miércoles, 29 de febrero de 2012

Babá al ron

A las diez de la noche, la torre se iluminó como un árbol de Navidad. Esperado y celebrado con algarabía por los clientes que, desde dentro, apenas notaban un pequeño cambio de intensidad en la luz. El camarero aburrido de ver la misma ceremonia noche tras noche, trajo el pequeño pastel con forma de montaña y una vela encima: un babá bien mojado en bas armañac, que por fin estaba a la altura de lo que yo esperaba fuese la cocina de Alain Ducasse. A partir de ese momento Torre Eiffel empezó a parecerme un sitio interesante.

Cuenta la Larousse Gastronomique que el postre se lo inventó un rey polaco, Stanislas Leszczynsky, que decidió que el kouglof –bizcocho con forma de montaña-, era demasiado seco. En lugar de mojarlo en café con leche, como hubiera hecho cualquier mortal, decidió empaparlo en un jarabe de ron y lo llamó Babá, al parecer por su afición a Sherezade. El pastelero de la corte de Nancy –capital del ducado-, lo incorporó a su recetario y lo llevó a Paris, donde tuvo éxito e inspiró otro de los grandes postres clásicos: el Savarin.

Cada día es más difícil encontrar buenos bizcochos en los postres de los restaurantes. Es el momento de la ligereza y la harina está proscrita. Sin embargo a mí me gustan mucho, así que decidí hacerlo en casa. La fórmula no tiene gran complejidad, para aquellos que estéis acostumbrados a trabajar con masas.
A menos que decidáis usar una Thermomix, deberéis desparramar un cuarto de kilo de harina con forma de montaña. En el centro, haremos un volcán para ir añadiendo tres huevos, una cucharada de café de sal, 25 gramos de azúcar, 10 gramos de levadura de panadería disueltos en dos cucharadas de agua tibia y cien gramos de mantequilla –la mejor que podamos encontrar, marca la diferencia- en punto pomada.

Amasaremos hasta conseguir una textura homogénea, elástica y ligeramente húmeda, dividiéndola cuando lo hayamos conseguido en recipientes individuales –los modernos de silicona, o los antiguos de magdalena vienen al pelo- untados en mantequilla. Dejaremos reposar hasta que doble el volumen y hornearemos a 200 grados durante veinte minutos. Finalmente los dejaremos enfriar y los desmoldaremos.

Para hacer un buen jarabe, disolveremos 250 gramos de azúcar en 50 cl. de agua y dejaremos hervir durante 8 minutos, para finalmente añadir una copita de buen ron –el otro punto clave de la receta. A ser posible evitando usar esas botellitas de licores malos que regalan en las bodas y que suelen esconderse en las alacenas de las casas. Dejaremos unos pocos segundos para que evapore el alcohol y añadiremos el líquido a los bizcochos, que lo absorberán como camellos en el desierto o como mi ficus después de unas vacaciones de agosto

La semana pasada encontré otro babá en un restaurante de Madrid, el del AC Santo Mauro. Cosa rara en España. Carlos Posadas, de vocación francesa en buena parte de su propuesta culinaria, ofrece una versión excelente que corona con una quenelle de helado –creo que era de miel-. Una vez más, volvieron a encenderse las luces.

132 comentarios:

Carlos dijo...

Pues tendríais que ver lo que es la herramienta para editar los textos. Entre unas cosas y otras...

LaIna dijo...

A la lista de Lagerun voto a favor de Sal y Laurel (el único que he probado) y añado otro indispensable: mollete.com

Jesús Fdez "El_Pollito" dijo...

Blogger es de los peores y más usados servicios que ofrece Google. No entiendo cómo no le meten mano de una jodida vez... ¿o es que poco a poco lo están desinflando en favor de G+?

Carlos dijo...

Estoy planteándome seriamente cambiar a wordpress. Las aplicaciones para editar/publicar en la tablet son penosas.

Una pista: aparte de clubkviar del que ya hablamos, hay auténticos chollos en eltenedor.es. Cómo debe estar la cosa para que haya restaurantes que lleguen al 50%.

Espeto dijo...

Te decía yo por Tuister que el babá es uno de los pocos postres a los que me puede costar renunciar. Por si alguno queréis hacer la ruta, a demás del genial de Ducasse con armagnac, los mejores que recuerdo han sido en La Reserve Rimbaud de Montpellier y en Le Train Bleu de París(este "rebautizado" con más ron en la mesa).

En España me lo he encontrado poco. La semana pasada me hicieron uno verdaderamente rico (aunque no al nivel de los anteriores) en Vía Véneto.

Espeto dijo...

Vengo encantado de Barcelona. No sólo por los magníficos restaurantes que he tenido la oportunidad de visitar sino por la ebullición de gastronomía que se nota en la ciudad: mercados, tiendas, bares (más o menos “gastro”), bistrós, barras, panaderías, enotecas, cafés, coctelerías… Una maravilla. Vamos allá con algunos sitios interesantes:

Empezando por DOS CIELOS, el restaurante que regentan los hermanos Torres en la planta 24 del ME Barcelona. Un gran espacio dividido entre una gran terraza que debe ser estupenda en los meses de verano y un comedor en el que se integra la cocina, moderno y agradable.
Buenos aperitivos – cilindro de patata, Tallegio y trufa y rico buñuelo de bacalao – mientras ojeamos las cartas y optamos por el menú degustación con algunos cambios. Mucha flexibilidad y ganas de agradar. De entrada, un centollo de carne dulce con un caldo de galeras y algas salino. Equilibrado, ligero y elegante. Impecables los dos siguientes platos: la finísima crema tibia de tabellas – un tipo de alubias – con trufa negra y las verduras - hasta cuarenta y dos variedades – con un jugo tibio de queso, una variación de la gargouillou de Bras (o más bien de la posterior versión de Adúriz), muy conseguida, llena de contrastes. Muy buen nivel, aunque en un escalón inferior, los platos principales: la tripa de bacalao con tendones donde las texturas priman sobre los sabores, el inmaculado mero negro de profundidad a la sal con tomillo y romero o la melosa paletilla de cabrito “a la brasa de leña”. Entre medias, el único plato que no convenció demasiado: unos excesivamente firmes raviolis de foie gras con tomate seco y aceituna negra. Quesos bien cuidados: buen Payoyo, tremendo Stilton, un cremoso Perail de los Pirineos y algunos muy buenos catalanes que no tuve la precaución de apuntar. Renunciamos a los postres, aunque tuvieron la cortesía de servirnos una pequeña variación de piña, muy refrescante. Algo más dulce, aunque visualmente deslumbrante, esa “joya” que ofrecen a modo de petit four.

La cocina de Sergio y Javier Torres rebosa técnica y buen gusto. Se les achaca en ocasiones cierta falta de riesgo o cierta monotonía en su menú, esa sensación de que todo está muy correcto pero no emociona. Sin embargo, el producto es magnífico, los platos - y las cantidades – son sobrios y están bien terminados y el menú en general es tremendamente sólido, sin altibajos serios. Desde luego prefiero que no haya sorpresas a tener que tragarme tres platos fallidos.

La carta de vinos tiene todas las virtudes que busca un buen aficionado: es variada y las referencias están muy bien pensadas, contiene vinos para casi todos los gustos y bolsillos y los precios son bastante razonables si tenemos en cuenta la categoría y el entorno del restaurante. Nosotros optamos por un gran Paul Bara Millesimé 2000 y un estupendo riesling, el Chistoffel Erben Erdener-Treppchen Riesling Spätlese 2003. Ambos muy bien servidos dentro del gran nivel general de la sala. Con los cafés, un Dartigalongue 1982 que siempre cumple.

Servicio de primera: atento, discreto y educado. Muy bien. En mi opinión, la fuerza de Dos Cielos reside precisamente en el conjunto, en una cocina con muchas virtudes y apenas defectos, en una sala bien consolidada, en una estupenda carta de vinos y en una ubicación privilegiada. Un gran restaurante.

Jesús Fdez "El_Pollito" dijo...

Carlos, la herramienta Wordpress es infinitamente mejor que Blogger, no hay color. El dashboard web le da mil vueltas, muchas más opciones, posibilidades de configuración... en fin, poco o nada que ver. Lo que desconozco es qué tal funcionará la app para tablet...

Jesús Fdez "El_Pollito" dijo...

¿Ha desaparecido la opción de suscribirse a los comentarios o soy yo?

Carlos dijo...

Jesús, esta tarde comienzo pruebas. Me cuesta decidirme, pero esta vez creo que ha sido suficiente.

Espeto, espero tu crónica del Vía Véneto. Descartado Neichel, creo que el tema estará entre Alkimia y Vía Veneto.

Por cierto que me han dicho que en Gresca se está comiendo muy bien últimamente. Más contenido que en su primera época.

onions dijo...

Carlos,
Respecto al cierre de La Pérfida Albión que comentabas en tu entrada anterior: you fuí un par de veces y aunque me gustó y ofrecía algo diferente, no me pareció nada especial. Las porciones me parecieron escasas y el servicio era inexperto. Yo no encontré un elemento diferenciador que pudiera hacer de reclamo.
Yo creo que la localización - un callejón junto a la Avenida de Europa en Pozuelo - no ayudó. Yo creo que la Avenida de Europa debe tener el record de rotación por local en tema bares (incluso antes de la crisis).

Carlos dijo...

Onions, a mí me gustó. Yo creo que es un local que debería haber tenido una oportunidad y más tiempo. Pero si Madrid es duro, la periferia lo es mucho más. Nadie coge un coche para hacer 20 kms y come en un sitio. Bueno, casi nadie.

Licenciado Vladimiro dijo...

Curiosamente tengo mesa en Gresca para este viernes, Carlos.

A ver qué tal.

Me haría bastante ilusión cenar en VÍA VENETO, pero es un local que despierta reticencias y no encuentro a gente dispuesta. Se ve como caro, apolillado y casposo. Yo sospecho que se debe comer de maravilla.

Carlos dijo...

Pinta rancio, sí. Pero también pinta a que deben llevar haciendo el pato a la prensa medio siglo. Y eso son muchos patos hechos.

Por cierto, voy anunciando que esta es la última entrada en blogger que se escribirá en Los Amigos de Ligasalsas. Wordpress no es la plataforma más intuitiva del mundo, pero es infinitamente más fácil de actualizar una vez se conoce. No voy a echar de menos blogger.

emiliano dijo...

Que yo ya no tengo edad para aprender

Carlos dijo...

Es que esto se ha vuelto una castaña, Emiliano. Ya lo tengo casi montado.

Y hoy una dorada de pisci a la plancha. Algún día habrá que hablar del maravilloso invento que es el teflón.

Jesús Fdez "El_Pollito" dijo...

Ya puestos, podríamos hablar del gran engaño que son laa sartenes "ecológicas"...

Carlos dijo...

Yo lo tengo claro, Jesús. Todo aquello que huele a marketing buenista, de ese que busca rascar la sensibilidad del cliente., me lo evito. A menos que tenga evidencias claras de que está hecho de buena fe y con conocimiento. Hay mucho listo metiéndole duramente a los precios con la excusa de la tendencia de turno.

Juan dijo...

En el mundo de los diseñadores web, Blogger no existe Carlos. Te animo a cambiar.
Los que tengan miedo al cambio son unas nenazas y comen en VIPs.

Lagerun dijo...

¿Alguien ha comprado alguna vez en Vinissimus? ¿Sabéis qué tal funcionan y si merece la pena?

txangu dijo...

Liquidada la segunda temporada de The Wire. Vamos a por la tercera.
Comentemos que ayer en un restaurante aquí al lado mi jefa pidió un plato compuesto, si lo entendí bien, de Presa ibérica de bellota sobre vinagreta de lentejas y con almejas por allí. No dejó nada y según ella estaba QTC5.

malinche dijo...

¿Como puede pasarse de criticar con dureza a un congreso por contar con financiación pública y pasarlo por alto, solo unas semanas después, en otro infinitamente más soportado con fondos públicos?

Carlos dijo...

Lageri, Vinissimus como tienda funciona bien. Otra cosa es que te encaje su selección.

Espeto dijo...

Carlos, haces bien en descartar Neichel. Desgraciadamente, me despertó de un guantazo de esa época gastronostálgica que estaba pasando. No siempre los tiempos pasados son mejores en gastronomía.

Vía Véneto es otra cosa. En cierto modo te recordará a los restaurantes parisinos por el nivel de servicio: esos detalles como hablarte por tu nombre continuamente y esa sensación de que el cliente es lo primero. En lo negativo también te lo recordará con esos precios imposibles ante cualquier desliz. Además, se codea uno con famosos. Lo que hay que llevar es una disciplina prusiana con lo que se pide porque la factura se va en seguida como empecemos con copitas y pijadas.

La comida, mejor cuanto más clásica. El pato a la presa excelente y las espardeñas magníficas (y carísimas). Me quedé con ganas de pedir los canelones.

txangu dijo...

La semana que viene será entretenida: tendremos cata de los vinos de Josko Gravner centrada en los 90 y una de -sobre todo- Cote Rotie con lo siguiente:
1 Condrieu Terres Rôties Jean-Paul Brun 2008

2 Shiraz Adelaide Hills Shaw & Smith 2007

3 Côte-Rôtie Champin le Seigneur Jean-Michel Gérin 2009

4 Côte-Rôtie Patrick Jasmin 1999

5 Côte-Rôtie Pierre Gaillard 1999

6 Côte-Rôtie Tardieu-Laurent 1997

7 Côte-Rôtie Les Grandes Places Jean-Michel Gérin 1997

8 Côte-Rôtie Côte Blonde et Brune
Guigal 1988

9 Côte-Rôtie La Turque Guigal 1993

Carlos dijo...

Nombrar de tres a cinco veces al comensal por su nombre durante la comida, Espeto. Lo leí hace poco.

Es una ocasión especial, aunque las copas las tomaremos en alguno de los bares/cocktelerías que ha recomendado el Licenciado.

Carlos dijo...

Malinche, también me parece sorprendente que se venda un "congreso para congresistas", al mismo tiempo que se lanza el mensaje de que eso es una inversión para la hostelería de la zona. Veo complicado poder mezclar ambas cosas.

Numeritos dijo...

¿Alguien sabe donde se pueden comprar papas amarillas y aji mirasol en Madrid? Tengo capricho de hacer un buen ají de gallina.

(Carlos, te tengo que devolver tu libro).

Carlos dijo...

Numeritos, yo probaría en las tiendas Mi Bandera. En la calle Ferrocarril 20: 915 06 37 84.

El mirasol creo que es el amarillo, lo tienen seco. Las papas amarillas no las he visto en mi vida en mercado alguno. Me suena que Perú no puede exportarlas.

Lagerun dijo...

Carlos, eso de la Lageri suena un poco yonki.

Espeto, ¿para cuándo las crónicas de Quimet & Quimet, Can Pineda y Dos Palillos?

Carlos dijo...

Pondré una excusa manida, Lagerun: es culpa de la iphone.

Espeto dijo...

Lagerun, no suelo admitir presiones, pero ahí van alguna cositas:

Barcelona Parte II

KOY SHUNKA. Se me ocurren muy pocos sitios en Europa – por no decir casi ninguno – donde uno pueda darse semejante homenaje de producto y salir – económicamente – vivo del intento. Vamos directos al grano como hacen en el propio restaurante: una entrada discreta, un salón bien montado y una cocina central con una barra a su alrededor. A partir de ahí, sólo importa Hiddeki Matsumisha, el excepcional producto que maneja y su extraordinaria sensibilidad a la hora de tratarlo. Comenzamos su menú “(G) Astro” (108 euros IVA incluido) con un surtido de aperitivos que no son más que la antesala de lo que viene por delante: huevo con chanquetes, nori crujiente con tartar de atún y chips de taro con miso blanco. A partir de ahí, el espectáculo: crema de apionabo con caviar de Riofrío; “mariscada” – concha fina, navaja, berberecho y cañaílla sobre una gelatina de katsuobushi y una vinagreta de yuzu - ; la maravillosa sopa de fideos ramen con espardeñas; tataki de bogavante con galleta de arroz y bogavante, sésamo y miso; cococha al vapor con setas, cebolleta y tofu; la tremenda ventresca de atún con trufa negra, erizo y yema de huevo – un plato decadente, casi excesivo - ; gamba roja – qué gamba – con su brocheta de gamba y quisquillas; pulpitos con unos dulcísimos y delicados guisantes de Llavaneras; el fantástico lomo de wagyu (de Burgos, por cierto) con calçots confitados, en tempura y en puré; temaki de atún picante, y los nigiris – quizás los mejores del país – de toro y el impresionante de anguila del Delta del Ebro. Discúlpenme si después de semejante festival no le presté atención al postre.
Por si en el párrafo anterior no hubiese suficientes razones como para acudir a este templo, añádanle una carta de vinos – no especialmente barata – que invita al pecado, un servicio amabilísimo, unos precios que reflejan la calidad y cantidad de lo que se sirve y un ambiente distendido y hasta divertido. Nosotros amenizamos la estancia con unas copas de manzanilla pasada de Fernando de Castilla, un Nikolaihof Grüner Veltliner Im Weigebirge 2009 y un enorme – aunque infante – Leflaive Pulgny-Montrachet Les Enceigneres 2008. Un restaurante – quizás más una experiencia – imprescindible.

CAN PINEDA. Voces muy autorizadas me llevaron hasta este restaurante situado un poco a trasmano en la zona de El Clot. De estética absolutamente tradicional, nada haría presagiar a la entrada que estamos ante uno de los grandes templos del producto de la Ciudad Condal. Hasta que uno se ubica en el comedor y comienza a fijarse en la colección de whiskys de malta que preside la estancia, ojea la carta de vinos por su sección de Champagne o Borgoña o toma la carta y la hoja de sugerencias y se encuentra de bruces con lo más excelso que ofrecen los mercados locales. Langostinos de San Carlos de la Rápita, gambas de Palamós, cigalas de Arenys de Mar, pulpitos, guisantes, espardeñas… En Can Pineda lo difícil es qué no pedir. En nuestra comanda: unos huevos fritos con angulas que supieron a gloria aunque la realidad es que poco les aportan; unas excepcionales y fresquísimas gambas rojas a la sal, grandes, jugosas y asadas en su punto preciso; unos guisantes con butifarra magníficos; unos extraordinarios calamares guisados con tomate y cebolla para demostrar que aquí, además de producto, hay mucha mano en la cocina, y unas suculentas manitas de cerdo rellenas de setas. De postre, algunos quesos bien escogidos y un mató batido con miel de romero. Acompañamos la comida con un buen Domaine Blain-Gagnard Chassagne-Montrachet Premier Cru Caillerets 2006 y la rematamos con un Laberdolive 1976 fantástico. Servicio familiar, rápido y eficiente aunque el ambiente es deliberadamente informal. Un acierto. Leyendo por internet crónicas de amanitas y trufas blancas, espardeñas y cigalas, dan ganas de volver en breve.

Lagerun dijo...

Intuyo por su crónica, Espeto, que los huevos poché con foie y trufa no asomaron por su mesa en Can Pineda. Si así fue, excusa perfecta para volver. A mi me parecieron algo realmente espectacular.

Me alegro, en todo caso, de que disfrutara.

En mi próxima visita a Barcelona tengo que ir a Koy Shunka. Me apetece de verdad.

Espeto dijo...

Pues no, pero es que nos dejamos atrás un montón de cosas apetecibles. Desventajas de desayunar en Pinotxo.

Lo de Koy Shunka es una salvajada. Por momentos, excesivo.

Jesús Fdez "El_Pollito" dijo...

Lagerun, yo he comprado varias veces en Vinissimus y muy bien. De las mejores tiendas online en cuanto a servicio. Luego es lo que dice Carlos, depende de cómo te cuadre el género que manejan...

Lagerun dijo...

Gracias, Jesús.

Carlos dijo...

Qué pobreza intelectual la que rodea a la gastronomía española de hoy. Rodeada casi siempre de ignorancia o petulancia, sin termino medio.

Ana dijo...

Pues yo con el wordpress ese ni me entero de lo que hay que hacer para ponerlo en marcha y mira que me he leido y releido las instrucciones.

Jesús Fdez "El_Pollito" dijo...

Carlos, al final desoí tu recomendación de harinas de La Cocina de Babette porque me pilla fatal desde el trabajo y he optado por lo cómodo: el Amasadero. He comprado casi de todos los tipos que tienen para ir probando. ¿Alguno habéis comprado? ¿Qué tal? El servicio de atención al cliente es fantástico, super cercano y personalizado, de lo que ya no se estila...

Carlos dijo...

Jesús, al menos hasta hace un año vendían la misma harina que en La Cocina de Babette. Lo que sí te diré es que son harinas que andan en torno al W 200 de fuerza. Yo te recomiendo que las uses mezcladas con alguna harina con mucha fuerza, del tipo W 300, como la de Harimsa, que te permita lograr fermentaciones largas. De 24 horas, por ejemplo.

Carlos dijo...

Los simpson abren un blog gastronómico.

Divertidísimo.

Ainur dijo...

Jesus, yo he comprado harinas y un banetonne en el amasadero y muy bien, solo 1 vez: harina de fuerza (creo que de 330), harina de panaderia y harina de centeno.

Ainur dijo...

y de espelta, que es mi nueva harina de pizzas.

Jesús Fdez "El_Pollito" dijo...

Gracias Roberto. Para pizzas he comprado semolina de trigo, que comentó Carlos que daba resultados macanudos!! El domingo os cuento algo del resultado...

Por cierto, tener un pan, ya amasado, fermentando una noche es excesivo???

Carlos dijo...

El gluten necesita un mínimo de 6 horas. Si lo dejas 12 verás qué tostado más bonito y qué punto de sabor y acidez le sacas.

Ainur dijo...

Jesus, yo suelo dejar fermentar unas 6 horas o desde la noche anterior.Lo normal es que empiece por la mañana y a la tarde-noche entre al horno.
Depende tambien del tipo de pan.

Ainur dijo...

Me estoy ahorrando un dinero ahora que no compro en Pain Quotidiane.

Jesús Fdez "El_Pollito" dijo...

Ainur yo siempre que lo he hecho ha sido con la fórmula de Ibán Yarza, es decir: mezclas, amasas, reposas tres horas, formas la hogaza, reposas otras tres horas y horneas. Lo que me suele llevar todo el día, pero este fin de semana quería hornear el domingo, habiendo amasado el sábado. Así que haré todo el proceso y lo que dejaré en la nevera por la noche. Al día siguiente dejo "levar" tres horas y horneo para tenerlo recién hecho para la comida. A ver qué me invento para comer con bien de salsa para aprovecharlo...

Carlos dijo...

Jesus, échale unvistazo a El aprendiz de panadero de Reinhart, que me parece la biblia. Entre las formulas la miche de Poilane es, para mí, la referencia. Yo amaso incluso dos noches antes si uso mezclas con mucho gluten.

Carlos dijo...

El blog madridtienemiga tiene también cosas interesantes. Uso la receta de baguettes.

Jesús Fdez "El_Pollito" dijo...

Muchas gracias Carlos, voy a ver si lo encuentro en pdf por ahí...

¿Alguno tenéis "Hecho a mano" de Dan Lepard? ¿Merecen la pena los veintipico lereles que vale?

Carlos dijo...

Jesus, en mi opinión, sí. Es la otra referencia.

Carlos dijo...

Una matización sobre la receta. Pérez Arellano ha publicado una receta en twitter sobre el babá y, en lugar de usar harina refinada, propone usar harina de fuerza. Tendrá pues una textura más parecida al pan, si se hace así, pero puede ser interesante.

También rebaja la cantidad de mantequilla, pero ahí sí que no transijo...

Jesús Fdez "El_Pollito" dijo...

Carlos, ¿sube bien con harina convencional? Siempre he leído que para masas "enriquecidas", es decir, con grasas, se ha de usar harina de fuerza...

Jesús Fdez "El_Pollito" dijo...

Por cierto, lo he puesto en el tuister, pero también os lo pongo por aquí. Gracias a Juanjo, he descubierto este blog. Muy interesante para todo aficionado al pan que se precie.

Carlos dijo...

Jesús, para hacer pan, sí. Pero las harinas sin gluten, como la que propongo, suben fácilmente y en poco tiempo. De hecho fíjate que en toda la pastelería, se usa mantequilla -los franceses, mucha-. Esa misma masa, una vez ha doblado, no creo que dure mucho tiempo "inflada". Por eso es tan complicado conseguir masas ligeras.

Es importante usar levaduras de pastelería.

Jesús Fdez "El_Pollito" dijo...

Muchas gracias Carlos, para otro finde probaré a hacerlo...

Por otro lado, comentaros una cosilla. Un amigo está organizando un grupo de cata en Illescas. La primera cata está dirigida por la bodega Martúe e incluye vinos de sus distintas bodegas (Nieva, Martúe y Seis Quintas -Portugal-) junto con un pequeño ágape. En esta primera cata han querido hacer algo no muy complicado para no "echar atrás" a gente con nombres y bodegas de mucho renombre.

Sería el domingo 25 de este mes a las 20 horas. Si estáis interesados, decídmelo y os mando un mail con toda la info.

Yerga dijo...

Tremenda semana , el reposo del guerrero.
Cortamos en laminas unas hermosas patatas,una cebolla roja, un par de tomates,cuatro ajos ,rociamos una fuente de horno con aove y un chorretón de Montilla,disponemos los vegetales sobre la misma fuente sin ir mas lejos y salamos, sin pimienta esta vez.
Al horno a 180ª unos 30 minutos, removiendo sin romper de vez en cuando, cuando empiece a dorar la patata abrimos hueco , no en cama, para una dorada de kg y medio dejamos unos 18 minutos, que infle.
Sacamos y servimos con delicadeza.

Carlos dijo...

Ayer me hice unos picantones para cenar, con una cama de patatas muy similar a la que comentas, Yerga. Cuando se ponen crujientes y marrones los bordes estan de vicio. Yo al final les meto un viaje de vinagre de manzana.

Yerga dijo...

Seguimos reposando, cocina facil y barata.
Embadurnamos 2 kgs de costilla de cerdo con salsa barbacoa Jack Daniels y sal, al horno 4 horas a 80º, la última media hora metemos también unas patatas envueltas en papel de aluminio y subimos a 180º.
Acompañamos de una buena mantequilla y una ensalada de escarola y rabanos.

Yerga dijo...

Me parece bien Surtopia, algunos platos no me entusiasmaron,como los raviolis o el guiso de presa, pero las tortillitas de camarones, el tataki de tiburón o la carne mechá con helado de pimienta, estaban muy buenos.El servicio como ya sabeis simpatico y voluntarioso, en rodaje.
Una buena formula a un precio razonable cunado quieres recordar Cadiz, junto con la Caleta of course.

Carlos dijo...

Suscribo, Yerga. Creo que es un buen sitio que si supera la depresión post apertura, saldrá adelante.

emiliano dijo...

Yo todavía no he estado en Surtopia. Siempre me ha dado pereza ir a sitios andaluces en Madrid.

¿Habéis estado ya en Cañadio?

Holden dijo...

Emiliano: Aunque no te lo creas, yo no he estado todavía ni en Cañadio, ni en Surtopía y, aunque parezca imposible, ni siquiera en Lakasa.

Fartón dijo...

Lo tuyo no tiene mérito, Holden. Yo tampoco, y estoy en Madrid. Y, apetecerme, me apetece Lakasa.

Fartón dijo...

Muy oportuno lo del babá al ron. Tomé uno magnífico de postre en París esta semana. Cena de trabajo en un bistrot (La table Lauriston) que me demostró que los vecinos del norte siguen siendo unos maestros en esto de dar de comer. La clave: todo fresco (mucha hierba aromática) y (bien) cocinado en el momento. Carta "de mercado" pintada en una pizarra. Me fui a por un estupendo coq au vin guisado con mucho cariño.

Ominoso dijo...

Abre el Sr. Martín en el mercado de Chamartin el día 15. Buena noticia. Yo no conozco mejor berberecho fresco que el que traen ellos.
Hoy he ido por primera vez a la Enoteca Barolo en Madrid. Aparte de la selección que es muy buena me han parecido muy amables. Que poco cuesta y que diferencia hace el trato. He comprado una botella de Roses de Jeanne, del que he leído grandes cosas.

Carlos dijo...

Ominoso, bienvenido. A mí son dos tiendas que me gustan mucho. Especialmente Barolo, que lleva dinamizando el mundo del vino en Madrid ya unos años. Y con una selección, también en vinos franceses y ahora en champanes, bastante respetable.

Carlos dijo...

Yo me he pasado por Las Tablas para tomar el aperitivo. Quería ir a ese sitio del que hablaban en Metrópoli hace unos días: 80 grados. Sin embargo, por querencia a los medios, he aparcado al lado de Lafayette y, de camino, he visto un sitio que se llama Otro Jerezano.

El sitio en cuestión tiene una barra de pinchos llamativa. Vende vinos por copas -nacionales- interesantes que conserva bien y tiene un comedor donde ofrece tres menús, que van de 15 a 30 euros. Hoy hemos pedido unas empanadillas de rabo de toro que acaban al horno que estaban bastante buenas y hemos probado un cazón aceptable que ponen como tapa gratis, que probablemente mejor mucho pedido como ración -recién hecho, me refiero-.

Se está montando un foco de tapeo interesante en aquel barrio.

Yerga dijo...

Tampoco he ido a Lakasa ni al Cañadio, lo de Surtopia por razones sentimentales lo tengo chupado, casi diría que es una parada obligatoria para mi.Al lado han abierto una sucursal de Casa Santoña, muy en linea con la casa madre, tengo aperitivo y comida asegurado.

Yerga dijo...

En linea con esa nueva gastrotendencia de gastroaperitivo y gastrocomida juntitas si vais a Treze no dejeis de parar en el bar de al lado, tomar una copa de vino , de las 14 referencias que ofrecen, una tapa de anchoas Hoyos de Reinosa ,pequeñitas, feas, pero de un sabor excelente y aluego comeis en Treze y ,ya que estamos, disfrutareis en los petits fours de una trufa maravillosa y de el mejor baba al ron de Madrid, una pena que no lo pongan en ración tamaño Espeto, QTC5.

Yerga dijo...

Y como no hay nada mas gastrotrendie que descubrir un nuevo sitio de callos os recomiendo los del bar Alonso , muy buenos, melosos , sabroso......es una pena que no sea descubrimiento mio sino del bribón de Juan Echanove cuyo blog me gusta.

Yerga dijo...

Y ya acabo, ¿porqué me tengo que fastidiar y no poder comprar vino con tranquilidad en los Tres Reyes, me encanta comprar en esa tienda, debido a que están haciendo una cata ,o sarao de algo, a destiempo?.
Me parecería bien si yo hubiese estado invitado, pero no era el caso.

txangu dijo...

Hoy, callos a la gallega preparados con esmero por unos buenos amigos. Anoche, Nonbe Daigaku, japonés con 70% de clientela japonesa aunque cometí el error de no reservar en la barra donde oficia el maestro, que fue cocinero de Tagawa durante 30 años. Muy, muy bien, oiga, yn eso que ene l menú degustación no tenían ninguna de las cosas de la pizarra, que prometían bastante. Para beber en la exigua carta de vinos, heymann lowenstein riesling reserve 2010 que me pareció estupendo.
Y esta noche, disfrutando con un Château le grand Faurie st Emilion GC 1975, comprado en una substa en Namur y que a pesar de su teórica modestia, ha demostrado que sigue vivo. Menos mal, porque me quedan 10. Después, un Niersteiner Orbel Riesling Spätlese Weingut Eugen Wehrheim 2005 decepcionante.

emiliano dijo...

Estoy hasta los huevos del coulant de chocolate.

Anónimo dijo...

Yo tambien Emiliano y tampoco he ido a LAKASA,SURTOPIA Y CAÑADIO.Pero por desgracia si estuve en CASA MATIAS,teniamos previsto reservar una comida multitudinaria que al final se va a hacer en DANTXARI.Alguien tiene referencias de MONTEPRINCIPE? ALOQUE

Licenciado Vladimiro dijo...

Cena en GRESCA, sitio "bistronómico" con gran pegada en Barcelona. Luces y sombras; no está mal pero no entra a rematar.

Tienen un menú a 50€ donde están sus platos más arriesgados, pero no íbamos con demasiado hambre y preferimos comer a la carta.

Nos sirvieron un aperitivo de caballa con almendra y alioli suave. Rico.

La ensalada de jamón y alcachofas es una ración abundante de buen jamón con unos delicados crujientes y lascas de parmesano, bien aliñada, pero la alcachofa, apenas presente, no tiene nada que decir ante el sabor poderoso de los otros ingrendientes.

El foie escabechado se sale del aburrimiento de la combinación foie + dulce, pero el escabeche podría ser un poco más cañero. Ración muy exigua.

Tremendo el pichón al jengibre que probé yo. Pechugas en su punto justo de crudo y muslitos rellenos con una mantequilla jengibrada. El fondo, goloso sin caer en lo dulce, muy bueno. Le vendría bien alguna guarnición más allá de la media zanahoria y el trocito de coliflor.

Mi novia tomó una dorada con un inquietante romescu de cacahuetes.

En los postres, yo pedí uno de sus clásicos, la coca con roquefort, lichi y manzana verde. Plato extraño y que ganaría con algunos ajustes. El lichi no aporta nada y debería cambiarse por otra cosa. El roquefort apenas es una lámina de un milímetro de grosor, pero su portencia es radical. Sugiero aumentar la proporción de helado de manzana ácida o de alguna manera suavizar el queso. No está nada mal, pero necesita ajustes.

El otro postre que probé me pareció impropio: chocolate con nata ácida y arroz inflado. No estaba mal de sabor, pero era poco más que unas natillas calientes. Necesita otras texturas o algo.

La carta de vinos, magnífica de verdad. Vinos bien elegidos y bien agrupados, y en un rango de precios muy realista. La verdad es que me apetecía beber toda la carta. Tomamos un Chassagne-Montrachet de Bernard Moureau (2010) por 35€.

Con todo, 142€. No está mal y quizás vuelva, pero a ese menú a 50€.

Carlos dijo...

Juraria que has comido casi lo mismo que comí yo hace 4 años, Licenciado.

Jesús Fdez "El_Pollito" dijo...

Me estoy currando unas albóndigas de rabo de toro con una receta remix de la de Emiliano y la de Abraham García. La verdad es que dan bastante trabajo, pero intuyo que el resultado merecerá la pena.

Para comer hoy, una rossejat de fideo fino con un bogavante muy apañado que compré ayer a 10 euros la pieza. Obviamente no es nacional, pero para estos menesteres, hace el apaño.

Licenciado Vladimiro dijo...

En efecto, Carlos. Las novedades están en el menú degustación. La carta son todo clásicos.

En esta línea de restaurante, si vienes a Barcelona, te recomiendo antes el COURE que comentaba el otro día.

Juanjo dijo...

Pollito, ya llevo yo el vino. Haz sitio para dos más.

Y yo tampoco he estado en ninguno de esos tres TT restaurantes. Lo de César creo que lo solucionaré en breve. Lo mismo voy y no me deja no entrar. No tengo excusa.

emiliano dijo...

Yo sí que he ido a Lakasa y a Cañadio. Del primero ya hablé y solo repetiré que me gustó una barbaridad.

Cañadio es un poco incómodo, con mesas pequeñas y demasiado juntas. Teniendo en cuenta que en estos sitios es habitual la fórmula de ración al centro y a picar, el tamaño de las mesas sí que importa. Otra cosa que también importa es la carta de vinos, y en este caso es corta y mala.

Sobre la comida diré algo parecido a lo que comentó Yerga el otro día de Surtopia: algunos platos me gustaron más que otros. Muy buenas las rabas, que a lo mejor no llegan a la excelencia de algunos templos santanderinos, pero que me gustaron mucho; también estaban muy ricos el cachón en su tinta con arroz, el huevo con boletus y foie y la tajada de merluza. No me gustaron tanto el pudin de cabracho ni el rabo de vaca con mollejas, bastante reseco. Del pan casi no me atrevo a decir nada, con tanto experto que hay por aquí, pero estaba muy rico.

Dos postres: una deliciosa tarta de queso y un coulant de chocolate que el diablo confunda. Para la sobremesa tienen una carta de ginebras mucho más amplia que la de vinos. Probé un gin tonic de Tanqueray Ten con una tónica llamada Indi, que no conocía y que me pareció estupenda.

En conjunto, bien.

emiliano dijo...

Pollito, el mayor riesgo de esas albóndigas es que te queden resecas. Hazlas grandes.

emiliano dijo...

Y una sesuda reflexión que me puede ocasionar muchas críticas: para unos calamares en su tinta, mejor un arroz blanco de toda la vida que un risotto.

Carlos dijo...

Arriesgandome mucho, diré que estoy de acuerdo con Emiliano. Y que en Casa Sixto, hace quince años, comí los mas ricos que recuerdo.

Juan dijo...

Ayer en Lakasa. Probamos casi todos los platos que ya se han citado por aquí, no voy a comentarlos de nuevo, pero añadiré una mención a un sobresaliente tartar de lubina con un aliño perfecto de acidez y frescura. Cuando abran las mesas en el jardín y apriete un poco el calor este plato ha de ser un fijo.
Por lo demás, un 10 para la amplia oferta de medias raciones, gracias a ellas 4 pax probamos 8 platos y 2 postres lo que convierte la cena en pura diversión. Otro 10 al interés de todo el personal por agradar, Cesar incluido.
La mejor RCP que conozco actualmente en Madrid. A ver si cunde el ejemplo.

Jesús Fdez "El_Pollito" dijo...

Emiliano, leí en comentario que publicaste hace unos meses sobre las albóndigas y tu tamaño y así he hecho. Creo que el mayor peligro que tienen es lo buenas que están... He rematado la salsa con una onza de chocolate y queda de 10...

Lagerun dijo...

Por favor, que nadie se me moleste, pero la mejor relación calidad-precio de Madrid, con varios cuerpos de ventaja sobre su inmediato competidor y hasta que se demuestre lo contrario, la ostenta la Botillería y Fogón del inefable Sacha.

Lagerun dijo...

Esta semana voy a hacer gala de mi lado más gourmet y me voy a pasar por el salón de los idems.

Voy a pedirle a Maribona que ponga fin al castigo al que me tiene sometido en el micro blog amigo desde hace ya casi un año de su visita al gastro bar del hospital de San Chinarro. Vaya mierda de ensaladilla la de ese local, qué razón tenía el hombre...

Reportaré por allí y por aquí.

Carlos dijo...

Lagerun, yo no sé si la mejor, pero sí que sé que Sacha en términos absolutos y en términos relativos está entre los mejores de Madrid. Espero que lo del hospital no sea nada importante.

Emiliano, en McDonalds, lo acabo de ver, venden un coulant de nocilla. Creo que te encantaría.

Lagerun dijo...

Por supuesto, Carlos, todo es muy subjetivo. Para mi es la mejor relación calidad-precio. En el ranking de mis restaurantes favoritos se encuentra también en una más que cómoda posición, para que engañarnos.

Yerga dijo...

El problema Emiliano no es del coulant, el problema es que no eres goloso.
En lo del risotto estoy de acuerdo, no se puede ser mas cursi.
El lomo de vaca que me he jamado hoy en La Nines de Majadahonda es de nivelazo, sabor brutal.
La centolla que me jamé hace unos dias en El Refugio en La Coruña increible, estratosférica......y bien pagá.

IL TROVATORE dijo...

Las centollas del Refugio son las mejores de Galicia, con las de Berto, Río Ulla y alguno más. Y eso que ahora deberían estar más baratas. La última que me calzé allí estaba a 36 €/Kg.

Emiliano, los mejores calamares en su tinta los hacía mi abuelo y no sabía lo que era un rissoto. Claro que sin los calamares no son tal...

Carlos dijo...

Unos calamares en su tinta, con unas buenas patatas fritas tampoco son mancas.

Numeritos dijo...

Yo cuando estoy en la península como calamares en su tinta una vez a la semana. Manías. Y una semana va con arroz y la siguiente con patatas. Me cuesta decidirme.

Numeritos dijo...

Pero con risotto ni de puta coña.

Carlos dijo...

Un rissotto es receta de restaurante que no se quiere complicar la vida. Un arroz seco es receta de un restaurante que se complica mucho la vida.

Jesús Fdez "El_Pollito" dijo...

En mi humilde opinión, un risotto lo "hace cualquiera", pero un arroz seco necesita mucha mucha mano. Básicamente porque el primero permite mucho más margen de rectificación...

LaIna dijo...

Apartado del blog el fin de semana pero casualmente debutando en los ruedos del rabo de toro.

Mix de la receta de Emiliano para las albóndigas y unos sabios consejos de Carlos (maridaje la noche antes con 2 copas de tinto, 1de blanco y chorreón de cognac / jerez en su defecto). Está feo decirlo pero me quedó QTC,gracias por las recetas!!

Cómo hacéis los calamares en su tinta? yo sigo una receta de pisto con bastante buen resultado

Carlos dijo...

LaIna, no recuerdo cómo era la de Pisto. Yo uso el punto de cocción largo de los calamares -tienen dos-, siempre sus bolsas de tinta -no todas, según vaya pidiendo-, un vaso de vino de rueda, un pellizco de ajo seco molido y una puntita de guindilla.

Lo más importante es comprar buen calamar, que al contrario de lo que cree mucha gente, no es el blanco impoluto, sino el que tiene la piel con colores rojizos: son los de potera, al no arrastrarlos conservan la piel.

En una ocasión le pregunté a Pedro Martino si esta piel le daba textura a la salsa, y me contestó que no. Pero yo, sigo pensando que algo sí que la liga.

Jesús Fdez "El_Pollito" dijo...

Mis aportaciones a las recetas originales de las albóndigas de rabo de toro fueron:
a) Añadir a la masa, además de carnes, huevos, pan... un par de cebollas picadas muy finas y muy sofritas.
b) Ligar la salsa con una onza de chocolate al final
Y hasta aquí puedo leer. Básicamente son dos modificaciones muy chorras. Las albóndigas son un puñetero festival, están macanudas.

Jesús Fdez "El_Pollito" dijo...

Mis aportaciones panarras de este fin de semana. Al no tener banetton, tuve que poner a fermentar la masa en un bol con un trapo MUY espolvoreado de harina. Dio igual y se pegó, con lo que al despegarlo se jodió el invento y lo tuve que poner a fermentar de nuevo... ¿Sabéis cómo se puede solucionar esto? ¿Aceite en el recipiente y no usar trapo?
Eso sí, al final el pan excepcional. Se notan mucho las harinas panadera y panadera recia, la corteza mucho más gruesa y crujiente, y mucho sabor. Agregué un poco de centeno integral, como un 10%.
Carlos, ¿puedes pasarme esa receta del pan de maíz que comentaste el otro día? Thanks.

Carlos dijo...

Jesús, la receta es esta. Aunque últimamente tiendo a amasar la noche anterior todo y enfriar rápidamente para que no suba la masa. Sustituí un 15% de la harina de trigo por la de maíz. Cuanto más harina de maíz, más dulzor tendrá el pan, y más difícil de trabajar será la masa.

En cuanto a las masas muy, muy hidratadas, yo lo que hago es enharinar la propia masa, según acabo de amasar, pero sin mezclar. Creo una capa superficial de harina que permite formar la bola que, por lo demás, sigue igual de hidratada.

Carlos dijo...

Me encantan los molletes de pringá. En el Jabugo I -es una cadena- de Capitán Haya está bastante bueno. Mucho mejor que los de ibérico y a mejor precio.

kalakahua dijo...

¿esto no se había trasladado?

Carlos dijo...

En un par de días, Ka. El siguiente tema ya en el nuevo entorno.

Ana dijo...

Ya ha que ser rarito para que no guste la paella, pero casi todo tiene solución, un
arroz a la cubana
.

Lagerun dijo...

El Salón de Gourmets no está mal.

Aunque pensar que lo más granado de un país como el nuestro se reúne en dos tristes pabellones da para una buena reflexión.

El stand más concurrido el de Campofrío.

No hay más que decir.

Ominoso dijo...

Buenos dias,
Tiene alguien alguna recomendacion de Catering en Madrid para una celebracion de unas 20 personas?
Muchas gracias

Carlos dijo...

Ominoso, te recomiendo Ciboulette. De lo mejorcito que he probado.

Lagerun dijo...

Ominoso, por mi parte te puedo recomendar "El Puchero de Plata".

Conozco bien a su dueño, Javier Calvo, con el que he trabajado varios años en este y otros caterings (La Cococha y la ya desaparecida Librea).

Tanto El Puchero como La Cococha tienen más mili que el capitán trueno en el mundo de los eventos, de todos los tipos, colores y tamaños.

Si quieres más info, te paso un email.

Lagerun dijo...

Ciboulette también lo conozco. De hecho Rocio Narváez (que en paz descanse desde el año 2010, aunque en su web siga apareciendo en la página principal) era hija de Rocio Gandarias, dueña de la Cococha.

Con Ernesto e Iñigo he servido bodas a barullo también.

De hecho, y ya por echarle un poco de cotilleo al tema, hubo un tiempo durante varios años en el que en La Cococha trabajaban juntos las Gandarias (madre e hijas), Javier Calvo y Ernesto Vázquez.

Luego todo se estropeó por razones que no vienen aquí al caso y cada uno siguió su camino.

Los conozco a todos bien. Todos muy buenos en lo suyo.

Espeto dijo...

Barcelona. Parte III

VÍA VÉNETO. Traspasar la puerta de Vía Véneto es, en cierto modo, transportarse a otra época en el mundo de la restauración. Un mundo en el que el cliente vuelve a tener la batuta de sus comidas, donde el respeto y la dignidad son la norma de la sala, donde las buenas maneras y el servicio impecable – aunque distendido – son la norma. Dese luego, no es algo fácil de crear. Quienes visitamos restaurantes a menudo sabemos lo complicado que es conseguir un equipo de sala que funcione como un reloj. Creo que, sin contar al portero que nos abrió la puerta, saludé a siete personas hasta llegar a mi mesa, incluyendo al eterno José Monge. Casi todos me saludaron por mi nombre a pesar de que era la primera vez que pisaba Vía Véneto. Cuestión de detalles.

En la mesa, difícil decantarse a la hora de elegir entre la carta y alguno de sus platos clásicos, el menú degustación y el menú de trufa negra que ofrecen en temporada. Puestos a complicar las cosas, mezclamos un poco de cada cosa con la complicidad de Pedro Monge, el hijo y excelente jefe de sala. Con los cuidados aperitivos, en especial unos muy ricos buñuelos de queso, abrimos una botella de Mestres Clos Nostre Senyor Reserva Particular Brut Nature 2002, quizás el mejor cava que recuerdo haber probado, elegante y complejo. Después, unas excelentes – y bien cobradas – espardeñas a la plancha, sin más aliño que unas gotas de aceite de oliva y sal, y un dim sum al vapor de gamba roja de Palamós con su caldo dashi de atún y algas, un plato rico pero que podría ganar en delicadeza. Mucho mejor la vieira trufada con láminas interpuestas (como la presenta Robuchon) sobre parmentier. Para el principal no pudimos resistirnos al pato asado en su propio jugo a la presse que lleva siendo el emblema de la casa desde 1967 y que preparan y ejecutan a la vista del comensal. Simplemente impecable. Por producto, por preparación y por presentación. El Finca Dofí 2007, redondo, acompañó perfectamente. Más trabajo de sala con los postres, con la estupenda naranja al estilo Vía Véneto, una “simple” naranja cuya preparación frente al cliente ya de por sí merece la visita, y con el estupendo babá al ron con chantilly y helado de piñones. Con los cafés, algún petit four notable y un gran Laberdolive 1976.

La carta de vinos marca precios notablemente altos pero permite beber algunas cosas interesantes sin descarriar demasiado el bolsillo. Además, el sumiller colabora y hace un muy buen trabajo manteniendo el nivel de servicio de todo el comedor. La sala, prácticamente llena, es la mejor representación de lo que en Madrid se conoce como “mesas de poder”. Políticos, portavoz en el congreso incluído, pilotos de fórmula uno, empresarios conocidos y lo más granado de la burguesía barcelonesa.

Una cocina que gana en las preparaciones más clásicas, un servicio de alta escuela y muy profesional y – como corresponde – precios altos aunque por debajo de lo que cabría esperar. En definitiva, una de las mesas imprecindibles del país, heredera de esos grandes restaurantes de los que ya nos quedan tan pocos.

Ominoso dijo...

Carlos, Lagerun,
Gracias. He pedido opciones y presupuesto a los dos.
Ya os contare.

Licenciado Vladimiro dijo...

Buena crónica, Espeto.

Esperamos con ansia tu crítica de Dos Palillos. Entiendo que te gustó mucho, pero aquí hay gente que no le tiene demasiado aprecio.

emiliano dijo...

Menudo tocho, Espeto.

LaIna dijo...

Muy buena la pizza de MasCalzone (sucursal en Padilla con servicio a Domicilio). Paso a nº 2 tras Píccolo.

Carlos dijo...

Suscribe el comentario de ayer de Lagerun sobre el Salón Gourmets. Más allá de alguna novedad curiosa -me han llamado la atención unas patatas aromatizadas antes de ser cocinadas-, no había casi nada que no estuviera visto.

Volvía a casa pensando si no habrá cambiado el canal de distribución. Si no será perder el tiempo exponer en un sitio concreto, cerca de unos pocos tan sólo, cuando internet está ahí, a un golpe de tecla para todo el mundo. Quizá yo esté en el extremo.

Lagerun dijo...

Carlos, imagino que la respuesta a esa pregunta la tienes. En mi opinión, más que un cambio en el canal de distribución, que es una realidad, los asistentes a este tipo de eventos son los ya consolidados a los que se la sopla gastarse una pasta en montar el chiringuito "porque hay que estar" a los que se les suma una cohorte de pijos pereza total como la niña esa tonta a la que todos conocemos que se dedica a montar catas inútiles al calor de su padre (o abuelo, que no sé muy bien ya lo que es) y algún otro necesitado (en el buen sentido de la palabra) que piensa (y ójala acierte) que su presencia le va a dar negocio.

Otro gran problema (alimentado por los organizadores) es permitir la entrada a no profesionales. Ayer el 'túnel del vino' parecía un botellón en los bajos de Moncloa.

Aunque por otro lado, si sólo fueran profesionales sería un absurdo, imagino, ya que están todos aburridos de ver las mismas caras cada año y de comprarse el chorizo, el queso y las anchoas los unos a los otros. Eso es como el que monta una empresa pensando que sus clientes van a ser sus amigos: una ruina y un rollo, vaya...

Carlos dijo...

Esos outsiders, Lagerun, tienen que entender cómo funcionará esto en el futuro. Creo de verdad que este no es el modelo. Pero yo soy un amateur que lo ve desde fuera, igual me equivoco.

Fartón dijo...

Carlos, en Cuenca, ahora mismo, Ars Natura, ¿no? El caso es que me apetecía conocer Raff...

Carlos dijo...

Fartón, Ars Natura es un restaurante de alta cocina, con un entorno privilegiado. Raff un bistró maravilloso, donde se come estupendamente. Diferentes, complementarios.

(siento ser políticamente correcto, pero es que lo veo así).

Lagerun dijo...

Yo tengo muy claro que el futuro es Internet, Carlos, sin descuidar las relaciones personales, of course.

Estos Salones, al menos en cuanto a formato, son ya (y ya es un tiempo pasado) algo obsoleto.

Que el Salón de Gourmets no ponga su foco en el e-commerce,...buuuffff...

Fartón dijo...

Cachis, no me ayudas nada... :) Si es que, sin conocerlos, estoy en las mismas...

angel dijo...

Kabuki Wellington sigue siendo un magnífico sitio para darse un homenaje...he dicho.

Jesús Fdez "El_Pollito" dijo...

Lagerun, Carlos estoy al 100% con vosotros. El e-commerce no es "otro canal" sino que es "el canal", sobre todo de la gran parte de productos que en estos saraos se exponen, en el que se tienen (o deben) que centrar las estrategias de las marcas a futuro. Y el que no sepa ver esto, las va a pasar canutas.

Hoy me he hartado de oir estrategias de banca basadas en Internet. Y si un sector tan paleolítico como éste ha sabido (o tenido que) evolucionar, lo que les espera a los demás...

Lagerun dijo...

Cuando en un salón de este tipo las atracciones estrella son el concurso de cortadores de jamón, el de abridores de ostras (tócate los huevos) o el tren de la bruja ese al que llaman 'túnel del vino' olvídate de todo lo demás.

Tenemos lo que nos merecemos.

Espeto dijo...

Emiliano, cuando termine de leer lo de Bogart te contesto. Ando liado entre el vigésimo segundo y el vigésimo tercer párrafo.

Desde que hago una parte de mi compra por internet he ganado en calidad y pago menos dinero que antes. Guerra al CI.

Licenciado, en breve la tienes. Te adelanto que me gustó mucho. Más aun que el de Berlín que ya me había gustado mucho. Su menú largo de 70 euros me parece incontestable. Ahora bien, entiendo que haya gente que no le vaya el tipo de comida o que en esa gama de precios quiera una mesa con mantel y camarero. Pero a mí me parece que si lo colocas al lado de otros asiáticos de grandes ciudades que utilizan un concepto parecido sale ganando por goleada.

Carlos dijo...

Y... colorín, colorado, pasamos a una plataforma nueva. Espero que os guste:losamigosdeligasalsas.wordpress.com.

JCM dijo...

Buenos días,

Como siempre, pidiendo. Estoy revisando todas las entradas, pero no encuentro recomendaciones en Viena.

Me podríais dar alguna, pls? Sería para un par de buenas cenas, algún sitio donde comer un buen Schnitzel...

Mil gracias por todos,
JCM

Joseph mar light dijo...

Vamos a parís en busca de un rico Saravin! ;)

NC dijo...

Hola Buen día, me gusta mucho tu Blog, contiene muy buena información, ¡Volveré!
http://nccocinaybano.com/blog/

Anónimo dijo...

After getting more than 10000 visitors/day to my website I thought your losamigosdeligasalsas.blogspot.com website also need unstoppable flow of traffic...

Use this BRAND NEW software and get all the traffic for your website you will ever need ...

= = > > http://get-massive-autopilot-traffic.com

In testing phase it generated 867,981 visitors and $540,340.

Then another $86,299.13 in 90 days to be exact. That's $958.88 a
day!!

And all it took was 10 minutes to set up and run.

But how does it work??

You just configure the system, click the mouse button a few
times, activate the software, copy and paste a few links and
you're done!!

Click the link BELOW as you're about to witness a software that
could be a MAJOR turning point to your success.

= = > > http://get-massive-autopilot-traffic.com