para los bocatas mañaneros, la cerveza va fenomenal. O eso, o el último gin tonic.

Lo digo a sabiendas de que mi prestigio como gourmet se ha ido a pique no habiendo respondido champán o manzanilla pasada.

aloque dijo...

Ultimamente no salen mis comentarios? No se que pasa con esto de internet.

Espeto dijo...

Como creo que conozco algo a Weirdo, creo que esos bocatas mañaneros los solventa con un champagne. Pongámosle un blanc de blancs por aquello de la bollería y la pastelería mañanera. Seguro que él tiene mejores ideas. Por cierto que he apuntado en negrita esa taquería que recomienda Ka. De hecho, albergo una pequeña esperanza de que me enchufe en esa barra (a esto me refería con concentrar mis esfuerzos más allá del Bulli).

Por otro lado, el primer sorprendido fui yo con ese Marc Joblot. Yo no sé mucho de vinos, pero soy un alumno aplicado y jamás pido nada a ciegas. Siempre encuentro algo que me haya recomendado alguien de fiar. Y esta vez pinché: ese Marc Joblot de 2005 me pareció mediocre, nada más. Ahora bien, hay botellas y botellas. Pero aquello no tenía presente ni futuro...

Numeritos, esta vez me quedé en el Sur de Alemania y en Alsacia.

pisto dijo...

Jejeje, mira que eres malo, Carlos. A mí el Champagne con el bocata de la mañana me parece bien, si acaso un poco decadente (y no en sentido peyorativo).

Pero incluso la cerveza puede ser demasiado a según qué horas (no es lo mismo a las 10:30 que a las 12:30. Yo me decantaría por un buen café con leche ;)

Y aunque no soy muy amigo de las afirmaciones categóricas, es cierto que Joblot suele hacer vinos de calidad a precios pagables. Ojo, no todos los años los vinos están como en 2005, sin ir más lejos los 2004 de Joblot están bastante difíciles, como he podido comprobar en carne propia. Quizá le haya ocurrido a Espeto que se tropezara con un vino cerrado (los vinos de Joblot suelen cerrarse para luego despertar del letargo).

Pero no me parece la mejor relación calidad precio de la Borgoña, sobre todo porque la buena calidad de los vinos hace que sean muchos los clientes que se interesen por ellos. En algunos casos terminan a precios superiores a buenos vinos de la Côte d'Or de denominaciones como Saint Aubin o Chassagne-Montrachet en blancos, o algunos Savigny, Chorey, e incluso Bourgogne Rouge de productores de calidad en tintos.

Holden dijo...

Aloque: ¿Qué tal los chicos de Brighton?

albertobilbao dijo...

Ainur

No me gusta recomendar sitios donde no he estado pero todo el mundo habla maravillas de un Restaurante llamado Ibai
Debe ser complicado reservar, dicen que el producto es de primera, pero ojo, deben cantar los platos sin añadir los precios

Un abrazo

aloque dijo...

Haciendo digestion de boa(llegamos de CASA GERARDO),me parecio que estuvieron bien.La verdad es que no estaba en perfectas condiciones pero me lo pase genial.............................al menos eso recuerdo.

Jesús Melitón dijo...

Yo tampoco he estado en Ibai, pero me gusta mucho.

Jesús Melitón dijo...

Tampoco he estado en Casa Gerardo, pero es un mast. Os lo recomiendo vivamente. Las judías sí las he catado, si sirve de experiencia organoléptica. Están ricas las jodías.

Jesús Melitón dijo...

Y de Munich solamente conocía a Beckenbauer, Mayer y al que metía todos los goles, el Torpedo. No sé si habrá abierto alguno de ellos una cervecería. Igual sí.

Jesús Melitón dijo...

Y en Gijón, cerca da Casa Gerardo, jugó Narciso (el insisivo Narsiso), un media-punta, punta-entera canario. Era bueno, pero creo recordar que no terminó de aclimatarse.

Un saludo a los canarios que tuvieron que venir a la Península a hacer la mili, mayormente a los que fueron de Madrid para arriba. Pasaron los pobres un frío del kopón haciendo la instrucción.

Carlos dijo...

Hay quien dice que salen frías Melitón. Las fabas, I mean.

Carlos dijo...

Apuntad el término: "progressive cuisine", parece que viene a sustituir al "tecnoemocional", ya desgastado por el paso de las semanas.

emiliano dijo...

Abro mi libreta por la página entitulada “el hombre puso nombre a los animales”, sección “convulsiones culinarias” y anoto lo de “progressive cuisine” justo después de esa frase tan profunda que hablaba del “marco ideológico de los fogones”

emiliano dijo...

Yo en Ibai tampoco he estado nunca, majormind, pero sí que he estado en Aponiente y se come que te cagas.

Y de munich, también conozco a polbreiner, especialista en cocina abisinia, que luego abrió local en madriz.

Holden dijo...

Y Malinche y Numeritos deben conocer también a
este señor.
Seguro.

Jesús Melitón dijo...

En Aponiente tampoco he estado, pero el cocinero me cae muy bien. No le conozco, pero debe ser muy majo. Me han dicho que hace un cocido lebaniego muy correcto (bueno, tampoco me lo han dicho, pero yo me lo imagino).

Anónimo dijo...

PARA CUANDO EMPEZAMOS CON EL BALANCE ANUAL? ESTO DE LAS LISTITAS SIEMPRE ME HA GUSTADO......NO TANTO COMO A PUMARES,JEJEJEJEJE.ALOQUE

Jose luis Louzan dijo...

No se si lo habéis leído pero Gourmet de Provincias ha publicado esto después de ser nombrado aqui por Santi Santamaria...

De antemano digo que tiene todo mi apoyo y comprensión... el Gourmet de provincias, I mean

Espeto dijo...

HEIDELBERG.

Días de descanso, mercadillos navideños, tabernas de poca monta y cervecerías populares. Aun así, dos sitios especiales, ambos dentro del mismo hotel, el precioso Hirschgasse que lleva allí en pie desde 1472:

Por un lado MENSURSTUBE, el comedor tradicional, una maravillosa taberna panelada en madera donde antaño venían a batirse en duelo los estudiantes. Une propuestas muy tradicionales y contundentes a otras algo más refinadas. Por una de estas últimas nos decidimos, la estupenda pintada con hígado de oca en tres servicios. Para empezar, impecable su consomé con Jerez de Lustau, dados de remolacha y ravioli de hígado de oca. Limpio, potente y sin un gramo de grasa. Después, la pechuga, cortada en la mesa y servida con un ligero timbal de macarrones y foie una salsa de chablis y un jugo concentrado de Madeira y trufa. Por último, el muslo crujiente con mantequilla de hierbas aromáticas, salsifí braseado y una especie de ñoquis a la plancha. Quizás habrá a quien le parezcan platos anticuados o demodé. A mí me parecieron simplemente maravillosos. Además, el sumiller acompaña y, tras unas copas de Pierre Gimmonet, nos agasajó con un Joseph Drouhin Volnay 2004 casi a precio de coste. Servicio muy amable y relajado, ambiente tranquilo y muchos, muchos detalles de profesionalidad que hacen algo más feliz al comensal.

Por otro, LE GOURMET, la propuesta más moderna y algo más pretenciosa del mismo hotel. Alternó propuestas brillantes, como la crema de guisantes secos y trigo perlado con ancas de rana o la trucha con morcilla con salsa de perejil y mostaza antigua (por raro que os suene), con otros más evidentes y menos conseguidos, como el trinomio de cigalas o el milhojas de mollejas de ternera, setas shiitake y manzana. De todos ellos, tres platos de notable: el rablé de ciervo con su jugo con un picadillo de frutos secos de navidad; el foie de pato sobre remolacha y puré de castañas y un rillete de pato a la naranja, y la sardina ahumada con tabulé de pomelo y cangrejo. Aunque le queden un par de escalones, es un restaurante a tener en cuenta. Para beber, excelente el riesling sugerido por el sumiller, un Kühling-Gillot Pettenhal Crosses Gewachs 2007 del Rheinhessen y, muy ramplón el Chateau Gasparets Corbiéres 2007 que probamos por copas. De nuevo, estupendo carro de licores, del que probamos un estupendo schnaps, el Adam Müller Mirabelle 2003, de elaboración propia. Además, extraordinario comedor y servicio de primera.

Por lo demás, Heidelberg es una ciudad para caminar (imprecindible la visita al castillo y a su museo farmaceútico) y para pararse en sus innumerables cervecerías o wine-bars. A destacar VETTELS, una cervecería artesana que elabora la mejor cerveza blanca que haya probado nunca. Impresionante.

Numeritos dijo...

Con qué facilidad se ha dado por aludido el de provincias...

Me estoy viendo los 10 mejores platos de 2009 según Vino y Gastronomía y solo hay uno de un tres estrellas. El "Cordero y pan con tomate" de los Roca. Curioso.

albertobilbao dijo...

Numeritos

Gran plato el del Celler

Habrá que comprar la revista

Un abrazo

jose dijo...

José Luis, creo que estamos ante un blogombligazo mal resuelto por ambas partes. Cierto que desde el blog de Santamaría se enlaza al del provinciano dentro de un contexto lógico, pero creo que lo hace porque no ha podido hacerlo hacia otro blog que ha cerrado (comielotrodia.wordpress), que era mas su fijación.
Luego podemos hablar de que el fútbol levanta las pasiones mas salvajes que llevamos dentro, pero cuidado! que un simple link y cuatro letras, también nos pone como motos.

kalakahua dijo...

Numeritos, pensaba lo mismo que tú sobre la sensibilidad del de Provincias hasta que he descubierto el link del blog de Santamaría al artículo del susodicho en la palabra Gourmet.

kalakahua dijo...

Lo cual no ha desechado en absoluto el pensamiento original, hay que decirlo.

kalakahua dijo...

Espeto, ¿qué tal por Alemania?. Cuéntanos algo, coño.

Espeto dijo...

Kalakahua, cuánto me alegra que me hagas esa pregunta...

Y dos visitas que tenía marcadas en mi agenda desde hace muchos años:

Por un lado, SWARZWALDSTUBE, el tri-estrellado restaurante de Harald Wohlfahrt, uno de los cocineros más reputados de Alemania. Todo en este lugar rezuma elegancia. Desde su situación, con vistas a un precioso valle en el medio de la Selva Negra, hasta su suntuosa decoración, pasando por un servicio simplemente impecable. Aquí la cocina es clásica y la palabra que la define es Técnica, con mayúsculas. Nada de espumas, aires, esferas, cocciones a baja temperatura, velos, gelatinas… A cambio: producto, puntos de cocción, técnica y sobriedad. No ganarán un concurso de imaginación, pero su regularidad es abrumadora.

Cuatro detalles. Nada más entrar, agradecimientos por haber viajado desde España, saludos y bienvenidas. El recibimiento es inmejorable. Segundo, se recomienda el agua de grifo, “mucho mejor que cualquiera de las marcas que tenemos en carta”. Tercero, durante toda la comida el servicio se dirige al comensal por su nombre y, a ser posible, en su idioma. Cuarto, se cambian menús, se hacen modificaciones, se eliminan y añaden platos a gusto del cliente sin problemas. Sólo sonrisas y complicidad.

Del larguísimo menú que tuvimos ocasión de probar, ni una nota discordante. Desde el cuarteto de preparaciones con sardina (por cierto, espléndida, ya me contarán de dónde las sacan) o el cuarteto con codorniz (técnica y precisión a raudales), hasta un complejísimo plato de salmón salvaje levemente marinado con rulo de cangrejo de río, tobiko y shiso, curioso toque asiático para productos tan europeos. Desde la clara de huevo montada y cuajada con su yema líquida (como elabora Piege en su Les Ambassadeurs parisino), que se sirve con una impresionante trufa blanca, unos dados desgrasados de hígado de oca y un guiso de crestas de gallo, hasta el ragut crudo de mariscos (qué calidad) con una crema caliente de erizos, imitando a una “bullabesa al momento”. Pero, por encima de todos, una espectacular perdiz austriaca, la mejor que yo haya probado, servida con una royale de sus interiores, un crepe de patata y trompetas de los muertos y un concentrado jugo con pimienta. Una salsa que se debería enseñar en las escuelas de hostelería. Para terminar (a los postres renunciamos por abandono), uno de los mejores carros de quesos a los que he tenido el placer de enfrentarme. St. Felicien, Livarot, Camembert, Roquefort… Y bandejas y bandejas de petit fours que hacen aconsejable llegar con algo de hambre al final de la comida.

Para acompañar a tanto disfrute, una carta de vinos enciclopédica y razonablemente preciada. Para empezar, un buen blanc de blancs, el Larmandier Bernier Terre de Vertus Premier Cru Non-Dosé y varias copas (repetimos) del magnífico Egly-Ouriet Les Vignes de Vrigny, un 100 % petit meunier, extraordinario. Muy bien un riesling del Rheinhessen sugerido, el Keller Kirschspiel GG 2006 y maravilloso el René Rostaing Cote Rotie La Landonne 1996, un vino espectacular en, quizás, la cima de su vida. De esos que te percuten en la memoria de vez en cuando. Terminamos con una abrumadora selección de armagnacs (estupendo el Laberdolive 1976).

Servicio de sala de altura y sumiller impecable. Cercanos, colaboradores, amables, simpáticos, cómplices incluso. En definitiva, una experiencia única, a la altura de los grandes restaurantes de Europa y, por cierto, con una factura muy razonable para lo que pedimos. Imprescindible.

No se cabreen ustedes conmigo que saben que soy débil y de tecla fácil.

Numeritos dijo...

Cierto, no se ven nada los links.

Pero bueno, ya puestos, diré que el argumento de los cuadros de Picasso me parece Pellegrino.

«El más antiguo ‹Más antiguo   1 – 200 de 333   Más reciente› El más reciente»